Con la mirada puesta en el ranking

Este sábado, a las 2:40 de nuestro país, Los Pumas visitarán a Japón en lo que será el comienzo de la ventana internacional de noviembre para ambos seleccionados. El cotejo se llevará a cabo en el Estadio Prince Chichibu Memorial de Tokio. Televisan ESPN2 y ESPN2 HD.

Con la mirada puesta en el ranking
Foto: Martín Landajo, medio scrum titular de Los Pumas en Tokio, dialoga con Daniel Hourcade, entrenador en jefe del seleccionado. Crédito: Prensa UAR.

Vuelta a la rutina. Recta final para el grupo de jugadores que contrató la UAR para representar a Jaguares (Super Rugby) y al seleccionado mayor (Rugby Championship y ventanas internacionales). Hasta hoy, los capitaneados por Agustín Creevy han disputado 24 partidos en este 2016. ¿Cómo se compone esta sumatoria? Quince con la franquicia -dos giras por Sudáfrica, una por Nueva Zelanda y un encuentro en Japón- y nueve con la vestimenta albiceleste, donde también tuvieron que trasladarse a los hogares de las tres principales potencias del Sur -en referencia a los All Blacks, los Wallabies y los Springboks-.

El representativo nacional, con Daniel Hourcade a la cabeza, llega al duelo con el selectivo nipón con la imperiosa necesidad de ganar. ¿El porqué? Primero y principal, por el ranking. En la clasificación que se publicó esta semana, la Argentina figura en la novena colocación con 80.31 puntos y jugaría en el “grupo de la muerte” durante la próxima Copa del Mundo, que se disputará en suelo nipón durante septiembre y octubre del 2019. Más allá de que aún falten varios meses para el sorteo -se realizará en mayo y no en diciembre, tal como se hacía hasta el Mundial de Inglaterra 2015-, hay evidencia de cierta preocupación en la escuadra sudamericana, que se quedó con el cuarto puesto en la última edición del trofeo William Webb Ellis.

En la madrugada del sábado, en lo que será el puntapié inicial de la ventana de noviembre en el plano general, Los Pumas deben salir a mostrar la “chapa” de candidato desde la primera salida. Tienen con qué y saben cómo ganar este tipo de partidos, pero también son conscientes de que cargan una mochila muy pesada sobre sus espaldas. Ser favoritos es, de por sí, complicado. Sea en el deporte que sea. Si se tiene en cuenta que el partido se jugará con casi treinta mil personas en su contra, más aún. Pese a este listado de adversidades, Argentina debería salir airoso de la metrópoli asiática. Hace más de seis meses, por el Super Rugby, Jaguares cayó sorpresivamente ante Sunwolves. El antecedente sirve para no volver a cometer los mismos errores, aunque, en aquella ocasión, el plantel venía de de disputar tres partidos en territorio kiwi y con un estilo de juego “menos estructurado”.

¿Cómo llegan?

Argentina viene de salir cuarto en el Rugby Championship. ¿El suceso sobresaliente? Victoria por 26-24 ante Sudáfrica, en Salta. Además, en Nelspruit, estuvieron cerca de dar un nuevo golpe ante los Boks. Posteriormente, en su gira por Oceanía, tuvieron cincuenta minutos de altísimo voltaje ante Nueva Zelanda. El resto de los partidos -Nueva Zelanda, en Vélez, y Australia en Perth y Londres- tuvieron altibajos muy marcados, una constante en este 2016.

Los dueños de casa, por su parte, no juegan desde la ventana de junio. Tres partidos en total: uno contra Canadá, como visitantes, en el que se impusieron por 26-22 y dos en casa propia, frente a Escocia, rival Puma dentro de dos semanas, en Edimburgo. En dichos cotejos, la nómina que por aquel entonces conducía Mark Hammett -entrenador de Sunwolves. Ocupó provisoriamente el lugar de Head Coach mientras esperaban por Jamie Joseph, que en aquel entonces dirigía a Highlanders de Nueva Zelanda- perdió ambos tests (el primero, en Toyota, por 26-13; luego, en Chofu, por 21-16).

¿Qué buscan?

Argentina intentará volver a festejar. Su última sonrisa la tuvo en agosto, cuando le ganaron a Sudáfrica. Para lograr dicho objetivo, Creevy y compañía deberán tomarse este partido con la seriedad que lo amerita. Si están enfocados, el resultado, la principal deuda a saldar, quedará en un segundo plano. A partir de allí, el cómo se gane va a ser el principal tema de discusión.

Para el debut en esta gira por Asia y Europa, Hourcade decidió “poner toda la carne al asador”. Se destaca el regreso del tercera línea Tomás Lezana, quien no jugaba desde junio -lo hizo en la ventana que la Argentina afrontó ante Francia, por duplicado, e Italia-. Además, el apertura (y goleador) Nicolás Sánchez y el octavo Facundo Isa se recuperaron de sus respectivas molestias y volverán a ser parte del XV inicial. La otra novedad se da en la línea de backs: pese a que se esperaba el retorno de Manuel Montero -ausente desde agosto- a la formación titular, el tucumano volvió a elegir a Matías Moroni como wing derecho y a Matías Orlando como segundo centro.

Los Brave Blossoms, tal como se conoce a Japón en el planeta rugbístico, querrán dar el golpe y saben que tienen suficientes argumentos para, por lo menos, poner en aprietos a su rival. El principal inconveniente lo tienen el pack de forwards. ¿Por el nivel? No, simplemente por la falta de experiencia -solo el octavo Amanaki Mafi, el hooker y capitán Shota Horie y su pilar derecho Kensuke Hatakeyama han representado a su país a nivel internacional-, algo que puede decantar la balanza de un lado u otro en la élite.

¿Las cartas más desequilibrantes del local? Su fullback Kotaro Matshushima, el wing derecho Lomano Lemeki -quien brilló con el seven japonés en los Juegos Olímpicos de Río tras alcanzar las semifinales-, su wing izquierdo Akihito Yamada -figura de Sunwolves en el Super Rugby-, el medio scrum Fumiaki Tanaka -hombre de Highlanders-, el octavo Amanaki Mafi -reciente incorporación de Rebels, una de las cinco franquicias australianas que participan del certamen sureño- y Shota Horie, poseedor de 44 caps con la pilcha rojiblanca.

Predicción: Argentina por 20. Uff, ¡qué difícil pronosticar este partido! Queda claro que dependerá de la visita. Si Los Pumas logran llevar a cabo su plan de juego sin sobresaltos, el resultado llegará solo (y hasta la diferencia podría ser mayor). Si ocurre lo contrario, algo posible teniendo en cuenta el aspecto psicológico, el trámite será arduo y difícil de superarlo.

Formaciones y datos del encuentro:

Japón: 15- Kotaro Matsushima; 14- Lomano Lemeki; 13- Amanaki Lotoahea y 12- Harumichi Tatekawa; 11- Akihito Yamada; 10- Yu Tamura y 9- Fumiaki Tanaka; 8- Amanaki Mafi, 7- Yuhimaru Mimura y 6- Uwe Helu; 5- Samuela Anise y 4- Kyosuke Kajikawa; 3- Kensuke Hatakeyama, 2- Shote Horie (C) y 1- Satoshi Nakatani.

Reservas: 16- Takeshi Kizu, 17- Koki Yamamoto, 18- Heiichiro Ito, 19- Kotaro Yatube, 20- Malgane Ilaua, 21- Shuhei Matsuhashi, 22- Takahiro Ogawa y 23- Timothy Lafaele.

Entrenador en jefe: Jamie Joseph.

Argentina: 15- Joaquín Tuculet; 14- Matías Moroni; 13- Matías Orlando y 12- Jerónimo de la Fuente; 11- Santiago Cordero; 10- Nicolás Sánchez y 9- Martín Landajo; 8- Facundo Isa, 7- Javier Ortega Desio y 6- Tomás Lezana; 5- Matías Alemanno y 4- Guido Petti; 3- Ramiro Herrera, 2- Agustín Creevy (C) y 1- Lucas Noguera Paz.

Reservas: 16- Julián Montoya, 17- Santiago García Botta, 18- Enrique Pieretto, 19- Leonardo Senatore, 20- Juan Manuel Leguizamón, 21- Tomás Cubelli, 22- Santiago González Iglesias y 23- Ramiro Moyano.

Entrenador en jefe: Daniel Hourcade.

Árbitro: Romain Poite (Francia)

Jueces de touch: Craig Maxwell-Keys (Inglaterra) y Tim Baker (Hong Kong)

Asistente de video: Peter Fitzgibbon (Irlanda)

Estadio: Prince Chichibu Memorial de Tokio

Horario: 2:40 (Argentina)

Televisación: ESPN2 y ESPN2 HD