La defensa, un aspecto que mejoró sustancialmente

En la caída ante Sharks por 25-22, en Liniers, Jaguares volvió a mostrar credenciales en el rubro defensivo. Más allá de la indisciplina, que volvió a ser uno de los principales atenuantes, los dirigidos por el rosarino Raúl Pérez se mostraron más efectivos en el tackle y no dejaron atacar a un rival que tampoco ofreció mucho en ataque.

La defensa, un aspecto que mejoró sustancialmente
Foto: Juan Martín Hernández intenta tacklear a un Willie le Roux próximo a jugar el pase en el contacto. Crédito: Prensa Jaguares/Gaspafotos

Un cambio sustancial. Poco más de dos semanas han pasado desde la visita a Tokio, donde Jaguares visitó a Sunwolves. Allí, además de la derrota, la defensa de los capitaneados por Agustín Creevy dejó señales de alarma. Las mismas, que tanto habían preoucapado, se disiparon anoche en Vélez. Allí, la franquicia argentina volvió a mostrar parte del ADN característico del rugby nacional: tackle bajo y pasión. Ambos ingrediantes fueron importantes para que Sharks, con una línea de tres cuartos que asusta las principales potencias del Super Rugby, no pudiese vulnerar la férrea defensa del elenco dueño de casa.

En la etapa inicial, los representantes de la UAR, una vez más, pecaron de inexpertos, lo cual derivó en doce puntos "regalados" al adversario debido a la falta de disciplina ante los embates de la visita. Luego, en la segunda mitad, los locales se fortaleciaron más aún y no permitieron ensayos en su ingoal. Los únicos tres puntos que recibieron fueron, en definitiva, la clave para destrabar un partido que parecía terminar en empate. 

Individualmente, Juan Martín Hernández se destacó con siete tackles. Matías Alemanno, de gran producción junto a Tomás Lavanini en la segunda línea, tuvo uno menos que el jugador surgido en Deportiva Francesa. De los ingreados, Lucas González Amorosino, crédito de Pucará, quedó con cinco. Entre los que menos acción tuvieron este rubro se encuentran Nicolás Sánchez y Joaquín Tuculet, con uno por lado, mientras que Santiago González Iglesias -reemplazante de Sánchez en los minutos finales- se fue del Estadio José Amalfitani sin placajes.

El próximo fin de semana, ante Lions en Johannesburgo, Jaguares deberá mantener lo hecho en el día de ayer. Si logran llevar a la práctica lo realizado ante el conjunto de Durban, tendrán mayores posibilidades de salir airosos del mítico Ellis Park. Allí, los albicelestes se encontrarán con un equipo que se asemeja más a un combinado neozelandés o australiano, principalmente por las variantes ofensivas.