Madurez e identidad
¡Festeje, Erre! Cancelliere celebra su try, el primero los tres que apoyó Jaguares en esta performance. Crédito: EFE/Juan Ignacio Roncoroni. 

Madurez e identidad

Sin brillo pero con muchísima actitud, Jaguares sacó adelante un encuentro durísimo. En el cierre de la undécima semana del Super Rugby, fue 20-15 sobre Brumbies, en Vélez. De esta manera, la franquicia argentina, que había ganado sus dos partidos en la reciente gira por Sudáfrica, vuelve a ponerse en puestos de clasificación. El próximo sábado, a las 16:40 y nuevamente en Liniers, el rival será Stormers.

cocoangel
Santiago Ángel

Aplomo. Carácter. Personalidad. Inteligencia. Estas cuatro palabras definen lo que fue la producción de Jaguares en su vuelta al Estadio José Amalfitani. Allí, los dirigidos por Gonzalo Quesada obtuvieron el quinto triunfo de la temporada y el tercero en condición de local -NdR: previamente habían doblegado a Bulls, tanto en casa como en rodeo ajeno, y también a Blues, en Buenos Aires, y Sharks, en Durban-. ¿Cuál fue la clave del éxito? La defensa, una vez más. A partir de la muralla construida a base de tackles ofensivos y certeros, el representativo de la UAR sacó adelante un cotejo sumamente complejo ante un adversario que enfoca su estrategia en el trabajo de sus cinco jugadores de adelante: James Slipper (o Scott Sio), Folau Fainga’a, Allan Alaalatoa, Sam Carter y Rory Arnold. Pero los borraron del mapa.

Con un ataque tambaleante producto de una férrea pared generada por los australianos, los capitaneados por Jerónimo de la Fuente tuvieron que centralizar su juego en el trabajo sin pelota. Y es allí cuando más lastimaron: si bien la estadística muestra que Jaguares tuvo un 53 % de posesión, la llave del éxito estuvo en lo que hicieron sin la guinda entre sus manos. Fundamentalmente en los diez minutos en los cuales Marcos Kremer estuvo fuera del campo de juego por tarjeta amarilla (de los 25’ a los 35’ del complemento). Allí se cerró el círculo. Fue en ese preciso momento en el cual se terminó de sellar el 20-15 final. El golpe psicológico fue durísimo para unos Brumbies que durante ese lapso de tiempo con mayoría en cancha habían amenazado con aterrizar en el ingoal contrario por tercera vez en la tarde-noche porteña -NdR: anteriormente lo habían conseguido gracias a Fainga’a y Tom Banks. Ambos durante el primer tiempo-.

Entre tanta algarabía por lo conseguido, que no es poco teniendo en cuenta la extrema paridad actual en la Conferencia Sudafricana -NdR: Jaguares tiene 23 puntos, tres menos que Sharks. En el medio de ambos, Bulls, con 24. Detrás de los tres mencionados, Stormers, con las mismas unidades que los Jags pero con un peor diferencial y mayor cantidad de juegos disputados, y Lions, con 22-, debemos quedarnos con un mensaje: nuestros muchachos, sin techo en lo que respecta a lo individual, finalmente se han convertido en un verdadero equipo, que es lo que anduvieron buscando durante los últimos cuatro años. Pueden ganar o perder. Eso, que a veces genera alegrías y que en otras ocasiones provoca tristezas, resulta anecdótico teniendo el cuenta el proceso que comenzó en enero del 2018 con la llegada de Mario Ledesma (actual mandamás de los Pumas), para luego ser reemplazado por Quesada. Actualmente, con la “locura” y el “trabajo” como insignias, han logrado tener lo que insaciablemente anhelaron: una identidad. Costó, pero lo lograron. A veces, con muy buen rugby; otras, con la defensa como bandera, sin muchas luces en el pasamanos e indisciplinados. Lo que sí no depende de un “a veces” es la entrega. Este plantel, ya con dos temporadas de trabajo serio, está dando el 100 % de lo que tiene. Con puntos más altos y otros más bajos, pero se esfuerzan al máximo. En esta ocasión, frente a los de Canberra, con Tomás Lavanini, Pablo Matera, Tomás Cubelli, Tomás Lezana y Agustín Creevy como banderas. Pero no se sorprendan si el sábado que viene, con Stormers como objetivo a derribar, los flashes se los terminan ganando otros nombres. Jaguares, con nueve partidos disputados en este 2019, ya se caracteriza por su madurez e identidad. Bravo, chicos.

Síntesis del partido:

 

Jaguares (20): 15- Emiliano Boffelli; 14- Sebastián Cancelliere; 13- Matías Orlando y 12- Jerónimo de la Fuente (C); 11- Santiago Carreras; 10- Domingo Miotti y 9- Tomás Cubelli; 8- Tomás Lezana, 7- Marcos Kremer y 6- Pablo Matera; 5- Tomás Lavanini y 4- Guido Petti; 3- Santiago Medrano, 2- Agustín Creevy y 1- Nahuel Tetaz Chaparro.

Ingresaron: 16- Julián Montoya, 17- Mayco Vivas, 18- Enrique Pieretto, 19- Rodrigo Bruni, 20- Javier Ortega Desio, 21- Felipe Ezcurra y 23- Juan Cruz Mallía.

No ingresó: 22- Bautista Ezcurra.

Amonestado: ST 25´ Marcos Kremer.

Entrenador: Gonzalo Quesada.

Brumbies (15): 15- Tom Banks; 14- Henry Speight; 13- Tevita Kuridrani y 12- Tom Wright; 11- Toni Pulu; 10- Christian Leali’ifano y 9- Matt Lucas; 8- Pete Samu, 7- Tom Cusack y 6- Jahrome Brown; 5- Sam Carter y 4- Rory Arnold; 3- Allan Alaalatoa, 2- Folau Fainga’a y 1- James Slipper.

Ingresaron: 16- Connal McInerney, 17- Scott Sio, 18- Leslie Leulua, 19- Darcy Swain, 20- Murray Douglas, 21- Joe Powell, 22- Andy Muirhead y 23- Irae Simone.

Entrenador: Dan McKellar.

Puntos en el primer tiempo: 2´ Try de Sebastián Cancelliere (Jaguares 5-0 Brumbies). 6´ Try de Folau Fainga’a (Jaguares 5-5 Brumbies). 19´ Try de Tom Banks convertido por Christian Leali’ifano (Jaguares 5-12 Brumbies). 30´ Try de Matías Orlando convertido por Domingo Miotti (Jaguares 12-12 Brumbies). 34´ Try de Agustín Creevy (Jaguares 17-12 Brumbies). 40´ Penal de Christian Leali’ifano (Jaguares 17-15 Brumbies).

Puntos en el segundo tiempo: 21´ Penal de Domingo Miotti (Jaguares 20-15 Brumbies).

Árbitro: Marius van der Westhuizen (Sudáfrica).

Jueces de touch: AJ Jacobs (Sudáfrica) y Federico Anselmi (Argentina).

Asistente de video: Santiago Borsani (Argentina).

Estadio: José Amalfitani (Liniers).

VAVEL Logo