Brillante
El capitán Tomás Lezana, en plena acción. El santiagueño fue uno de los puntos altos en la descollante actuación de los argentinos. Crédito: Jaguares.

Brillante

En el cierre de la décima cuarta semana del Super Rugby, Jaguares obtuvo su quinto triunfo consecutivo tras vencer por 54-24 a Bulls, en el estadio José Amalfitani de Liniers. Bonus ofensivo del año, y nada menos que ante un rival directo en la puja por la clasificación a los cuartos de final. El viernes, ante Sharks, otra final en casa.

CocoAngel
Santiago Ángel

No fue tan sencillo encontrar un título para lo que generó la franquicia argentina en Vélez. Quien escribe pensó que no iba a ser fácil superar el nivel alcanzado en la gira por Australia y Nueva Zelanda. Pero los dirigidos por Mario Ledesma volvieron a evolucionar. Hoy, ante más de 11 mil espectadores que vibraron junto a ellos, dejaron la vara aún más alta. Fue, sin duda alguna, la mejor actuación de los últimos años. Y no sería descabellado garantizar que no hubo un nivel superior al de hoy desde que la mayoría de los jugadores consiguieron el cuarto puesto en el Mundial de Inglaterra, en 2015, pero con la indumentaria de los Pumas.

En esta fría tarde-noche en el barrio porteño de Liniers, Jaguares provocó que las gradas olvidaran los temblores propios generados por las bajas temperaturas. Y no fueron de menor a mayor, sino que lograron algo sumamente complicado para cualquier equipo en la élite: mantener el ritmo durante ochenta minutos. Y así fue, ya que desde el inicio fueron punzantes con la defensa y clínicos en ataque.

Algunos, a través de las redes sociales y foros rugbísticos, dijeron que “jugaron como un equipo neozelandés: eficaz cada vez que pasó la mitad de la cancha”. Y no es una expresión desacertada. Con Tomás Lezana como capitán, el representativo de la UAR se fortaleció a partir del tackle y edificó con cada visita que tuvo en campo rival.

Colectivamente, lo más destacado fue, sin duda alguna, la mentalidad con la que el dueño de casa afrontó este encuentro crucial. No tuvieron lagunas mentales y eso, a la hora del balance, explica por qué se ganó con tanta holgura. El lineout (9 de 10 ganados con reposición propia y, además, dos robados) y el scrum (7 de 7), las dos formaciones fijas que en la previa eran esenciales, finalmente también resultaron ser vitales para seguir en este cuento de hadas que semana a semana parece mutar hacia una historia real. Y solo se concedieron siete penales, una cifra muy baja teniendo en cuenta lo indisciplinado que era este equipo al comienzo de este temporada y, principalmente, en los dos primeros años.

Desde lo individual es complejo decir quiénes sobresalieron. La realidad es que todos han estado a la altura de las circunstancias -NdR: Leonardo Senatore, de buenos rendimientos en Oceanía, fue el único que no entró desde el banco-. Si uno debe hacer un podio, tal vez el primer lugar se lo haya llevado Marcos Kremer, de bestial labor en el contacto. Detrás de él, Nicolás Sánchez -NdR: post noviembre será jugador del Stade Français- y Bautista Delguy, autor de dos de los siete tries.

Ahora comenzará el “operativo Sharks”. El viernes, cuando el reloj marque las 16:45, la celebración por el aniversario número 208 de la Revolución de Mayo tendrá, además de los colores celeste y blanco, el negro y el naranja: nuevamente en Buenos Aires, Jaguares, que hasta aquí está segundo en la Conferencia Sudafricana gracias a sus 29 unidades, estará cara a cara con Sharks, que tiene un punto menos. Otra ardua batalla en busca de los playoffs. ¿Veremos otra obra brillante de los argentinos?

Síntesis del partido:

Jaguares (54): 15- Emiliano Boffelli; 14- Bautista Delguy; 13- Matías Orlando y 12- Jerónimo de la Fuente; 11- Sebastián Cancelliere; 10- Nicolás Sánchez y 9- Gonzalo Bertranou; 8- Javier Ortega Desio, 7- Marcos Kremer y 6- Tomás Lezana (C); 5- Tomás Lavanini y 4- Guido Petti; 3- Nahuel Tetaz Chaparro, 2- Agustín Creevy y 1- Santiago García Botta.

Ingresaron: 16- Julián Montoya, 17- Javier Díaz, 18- Santiago Medrano, 19- Matías Alemanno, 21- Martín Landajo, 22- Bautista Ezcurra y 23- Juan Cruz Mallía.

No ingresó: 20- Leonardo Senatore.

Amonestado: ST 36’ Juan Cruz Mallía.

Entrenador: Mario Ledesma.

Bulls (24): 15- Warrick Gelant; 14- Travis Ismaiel; 13- Jesse Kriel y 12- Handré Pollard (C); 11- Johnny Kotzé; 10- Manie Libbok y 9- Ivan van Zyl; 8- Marco van Staden, 7- Thembelani Bholi y 6- Roelof Smit; 5- RG Snyman y 4- Jason Jenkins; 3- Conraad van Vuuren, 2- Adriaan Strauss y 1- Trevor Nyakane.

Ingresaron: 16- Jaco Visagie, 17- Nqobisizwe Mxoli, 18- Frans van Wyk, 19- Hendre Stassen, 20- Nic de Jager, 21- André Warner, 22- JT Jackson y 23- Divan Rossouw.

Entrenador: John Mitchell.

Puntos en el primer tiempo: 7’ Try de Nicolás Sánchez convertido por él mismo (Jaguares 7-0 Bulls). 11’ Try de Warrick Gelant convertido por Handré Pollard (Jaguares 7-7 Bulls). 14’ y 18’ Penales de Nicolás Sánchez (Jaguares 13-7 Bulls). 37’ Penal de Handré Pollard (Jaguares 13-10 Bulls). 40’ Try de Bautista Delguy convertido por Nicolás Sánchez (Jaguares 20-10 Bulls).

Puntos en el segundo tiempo: 5’ Penal de Nicolás Sánchez (Jaguares 23-10 Bulls). 7’ y 14’ Tries de Marcos Kremer y Bautista Delguy convertidos por Nicolás Sánchez (Jaguares 37-10 Bulls). 21’ Try de Matías Orlando (Jaguares 42-10 Bulls). 30’ Try de Nic de Jager convertido por Manie Libbok (Jaguares 42-17 Bulls). 33’ Try de Sebastián Cancelliere (Jaguares 47-17 Bulls). 38’ Try de André Warner convertido por Manie Libbok (Jaguares 47-24 Bulls). 40’ Try de Emiliano Boffelli convertido por Nicolás Sánchez (Jaguares 54-24 Bulls).

Árbitro: Federico Anselmi (Argentina).

Jueces de touch: Pablo Deluca (Argentina) y Paul Williams (Nueva Zelanda).

Asistente de video: Santiago Borsani (Argentina).

Estadio: José Amalfitani (Liniers).




 

VAVEL Logo