Amargura e incógnitas
En acción, Ramiro Moyano. El tucumano ha sido, sin duda alguna, una de las grandes cartas ofensivas de Pumas y Jaguares en este 2018. Crédito: Ashley Western/UAR.

Amargura e incógnitas

En el mítico Twickenham de Londres, los Pumas, con mayoría de habituales relevos y nuevas caras, cerraron su gira por Europa sin éxitos tras caer por 38-35 ante los Barbarians, tras desperdiciar una ventaja de veintiún puntos. Joaquín Díaz Bonilla, uno de los más destacados. De esta manera, se acabó el año para nuestro rugby profesional.

cocoangel
Santiago Ángel

Si bien duele por cómo se consumó el resultado, la realidad indica que este juego, sin importar el ganador, para la Argentina equivalía a probar jugadores. Lo numérico no iba a tener relevancia, aunque, al fin y al cabo, sí molestó por lo que fue el partido en sí. Los dirigidos por Mario Ledesma, sin gran parte de sus grandes figuras, habían dominado sin demasiados sobresaltos hasta el fin del encuentro, cuando el combinado de estrellas internacionales logró reponerse y dar vuelta el tanteador con un drop de Elton Jantjies a menos de dos minutos para que se baje el telón.

¿Cómo se gestó el 38-35 final? Al igual que contra Australia, en Salta, ciudad en la que desperdiciaron un 31-7 a favor, el factor mental fue clave. Esta vez, con nula presión, dejaron que se esfumen los tres tries de diferencia que hubo por momentos entre un equipo y otro. Además, como segundo motivo en el orden de importancia, la indisciplina. En total, el máximo selectivo de la UAR cometió diecisiete penales, una cifra muy elevada dentro de la élite. El scrum, como a lo largo de toda la temporada, volvió a ser un problema ante pilares de experiencia como Trevor Nyakane, el capitán Wyatt Crockett (quien se retiró tras el pitazo final del irlandés John Lacey, otro que también se despidió a nivel profesional) y, posteriormente, con las presencias de Steven Kitshoff, también habitué en las nóminas de los Springboks, y del georgiano Anton Peikrishvili. ¿Y dentro de lo positivo? Entre lo mejor que tuvo la actuación albiceleste en la capital inglesa sobresalen dos jugadores: Joaquín Díaz Bonilla, quien acertó el 100 % de sus envíos a las haches y fue clave para darle juego a los tres cuartos, y Ramiro Moyano, uno de los más destacados del año tanto en el seleccionado nacional como con la indumentaria de Jaguares en el Super Rugby. Colectivamente, exceptuando las buenas conquistas, no mucho más. La tercera línea, uno de los tantos puntos altos en este 2018, volvió a estar por debajo de lo esperado, al igual que en los encuentros los traspiés con Francia, en Lille, y Escocia, en Edimburgo.

De todos modos, no debe hacerse un intenso hincapié en este encuentro en particular. A esta altura de las circunstancias, con el calendario ya concluido, llegó la hora del análisis. Este plantel, con un clímax bien marcado, que fue en la gira por Oceanía donde con la camiseta de Jaguares consiguieron la heroica tarea de retornar a Buenos Aires con cuatro victorias en igual cantidad de cotejos (incluidos los festejos sobre Blues y Chiefs, en Nueva Zelanda) y que continuó con los dos convincentes triunfos ante Bulls y Sharks, en Vélez, nunca fue regular. Tal vez, solo tal vez, el mejor momento en cuanto a equilibrio se dio tras la desastrosa ventana de junio que acabó con la gestión de Daniel Hourcade en los Pumas. A partir de allí, entre julio y octubre, este grupo de jugadores logró clasificarse a los playoffs del Super Rugby por primera vez en la historia de la franquicia argentina creada en 2016 y, tras la culminación de dicho certamen, doblegaron a Sudáfrica, en Mendoza, y a los Wallabies, en Gold Coast, además de haber jugado un buen partido en el tropezón contra los All Blacks, en Nelson. ¿A partir de cuándo se dio el pronunciado declive? Desde los segundos cuarenta minutos en el Padre Martearena de Salta. Allí, con 24 puntos separando a la Argentina de Australia, el XV que por aquel entonces capitaneaba por Agustín Creevy armó los bolsos en el entretiempo y salió a jugar la etapa final con pánico, lo cual generó que la visita, increíblemente, termine llevándose el cruce por 45-34.

Ahora llegará el momento de las tan merecidas vacaciones. El primer año de Ledesma y su staff ya es historia. El balance, según la visión de quien escribe este artículo, es ampliamente positivo, sin contar, obviamente, lo ocurrido en el viejo continente. Hay motivos de sobra para creer en el trabajo que están realizando el exhooker de los Pumas con Nicolás Fernández Miranda y Gonzalo Quesada como manos derechas. Quesada, justamente, será el encargado de tomar la posta en la temporada que se avecina en el Super Rugby. El ganador del Olimpia de Oro 1999 debutará el sábado 16 de febrero, en el José Amalfitani, con Lions como adversario. Tras los primeros ochenta minutos, Bulls y Blues aparecerán en el camino, nuevamente en tierra porteña. Una vez finalizado el duelo con los de Auckland, será momento de volar por primera vez en el 2019. El destino será Sudáfrica, mientras que Lions, otra vez, y Stormers asomarán en el horizonte. Esos cinco primeros obstáculos serán cruciales para comenzar a forjar una mente ganadora, y más si se tiene en cuenta cómo suelen rendir estos muchachos cuando los números finales les sonríen.

Hoy, a dos meses y medio de retornar a la actividad profesional, reinan la amargura y las incógnitas. ¿Qué pasará con el “cepo” a los europeos”? ¿Se les dará la posibilidad de ser evaluados durante la versión reducida del Rugby Championship que se celebrará en julio y agosto? ¿Cómo llegarán a la Copa Mundial que se disputará en Japón entre septiembre y noviembre?  En menos de un año, estas tres preguntas serán contestadas. ¡A esperar el año mundialista!

Síntesis del partido:

Barbarians (38): 15- Jack Debreczeni; 14- Tommaso Benvenuti; 13- Tom English y 12- Damian de Allende; 11- Aphiwe Dyantyi; 10- Handré Pollard y 9- Leon Fukofuka; 8- Juan Manuel Leguizamón, 7- Pieter-Steph du Toit y 6- Siya Kolisi; 5- Lood de Jager y 4- Luke Jones; 3- Trevor Nyakane, 2- Schalk Brits y 1- Wyatt Crockett (C).

Ingresaron: 16- Malcolm Marx, 17- Steven Kitshoff, 18- Anton Peikrishvili, 19- Sikhumbuzo Notshe, 20- Jordan Taufua, 21- Frank Lomani, 22- Elton Jantjies y 23- Jesse Kriel.

Entrenador: Rassie Erasmus.

Argentina (35): 15- Juan Cruz Mallía; 14- Sebastián Cancelliere; 13- Matías Orlando y 12- Bautista Ezcurra; 11- Ramiro Moyano; 10- Joaquín Díaz Bonilla y 9- Martín Landajo; 8- Rodrigo Bruni, 7- Tomás Lezana y 6- Pablo Matera (C); 5- Matías Alemanno y 4- Guido Petti; 3- Santiago Medrano, 2- Julián Montoya y 1- Juan Pablo Zeiss.

Ingresaron: 16- Agustín Creevy, 17- Mayco Vivas, 18- Lucio Sordoni, 19-Tomás Lavanini, 20- Santiago Grondona, 21- Tomás Cubelli, 22- Jerónimo de la Fuente y 23- Santiago Carreras.

Entrenador: Mario Ledesma.

Puntos en el primer tiempo: 2´ Try de Juan Manuel Leguizamón convertido por Handré Pollard (Barbarians 7-0 Argentina). 9´, 16´, 19´ y 23´ Tries de Matías Orlando, Ramiro Moyano, Pablo Matera y Sebastián Cancelliere convertidos por Joaquín Díaz Bonilla (Barbarians 7-28 Argentina). 33´ Try-penal (Barbarians 14-28 Argentina).

Puntos en el segundo tiempo: 8´ Try de Siya Kolisi convertido por Handré Pollard (Barbarians 21-28 Argentina). 15´ Try de Julián Montoya convertido por Joaquín Díaz Bonilla (Barbarians 21-35 Argentina). 18´ y 35´ Tries de Damian de Allende y Lood de Jager convertidos por Handré Pollard (Barbarians 35-35 Argentina). 38´ Drop de Elton Jantjies (Barbarians 38-35 Argentina).

Árbitro: John Lacey (Irlanda).

Jueces de touch: Karl Dickson (Inglaterra) y Ben Whitehouse (Gales).

Asistente de video: Andrew McMenemy (Escocia).

Estadio: Twickenham (Londres).

VAVEL Logo