Torneo de las Seis Naciones 2016: Francia y Escocia, con el foco puesto en los primeros planos de la élite

A un día del comienzo del torneo más importante de Europa, VAVEL continúa con la guía. En este caso, Les Blues y El Cardo son los protagonistas, dos seleccionados que en los últimos tiempos han perdido protagonismo. Historia en la competición, últimos antecedentes, participación en la Copa Mundial de Inglaterra 2015 y más.

Torneo de las Seis Naciones 2016: Francia y Escocia, con el foco puesto en los primeros planos de la élite
Crédito: Yahoo News

Y todo vuelve a comenzar. La temporada 2016 comienza a tomar color. Los jugadores están listos para un nuevo año que, a priori, será trascendental para el hemisferio norte, ya que en este Seis Naciones, los seleccionados europeos deberán rendir examen. Los seis participantes de esta competición saben que lo ocurrido meses atrás, en Inglaterra, fue un fiel reflejó de su realidad. En fin, de la realidad del rugby mundial. Quedó en evidencia que mitad del planeta avanzó, y cual se estancó. La de abajo -en referencia al hemisferio sur-, comandada por los cuatro participantes del Rugby Championship, festejó y ofreció un show de alto voltaje en cada una de las funciones disponibles. Los miembros de la SANZAAR -Sudáfrica, Nueva Zelanda, Australia y Argentina- pisaron fuerte en el viejo continente. Ante la sorpresa de propios y ajenos, los sureños consiguieron una verdadera proeza al ocupar los cuatro cupos de semifinales, situación que difícilmente se vuelva a repetir.

Para los del norte, febrero y marzo del 2016 serán dos meses en los que habrá que hacer borrón y cuenta nueva. Tanto Francia como Escocia, los dos elencos a tratar en esta ocasión, tendrán que sacar a relucir su mejor versión si es que realmente desean retornar a los primeros puestos del ranking de la World Rugby. Los galos, que cuentan con la flamente incorporación de Guy Novés, su head coach a partir de este sábado, actualmente ocupan la séptima plaza dentro del escalafón. Los de Gran Bretaña, por su parte, están novenos.

Francia, por la redención

Historia en el torneo: los tres veces finalistas de la RWC -en Nueva Zelanda, en dos oportunidades: 1987 y 2011. La restante fue en Gales 1999- se quedaron con el trofeo en cinco ocasiones, hecho que los convirtió en el país con mayor cantidad de títulos en el Seis Naciones -Inglaterra y Gales tienen cuatro coronas. Irlanda, en cambio, tiene tres copas en su vitrina-. Los franceses se quedaron con el título en las ediciones 2002, 2004, 2006, 2007 y 2010. Doce meses atrás - en el certamen que concluyó con un nuevo éxito de Irlanda, el segundo de manera consecutiva-, Francia solamente pudo rescatar un cuarto puesto, apenas por delante de Italia y Escocia que, a priori, son los dos equipos menos poderosos del sexteto.

Copa Mundial de Inglaterra 2015: en la última versión de la Copa William Webb Ellis, que tuvo a veinte seleccionados en batalla entre septiembre y octubre, los pupilos de Philippe Saint-André -predecesor de Novés- fueron parte del Grupo D, en compañía de Irlanda, Italia, Canadá y Rumania. En sus cuatro primeras presentaciones a lo largo y ancho del Reino Unido, el saldo para Thierry Dusautoir -capitán- y sus compañeros fue más que positivo: tres victorias y una sola caída, ante El Trébol. Más allá de haber logrado el objetivo -clasificar-, esta derrota tuvo un costo letal para los europeos. No precisamente por el hecho en sí, sino por quien fue su adversario en los cuartos de final: Nueva Zelanda. En dicho cruce, celebrado en el Millennium Stadium -que en el presente lleva el nombre de Principality Stadium-, los All Blacks acabaron con la esperanza del pueblo francés. Allí, un recinto repleto de coterráneos, fue derrota por un contundente e histórico 62-13. Sin duda alguna, este no fue el cierre que el plantel y el staff esperaben pero que, por lo tanto, sirvió para ejecutar cambios radicales en la estructura del primer representativo de la Federación Francesa de Rugby (FFR).

Entrenador: Guy Novés. Pedido por los medios locales. Aclamado por el público. Finalmente, tras muchos rumores sobre su posible desembarco en Les Blues, el ex mandamás de Toulouse firmó contrato con la entidad madre del rugby de su país y, en consecuencia, estará al mando de Francia durante las cuatro próximas temporadas. Durante su paso por el actual club de Patricio Albacete, Novés consiguió 18 títulos, entre los que sobresalen nueve Top 14 y cuatro Copa de Campeones de Europa.

Su capitán: Guilhem Guirado. Vaya responsabilidad -linda- que tiene al alcance de su mano el hooker de Toulon. Deberá llevar las riendas de un plantel que afrontará la era post Dusautoir, quien finalmente se retiró del representativo nacional. El ídolo del Perpignan, entidad en la cual pasó nueve años (2005 a 2014), se pondrá la cinta de líder con tan solo 38 caps internacionales bajo el brazo. Pergaminos, para tomar la posta de Francia, le sobran. La gran pregunta es: ¿Podrá manejar el siempre díficil y convulsionado vestuario del pentacampeón? La respuesta la conoceremos con el correr de los días.

Plantel: 

Forwards: Camille Chat (hooker. Racing 92), Guilhem Guirado (hooker. Toulon), Uini Atonio (pilar. La Rochelle), Eddy Ben Arous (pilar. Racing 92), Vincent Pelo (pilar. La Rochelle), Jefferson Poirot (pilar. Bourdeaux-Bégles), Rabah Slimani (pilar. Stade Francais), Alexandre Flanquart (segunda línea. Stade Francais), Paul Jedrasiak (segunda línea. Clermont-Auvergne), Yoann Maestri (segunda línea. Toulouse), Sébastian Vahaamahina (segunda línea. Clermont-Auvergne), Antoine Burban (tercera línea. Stade Francais), Yacouba Camará (tercera línea. Toulouse), Kevin Gourdon (tercera línea. La Rochelle), Wenceslas Lauret (tercera línea. Racing 92), Bernard le Roux (tercera línea. Racing 92), Damien Chouly (octavo. Clermont-Auvergne) y Louis Picamoles (octavo. Toulouse).

Backs: Sébastien Bezy (medio-scrum. Toulouse), Maxime Machenaud (medio-scrum. Racing 92), Morgan Parra (medio-scrum. Clermont-Auvergne) y Baptiste Serin (medio-scrum. Bourdeaux-Bégles), Jean-Marc Doussain (apertura. Toulouse), Jules Plisson (apertura. Stade Francais), Jonathan Danty (centro. Stade Francais), Alexandre Dumoulin (centro. Racing 92), Gael Fickou (centro. Toulouse), Wesley Fofana (centro. Clermont-Auvergne), Rémi Lamerat (centro. Castres Olympique), Maxime Mermoz (centro. Toulon), Hugo Bonneval (wing. Stade Francais), Benjamin Fall (wing. Montpellier), Maxime Médard (wing. Toulouse), Marvin O'Connor (wing. Montpellier), Teddy Thomas (wing. Racing 92), Virimi Vakatawa (wing. Francia Sevens) y Scott Spedding (fullback. Clermont-Auvergne).

Si Guilhem Guirado y Guy Novés logran mantener un clima agradable dentro del plantel, Francia estará para pelear grandes cosas en este Torneo de las Seis Naciones. ¿Calidad? Hay, sin dudas. ¿Staff? También. ¿Qué falta? Todo, tácticamente hablando. Saint-André dejó un equipo en la ruina, en lo que respecta a lo deportivo. Para levantar los escombros y comenzar a edificar un sólido futuro, Novés tendrá que apelar al juego ofensivo, algo necesario en el rugby moderno. Si Francia logra dejar en el olvido aquella nula propuesta de ataque llevada a cabo por Saint-André, las chances de triunfar aumentarán significativamente. El camino es largo, pero hay material para volver a los primeros planos.

Escocia, en busca del gran golpe

Historia en el torneo: junto a Italia, son los dos únicos elencos que jamás se han quedado con el título. Los escoceses han quedado en la última colocación en el 2004, 2007, 2012 y 2015. En esta última aparición, los dirigidos por el neozelandés Vern Cotter cayeron en sus cinco partidos. En ese 2015, la caída más resonante -y dolorosa- se dio ante la escuadra itálica, nada menos que en Murrayfield, uno de los estadios más importantes del planeta ovalado. 

Copa Mundial de Inglaterra 2015: aquí apareció la mejor versión de Escocia, nada menos que en la casa de su primo hermano. Durante ese mes y medio que duró la octava edición del evento más importante de este deporte. En la Zona C, que tuvo como oponentes a Sudáfrica, Samoa y Estados Unidos, el XV capitaneado por Greig Laidlaw tuvo una buena performance, al quedarse con tres de los cuatro partidos disputados. Su único verdugo fue el represenante de la SANZAAR, que luego terminó consiguiendo el tercer escalón del podio. En cuartos de final, Cotter, Laidlaw y compañía estuvieron cara a cara con Australia, seleccionado que provocó su eliminación tras un ajustado y polémico 35-34 que se definió recién en el minuto 79, mediante un penal convertido por Bernard Foley.

Entrenador: Vern Cotter. El ex entrenador Clermont-Auvergne, club en el que prestó servicio durante ocho años, goza de buen presente. Esto se debe a la evidente mejoría de sus conducidos que, en definitiva, se trasladó a los resultados. Más allá de que el climax se produjo durante la Copa del Mundo, Cotter tiene en claro que el trabajo en grupo es el único medio posible para seguir avanzando en busca de sus objetivos. Agrandar la base y mejorar el sistema ofensivo han sido dos premisas para el océanico y sus asistentes, algo que finalmente han alcanzado. Con el pasar de las convocatorias, Cotter logró introducir jugadores no tan conocidos dentro del rugby internacional. Jugadores como Sam Hidalgo-Clyne, Finn Russell y Stuart Hogan son, tan solo, algunos de los nombres que han logrado dar un salto de calidad bajo sus ordenes.

Su capitán: Greig Laidlaw. Líder dentro y fuera del campo de juego. Un fuera de serie. Un distinto. Para muchos, uno de los tres mejores jugadores dentro de su puesto. Para otros, un ejemplo de perseverancia. Ni siquiera quedó entre los convocados para el Mundial de Nueva Zelanda, hace poco más de cuatro años. Tampoco estuvo en Francia 2007. Es por esto dos motivos y por sus 30 años de edad, que aun resulta increíble como el oriundo de Edimburgo se ha ganado un lugar en el plantel. En lo rugbístico, Laidlaw se caracteriza por su agilidad y un juego completo, tanto en ataque como en defensa. Otra de sus principales cualidades es la patada a los palos. Tal es así, que se ha adueñado de los envíos a las haches, aun con jugadores como Russell, Jackson o Weir dentro de la nómina.

Plantel:

Forwards: Ross Ford (hooker. Edimburgo), Pat MacArthur (hooker. Glasgow Warriors), Stuart McInally (hooker. Edimburgo), Alex Allan (pilar. Glasgow Warriors), Alasdair Dickinson (pilar. Edimburgo), Zander Fagerson (pilar. Glasgow Warriors), Moray Low (pilar. Exeter Chiefs, Inglaterra), WP Nel (pilar. Edimburgo), Gordon Reid (pilar. Glasgow Warriors), Rory Sutherland (pilar. Edimburgo), Jonny Gray (segunda línea. Glasgow Warriors), Richie Gray (Castres Olympique, Francia), Tim Swinson (segunda línea. Glasgow Warriors), Ben Toolis (segunda línea. Edimburgo), John Barclay (tercera línea. Llanelli Scarlets), Blair Cowan (tercera línea. London Irish, Inglaterra), Chris Fusaro (tercera línea. Glasgow Warriors), John Hardie (tercera línea. Edimburgo), Josh Strauss (tercera línea. Glasgow Warriors), Hamish Watson (tercera línea. Edimburgo), Adam Ashe (octavo. Glasgow Warriors) y Dave Denton (octavo. Bath, Inglaterra).

Backs: Sam Hidalgo-Clyne (medio-scrum. Edimburgo), Greig Laidlaw (medio-scrum. Gloucester, Inglaterra), Finn Russell (apertura. Glasgow Warriors), Duncan Weir (apertura. Glasgow Warriors), Mark Bennett (apertura. Glasgow Warriors), Alex Dunbar (centro. Glasgow Warriors), Peter Horne (centro. Glasgow Warriors). Matt Scott (centro. Edimburgo), Duncan Taylor (centro. Saracens, Inglaterra), Sean Lamont (wing. Glasgow Warriors), Sean Maitland (wing. London Irish, Inglaterra), Tommy Seymour (wing. Glasgow Warriors), Tim Visser (wing. Harlequins, Inglaterra), Stuart Hogg (fullback. Glasgow Warriors) y Rudaridh Jackson (fullback. Wasps, Inglaterra).

No hay que descartar una posible sorpresa. ¿Qué sería una sorpresa? Ver a Escocia peleando palmo a palmo el título junto a los grandes candidatos -Gales, Inglaterra e Irlanda-, algo que, a priori, no asoma como tan descabellado. Si El Cardo logra llevar a la práctica todo lo que funcionó durante su estadía en Inglaterra, será un escollo duro de roer.