Bisagra

Hoy, desde las 14 de nuestro país, Los Pumas visitarán a Escocia en Edimburgo en lo que será la tercera actuación del selectivo argentino en esta ventana internacional de noviembre. Este, sin duda alguna, es el partido más importante del año teniendo en cuenta el sorteo para la Copa Mundial de Japón 2019. La visita sale sin cambios en su XV inicial. Televisan ESPN2 y ESPN2 HD.

Bisagra
Foto: concentración máxima. Se viene un partido bisagra. Los Pumas, listos para volver a festejar. Aquí, durante la previa del Captain´s Run en Murrayfield. Crédito: Prensa UAR.

Clave. Un partido en el que se prioriza el resultado por sobre el juego. El cómo siempre importa, pero esta tarde no estará en el primer escalón del podio. Murrayfield, una de las catedrales de este deporte, será testigo de un partido bisagra para la Argentina, principalmente en lo psicológico. De salir airoso de la capital escocesa, los pupilos de Daniel Hourcade llegarán al cruce con Inglaterra -próximo sábado, en Twickenham-, el rival más difícil, con un envión; de lo contrario, el  ‘bajón’ podría quedar en evidencia dentro de siete días.

Ante el Cardo, que viene de caer 23-22 ante Australia hace una semana, la premisa será tomar las riendas desde la primera salida. Si Los Pumas logran ser protagonistas, el éxito estará al alcance de la mano. De lo contrario, la contienda será cuesta arriba y, como de costumbre, tendrán que sufrir hasta el minuto final. ¿Qué deben mejorar los albicelestes para este cruce con los británicos? El ataque, su principal bandera y, principalmente, la toma de decisiones. La defensa, uno de los aspectos más cuestionados por los expertos en este 2016 y en el cual el mismísimo plantel Puma hizo hincapié en la preparación del último tramo del año, deberá seguir en curva ascendente, algo que comenzó en la caída ante Gales por 24-20, el pasado sábado en Cardiff.

Octavo contra noveno. Ese es el duelo que habrá hoy en Edimburgo. Argentina, por ahora, evitando el ‘grupo de la muerte’; Escocia, en cambio, momentáneamente rival de dos potencias en la próxima edición del trofeo William Webb Ellis. Se viene una batalla de estilos: Sur (Argentina) contra Norte (Escocia). Ganará el que sea más inteligente y, fundamentalmente, el que mejor administre sus fortalezas y pueda contrarrestar los embates del rival.

¿Cómo llegan?

Argentina viene de sucumbir ante el Dragón Rojo en el estadio Principality, ex Millennium. Previamente, en el inicio de esta ventana de noviembre, los capitaneados por Agustín Creevy le ganaron a Japón por 54-20 en Tokio.

Escocia, por su parte, perdió con los Wallabies en lo que fue su única actuación en este cierre de temporada. Más allá de la desazón que provocó el resultado en sí, el juego del equipo que conduce el neozelandés Vern Cotter -que próximamente será reemplazado por Gregor Townsend, actual entrenador de Glasgow Warriors- dejó buenas sensaciones, tanto en el público como en el plantel en sí.

¿Qué buscan?

Argentina, urgido por una victoria de esta característica, intentará retomar la senda positiva. Festejar es el sueño de cada uno de los 23 Pumas que saldrán a jugar en uno de los principales ‘teatros’ del deporte ovalado.

Para enfrentar a Cotter y compañía, Hourcade no movió piezas con respecto el encuentro con Gales en Cardiff. La principal noticia pasa por la primera aparición del rosarino Juan Pablo Estellés -jugador de Northampton Saints de Inglaterra- entre los reservas. ¿A qué se debió su convocatoria? A las lesiones de Manuel Montero y Ramiro Moyano, dos de las principales que suele tener el staff dentro de los elegidos para cada aparición profesional.

Los dueños de casa, con Greig Laidlaw como líder ante la ausencia de Ross Ford -fue designado en la banca. Su reemplazante será Fraser Brown-, querrán obtener una victoria que les permite escalar posiciones en el escalafón mundial de la World Rugby, más si se tiene en cuenta que el sorteo del siguiente Mundial se realizará en mayo del año próximo.

Cuatro. Esa es la cantidad de variantes que introducen los locales para jugar con los sudamericanos. Entre los tres cuartos, Tommy Seymour reemplaza a Tim Visser. Por el lado de los delanteros, el debutante Magnus Bradbury, Grant Gilchrist y Brown sustituyen a Ryan Wilson, Richie Gray y Ford.  

Predicción: Argentina por 3. Será un partido más difícil de lo que muchos creen. Escocia no es un rival para subestimar. Si no fuese bajo estas circunstancias, el candidato sería el elenco europeo, pero Los Pumas suelen dar estos ‘cimbronazos’ cuando llegan alicaídos a un partido importante. ¿La fórmula para respirar con alivio en rodeo ajeno? Una defensa férrea y la puntería de Nicolás Sánchez en los envíos a las haches.

Formaciones y datos del partido:

Escocia: 15- Stuart Hogg; 14- Sean Maitland; 13- Huw Jones y 12- Alex Dunbar; 11- Tommy Seymour; 10- Finn Russell y 9- Greig Laidlaw (C); 8- John Barclay, 7- Hamish Watson y 6- Magnus Bradbury; 5- Jonny Gray y 4- Grant Gilchrist; 3- Zander Fagerson, 2- Fraser Brown y 1- Alan Dell.

Reservas: 16- Ross Ford, 17- Alex Allan, 18- Moray Low, 19- Tim Swinson, 20- Ryan Wilson, 21- Ali Price, 22- Peter Horne y 23- Tim Visser.

Entrenador en jefe: Vern Cotter (Nueva Zelanda).

Argentina: 15- Joaquín Tuculet; 14- Matías Moroni; 13- Matías Orlando y 12- Juan Martín Hernández; 11- Santiago Cordero; 10- Nicolás Sánchez y 9- Martín Landajo; 8- Facundo Isa, 7- Javier Ortega Desio y 6- Pablo Matera; 5- Matías Alemanno y 4- Guido Petti; 3- Ramiro Herrera, 2- Agustín Creevy (C) y 1- Lucas Noguera Paz.

Reservas: 16- Julián Montoya, 17- Santiago García Botta, 18- Enrique Pieretto, 19- Leonardo Senatore, 20- Juan Manuel Leguizamón, 21- Tomás Cubelli, 22- Jerónimo de la Fuente y 23- Juan Pablo Estellés.

Entrenador en jefe: Daniel Hourcade.

Árbitro: Ben O’ Keeffe (Nueva Zelanda).

Jueces de touch: Jerome Garcés y Thomas Charabas (Francia).

Asistente de video: Shaun Davey (Inglaterra).

Horario: 14 (Argentina).

Estadio: Murrayfield de Edimburgo.

Televisación: ESPN2 y ESPN2 HD.