Una nueva oportunidad de redimirse

Mañana, desde las 18:40, Jaguares buscará su tercer triunfo en esta primera aventura en el Super Rugby. El rival será Bulls, un equipo con chances de clasificar a los cuartos de final, pero que aterrizó en la Argentina sin varias de sus figuras. La cita será en el Estadio José Amalfitani de Liniers. Televisan ESPN 2 y ESPN 2 HD.

Una nueva oportunidad de redimirse
Foto: Captain´s Run en la Sede Pacheco del Club Champagnat. En acción, Pablo Matera, titular ante Bulls. Crédito: Gaspafotos (Prensa Jaguares).

Tras una decepcionante etapa inicial de campeonato, el elenco que conduce el rosarino Raúl Pérez volverá a ver acción tras el parate obligado por la ventana internacional de junio. El último partido de la franquicia perteneciente a la UAR se dio el pasado 27 de mayo, en Puerto Elizabeth, Sudáfrica. Allí, la escuadra nacional cayó por 29-22 ante Kings, el peor equipo del certamen que organiza SANZAAR.

Este sábado, a más de un mes de aquella dolorosa caída ante el elenco de Eastern Province -Unión a la que pertenece Kings-, Jaguares tendrá la posibilidad de volver a levantarse. Para lograr dicho objetivo, Agustín Creevy, capitán del equipo, y sus compañeros deberán cambiar el chip. No será fácil, eso queda claro. El plantel deberá dejar atrás lo hecho con Los Pumas, que, de hecho, no terminó con una sonrisa; el pasado sábado, en Tucumán, el selectivo argentino perdió 27-0 con Francia, lo cual significó la primera y única derrota en esta ventana internacional, luego de los dos éxitos previos -el primero, ante Italia. El segundo, frente a la mismísima Francia-, que sirvió para levantar la moral del grupo, aunque en el aspecto rugbístico no hubo mejoras sustanciales.

¿Qué deben mejorar los Jaguares de cara al choque en Vélez? Es una pregunta que abarca varias respuestas posibles. Si uno busca definirlo en una sóla palabra, la “cabeza” sería la indicada. ¿Por qué? El aspecto psicológico es, sin duda alguna, lo que marca la diferencia en la élite. Más allá de las destrezas, el aspecto físico y las distintas facetas del juego en sí, la parte mental juega un rol clave a la hora de inclinar la balanza de un lado u otro. Las caídas fueron la principal problemática para este grupo de jugadores, principalmente por cómo se dieron. Las decepciones en Japón -ante Sunwolves- y en el Nelson Mandela Bay Stadium -frente a Kings- fueron difíciles de asimilar y, principalmente, de digerir. Más allá de los constantes cachetazos que recibió la escuadra argentina, existen otros serios inconvenientes a resolver en el corto plazo, como, por ejemplo, la indisciplina, la defensa y las formaciones fijas. Hace siete días, en el Norte de nuestro país, el scrum Puma fue masacrado por el pack rival, mientras que en el line, primordial para que sea utilizado como plataforma de lanzamiento de juego, se llegaron a perder varias pelotas de forma consecutiva. Exceptuando lo ocurrido ante Les Bleus, el panorama en ambas formaciones es realmente negativo. Es más, hasta se los podría considerar un conflicto endémico, debido a que afecta a todos los representativos de la UAR, ya sea Jaguares, Pumas, Argentina XV o Pumitas.

En lo que respecta a la defensa, se ha notado cierta falta de actitud y compromiso en el tackle. Por último, las constantes infracciones, producto de la superioridad del adversario de turno y, en consecuencia, por la adversidad en el resultado, provocaron estragos. La situación fue tal que, en el cotejo que tuvo a Kings como oponente, la escuadra visitante terminó el partido con 12 jugadores, debido a dos expulsiones -Ramiro Herrera y Tomás Lavanini- y un amonestado -Tomás Lezana-.

En definitiva, para volver a sonreír, Jaguares debe volver a las bases, más precisamente al tan mencionado “ABC del rugby”. El XV de Pérez y compañía deberá hacerse fuerte en el contacto y, cuando lo amerite, utilizar a los tres cuartos para quebrar la defensa de la franquicia con base en Pretoria. Otra cuestión que aún pende de un hilo es el factor climático. ¿Lloverá en Buenos Aires? Esto, principalmente, incide en el plan de juego que se llevará a cabo durante los ochenta minutos. Aquí se verá la impronta del staff técnico. ¿Habrá una alternativa si el clima no es el esperado? Eso, decididamente, quedará reflejado en el resultado final.

¿Cómo llegan?

Jaguares, sexto en la Conferencia Sudafricana, vuelve al ruedo luego de tan sólo dos triunfos -Cheetahs, en Bloemfontein, y Kings, en Buenos Aires- en doce actuaciones. Para este juego, el cuarteto compuesto por Pérez, Raúl Gaitán, Felipe Contepomi y José Pellicena saldrá a la cancha con dos variantes con relación al XV inicial de Los Pumas que jugó el pasado 25 de junio, en el Estadio Monumental José Fierro, hogar de Atlético Tucumán. Entre los delanteros, Juan Manuel Leguizamón reemplazará a Javier Ortega Desio, mientras que por el lado de los backs, Martín Landajo jugará en lugar de Tomás Cubelli, el único convocado por el entrenador en jefe, Daniel Hourcade, que no pertenece a la franquicia argentina. Sorpresivamente, el staff decidió excluir a Joaquín Díaz Bonilla de los 23 seleccionados. En caso de que Nicolás Sánchez sufra alguna lesión, los locales no tendrán recambio, por lo cual tendrán que apelar a la improvisación.

Bulls, por su parte, llega a Sudamérica con un sólo objetivo: ganar. Para festejar en rodeo ajeno, el mandamás, Nollis Marais, no contará con cinco de sus principales figuras: Bjorn Basson, Warrick Gelant, Jan Serfontein, RG Snyman y su capitán, Adriann Strauss. La cinta, en esta ocasión, la llevará Lappies Labuschagne, líder de la tercera línea. En su última aparición en esta competencia, el ganador de las ediciones 2007, 2009 y 2010 fue víctima de Lions, quien lo vapuleó por 56-20, nada menos que en su hogar, el Estadio Loftus Versfeld, lo que provocó que la desilusión fuese aún mayor.

¿Qué buscan?

Ganar. Jaguares, para salir a flote luego de tantas pardas. Bulls, con el objetivo de prenderse en la zona caliente de clasificación. Cada uno saldrá al campo de juego con una estrategia distinta, más allá de que la meta sea la misma.

Predicción: Jaguares por 7. Tras el sacudón que le propinó Francia en suelo propio, el amor propio saldrá a la luz. Los dueños de casa harán un partido más cercano a un Test Match que a uno de Super Rugby. Eso, en el balance final, incidirá.

Formaciones y datos del partido:

Jaguares: 15- Joaquín Tuculet; 14- Santiago Cordero; 13- Matías Moroni y 12- Jerónimo de la Fuente; 11- Manuel Montero; 10- Nicolás Sánchez y 9- Martín Landajo; 8- Facundo Isa, 7- Juan Manuel Leguizamón y 6- Pablo Matera; 5- Tomás Lavanini y 4- Guido Petti; 3- Ramiro Herrera, 2- Agustín Creevy © y 1- Nahuel Tetaz Chaparro

Reservas: 16- Julián Montoya, 17- Santiago García Botta, 18- Enrique Pieretto, 19- Ignacio Larrague, 20- Javier Ortega Desio, 21- Gonzalo Bertranou, 22- Matías Orlando y 23- Lucas González Amorosino

Entrenador en jefe: Raúl Pérez

Bulls: 15- SP Marais; 14- Travis Ismaiel; 13- Jesse Kriel y 12- Burger Odendaal; 11- Jamba Ulengo; 10- Francois Brummer y 9- Rudy Paige; 8- Arno Botha, 7- Lappies Labuschagne y 6- Roelof Smit; 5- Marvin Orie y 4- Jason Jenkins; 3- Marcel van der Merwe, 2- Bandise Maku y 1- Lizo Gqoboka

Reservas: 16- Jaco Visagie, 17- Pierre Schoeman, 18- Werner Kruger, 19- Jannes Kirsten, 20- Renaldo Bothma, 21- Piet van Zyl, 22- Tian Schoeman y 23- Dries Swanepoel

Entrenador en jefe: Nollis Marais

Árbitro: Craig Joubert (Sudáfrica)

Jueces de touch: Juan Sylvestre y Federico Anselmi (Argentina)

Asistente de video: Santiago Borsani (Argentina)

Estadio: José Amalfitani de Buenos Aires

Horario: 18:40

Televisación: ESPN 2 y ESPN 2 HD