Entrevista. Juan Figallo, un pilar que se hace extrañar

El salteño, de gran presente en el rugby europeo, dialogó con VAVEL y no le escapó a ningún tema. Desde su actualidad en Saracens hasta el presente del deporte ovalado en su provincia. El sueño de volver a vestir la camiseta de Los Pumas continúa latente para el pilar derecho que representó a la Argentina en dos mundiales.

Entrevista. Juan Figallo, un pilar que se hace extrañar
Fotomontaje: Santiago Foa Torres | VAVEL.com

10.594 kilómetros. Esa es la distancia que separa a Juan Figallo de su Salta natal. Hoy, a siete años de haber partido con una valija repleta de sueños hacia el viejo continente, el jugador surgido en el Jockey Club de su ciudad tuvo vivencias que cualquier jugador de este deporte quisiera tener: dos copas del mundo (Nueva Zelanda 2011 e Inglaterra 2015), 34 partidos internacionales con la vestimenta de su país y dos clubes profesionales (Montpellier, en Francia, y Saracens, en suelo inglés). Como frutilla del postre, cuatro coronas con la escuadra británica (Premiership´s 2014-2015 y 2015-2016, Copa Anglo-Galesa 2014-2015 y Copa de Campeones de Europa 2015-2016).

Más allá de los gratos momentos que pasó junto a la ovalada, no todo fue color de rosa para “Chipi”, tal como se lo conoce en el ambiente rugbístico. Entre 2014 y 2015, cuando todo parecía indicar que iba a formar parte del proceso pre-mundialista que comandó Daniel Hourcade como entrenador en jefe de Los Pumas, tuvo una lesión en el cuello que lo alejó de las canchas durante catorce meses. El tan ansiado regreso al primer representativo de la UAR debía ser en el Rugby Championship que se celebró en la previa del último trofeo William Webb Ellis, pero ocurrió otro imprevisto...y sí, otra vez una lesión. En Sídney, donde la Argentina se preparaba para el debut en el certamen sureño, Figallo se rompió los ligamentos de la rodilla izquierda y su sueño mundialista comenzaba a desvanecerse, pese a que aún había una pequeña esperanza que luego se transformó en realidad.

Contra todos los pronósticos, el norteño reapareció un domingo 25 de octubre del 2015, y nada menos que en Twickenham. ¿Había algo en juego? Sí, nada menos que la semifinal de la Copa del Mundo, y con Australia como adversario. En la “Catedral del Rugby”, un escenario en el que se disputaron cientas de batallas, el primera línea fue parte de la caída por 29-15. Una semana más tarde, en el mítico estadio de Wembley, también en la capital inglesa, él fue parte del elenco albiceleste que sucumbió ante Sudáfrica, en el cotejo por el tercer y cuarto puesto.

A más de un año del cruce con los Springboks, Figallo vive un momento mágico: dos títulos en el año y un estado físico que le permite seguir codeándose con la élite. Volver a ser vestirse de Puma es otro de sus sueños. El tiempo, el físico y su nivel, tres claves para que su anhelo se haga realidad.

Su estado físico y las lesiones

¿Cómo te sentís físicamente tras varios años con lesiones que te alejaron de la actividad profesional?

Sí, fueron varias lesiones, pero no alejado de la actividad profesional, pese a los parates por cada lesión. Por suerte pude jugar partidos importantes y ahora me siento muy bien.

Saracens, club con el que consiguió dos títulos en este 2016

Tras consagrarse campeones de la Premiership y de la Copa de Campeones de Europa, ¿cómo se sienten en este comienzo de temporada?

Siempre el comienzo es muy duro ya que tenemos que hacer una pretemporada (ríe), pero estamos bien. Estamos muy contentos con este buen comienzo de año, pero cada temporada es diferente y hay que tomarlo con la seriedad que merece.

Lograron mantener la base del equipo que ganó ambos campeonatos en la temporada pasada y llegaron nombres importantes para reforzar al plantel, ¿el objetivo real es volver a ganar los dos torneos?

El objetivo es seguir creciendo como equipo y, si eso lleva a ganar los campeonatos, mejor. La premisa es seguir evolucionando tanto en el aspecto individual como en el colectivo.

Pichot, Beaumont, la World Rugby y la posible creación de un Mundial de Clubes

Tras la asunción de Bill Beaumont y Agustín Pichot en la World Rugby se ha hablado de crear un Mundial de Clubes. Si se unifica el calendario de ambos hemisferios -otro anhelo de la actual dirigencia-, ¿estarías de acuerdo con que se haga realidad este proyecto?

Sí, por supuesto. Antes que todo deben unificar el calendario y, a partir de allí, lo demás será mucho más fácil de realizar. Espero poder llegar a jugarlo.

El presente del rugby en el hemisferio norte y las diferencias con el Sur

Jugás en Europa desde el 2009, ¿cómo ves la actualidad del rugby del viejo continente? ¿Sentís que empiezan a haber cambios tras no haber tenido ningún seleccionado en semifinales del último Mundial o se va a seguir trabajando de la misma manera?

Un Mundial siempre es diferente. Irlanda viene jugando muy bien desde hace varios años; ahora, con Eddie Jones como entrenador, Inglaterra está en un gran nivel. Siempre hay cambios y todos tratan de llegar a la cima del rugby mundial, pero, por el momento, esa ubicación sigue estando en el hemisferio sur -NdR: el líder de la clasificación mundial es Nueva Zelanda, ganador de las dos últimas Copas del Mundo-.

Estuviste cinco años en Montpellier y llevás más de dos en Saracens, ¿qué principales diferencias encontraste entre el rugby francés y el inglés, tanto en el juego como en la planificación de los partidos? ¿Los métodos de entrenamiento son similares o varían?

Me parece que en Inglaterra son muchos más metódicos y el planeamiento es mayor. Son más exigentes en la parte física, principalmente en los trabajos en el gimnasio. El rugby francés, por su parte, subió el nivel con la llegada de aquellos jugadores que emigraron del Sur. El Top 14 -NdR: es la primera categoría en importancia del país galo- es un campeonato muy lindo para jugar.

Su futuro dentro de la actividad profesional

Con 28 años y dos participaciones en Copa del Mundo, ¿sentís que tenés un tiempo de caducidad dentro de este deporte o te gustaría seguir en el profesionalismo por varios años más?

Hasta que el físico y el nivel me permitan mantenerme.

Pumas y Jaguares, un horizonte lejano en caso de que su carrera continúe en el Norte

Con la regla actual, todo aquel jugador que no esté jugando en el hemisferio sur no puede ser parte de Los Pumas. ¿Volverías al país para jugar en Jaguares y tener la chance de ser convocado al seleccionado mayor?

Por ahora no hubo ninguna oferta, pero me encantaría volver a jugar en los Pumas. Es algo que se dará en algún momento. Por ahora sigo disfrutando de mi presente en Saracens.

¿Sos de mirar Super Rugby? ¿Qué es lo que más te gusta (o sorprende) de esta competición y en qué varía con respecto a los certámenes europeos?

No miraba mucho, pero ahora que están los Jaguares lo seguí más. Me gusta el rugby en general y, obviamente, el Super Rugby, un torneo de gran nivel. Creo que la principal diferencia con el Norte es la velocidad en los rucks.

¿Pudiste seguir a Jaguares en su primera aventura en el Super Rugby? ¿Cómo los viste?

Sí, los seguí. Es muy difícil entrar a una competición tan dura y con tantos viajes sin estar acostumbrados. No es sencillo obtener buenos resultados, pero el hecho de estar ahí ya es una paso hacia adelante.  

¿Y a Los Pumas?

El seleccionado alternó buenas y malas. Haber conseguido otra victoria en el Rugby Championship fue muy bueno, y más por cómo lo consiguieron. Esta ventana de noviembre será muy importante. NdR: Argentina debutó con triunfo por 54-20 ante Japón, en Tokio. Luego, en Europa, se medirán ante Gales (sábado 12, en Cardiff), Escocia (sábado 19, en Edimburgo) e Inglaterra (sábado 26, en Londres).

La formación de pilares, en el debe del rugby argentino en la actualidad

En la actualidad, el sistema de la UAR carece de pilares con experiencia, ¿a qué creés que se debe esta situación?

A veces se da y, en otras ocasiones, no. Hay que esperar a los jóvenes que están dando sus primeros pasos.

Las variaciones en el scrum, una formación "sagrada" dentro de este deporte

Tras varias lesiones cervicales, la UAR tomó cartas en el asunto y, con la aprobación de la World Rugby, se modificaron varias reglas del scrum. ¿Estás al tanto de los cambios? ¿Qué opinás sobre los mismos?

Sí, estoy al tanto. Estoy de acuerdo con algunas modificaciones, y no tanto con otras, pero sé que esté hecho para tratar de cuidar al jugador y prevenir lesiones de este tipo.

El presente del deporte en Salta, una provincia que busca asentarse en la élite nacional

El fin de semana, en el comienzo del Campeonato Argentino de Uniones, Salta estuvo cerca de dar el golpe ante Buenos Aires, el campeón defensor. Desde tu partida al viejo continente, ¿sentís que el rugby de tu provincia ha crecido exponencialmente? ¿Cómo lo ves en la actualidad?

Muchísimo. Se crearon nuevos clubes a los cuales les falta mucho para estar en la élite del rugby argentino, pero es muy positivo para nuestra provincia. Al seleccionado a veces no se nos dan los resultados, pero Salta está firme en la Zona Campeonato desde hace un par de años. Espero que siga así y que algún día se nos dé.