Un final anunciado para un 2016 que deja más preguntas que respuestas

En un partido con vaivenes, Los Pumas despidieron una magra temporada con caída ante Inglaterra por 27-14 en el mítico estadio de Twickenham, en Londres. La visita jugó con un hombre más durante buena parte del partido, pero no pudo aprovecharlo y terminó cediendo ante la segunda potencia mundial.

Un final anunciado para un 2016 que deja más preguntas que respuestas
Foto: el maul, un formación móvil con la que Inglaterra complicó a la Argentina. Crédito: Reuters.

Altibajos. Una palabra que define la producción Puma en la catedral mundial de este deporte y, en buena parte, lo hecho en un año altamente negativo, tanto en lo número como en lo rugbístico. Hoy, la Argentina no pudo capitalizar la tempranera expulsión del wing derecho Elliot Daly -a los cuatro minutos de haber comenzado- y sucumbió ante un equipo que viene en alza desde la llegada del australiano Eddie Jones al puesto de entrenador en jefe.

¿Las claves del partido? En primer lugar, las infracciones de los pupilos de Daniel Hourcade en la primera media hora del partido. Fueron tres penales que Owen Farrell, primer centro y pateador de la Rosa, aprovechó para sacar establecer el 9-0 parcial; además, la defensa del elenco europeo que, salvo excepciones -en los tries de Facundo Isa y Santiago Cordero, los dos únicos que apoyó la escuadra sudamericana la contienda-, se mantuvo firme ante los embates de los albicelestes. Con estas dos aspectos mencionados (y sin mucho más), los dueños de casa se llevaron el partido y extendieron su invicto a trece partidos. Sí, no pierden desde la Copa del Mundo que se disputó hace más de un año en su país. Su último verdugo fue nada menos que Australia (33-13), en un encuentro que sentenció la inesperada eliminación del anfitrión.

Los Pumas, que en esta ventana de noviembre acumuluban un éxito (ante Japón, en Tokio) y dos derrotas (frente a Gales y Escocia, respectivamente), padecieron la indisciplina que los caracterizó en esta temporada que se parecía no tener punto final. Desde el comienzo del Super Rugby, en febrero, hasta el cotejo que concluyó hace minutos. Un 2016 que, a pesar de haber sido de transición, servirá como un llamado de atención para un plantel que pretende llegar al Mundial de Japón 2019 como uno de los candidatos al título. Jugando así, y con pocas alternativas de cambio, será difícil cumplir con los objetivos, aunque lo cierto es que aún restan tres años para la novena edición del trofeo William Webb Ellis.

A descansar y barajar de nuevo. Se vienen las vacaciones para los capitaneados por Agustín Creevy. Será  tiempo para despejar la cabeza y, de a poco, ir diagramando qué es lo que se va a hacer en un 2017 que es una incógnita para el rugby argentino. Asoma, en primer lugar, un Super Rugby que será distinto. No solo por ser la segunda aventura de Jaguares en el certamen de franquicias más importante del hemisferio sur, sino por el hecho de enfrentar a equipos australianos y no a los neozelandeses, un dato que no es menor teniendo en cuenta el nivel de ambos países. Habrá menor cantidad de viajes al exterior, algo que será vital y se podría ver reflejado en el último tramo del año, cuando afronten el Rugby Championship y la ventana de noviembre con la indumentaria Puma impregnada.

Síntesis del partido:

Inglaterra (27): 15- Mike Brown; 14- Jonny May; 13- Jonathan Joseph y 12- Owen Farrell; 11- Elliot Daly; 10- George Ford y 9- Ben Youngs; 8- Billy Vunipola, 7- Tom Wood y 6- Chris Robshaw; 5- George Kruis y 4- Courtney Lawes; 3- Dan Cole, 2- Dylan Hartley (C) y 1- Mako Vunipola.

Ingresaron: 16- Jamie George, 17- Joe Marler, 18- Kyle Sinckler, 19- Charlie Ewels, 20- Teimana Harrison, 21- Danny Care y 23- Henry Slade.

No ingresó: 22- Ben Te’o.

Amonestados: 40 + 4´ PT Dan Cole y 35´ ST Joe Marler.

Expulsado: 4´ PT Elliot Daly.

Entrenador en jefe: Eddie Jones.

Argentina (14): 15- Joaquín Tuculet; 14- Matías Orlando; 13- Matías Moroni y 12- Santiago González Iglesias; 11- Santiago Cordero; 10- Juan Martín Hernández y 9- Tomás Cubelli; 8- Leonardo Senatore, 7- Javier Ortega Desio y 6- Pablo Matera; 5- Matías Alemanno y 4- Guido Petti; 3- Ramiro Herrera, 2- Agustín Creevy (C) y 1- Lucas Noguera Paz.

Ingresaron: 16- Julián Montoya, 17- Santiago García Botta, 18- Enrique Pieretto, 19- Facundo Isa, 20- Tomás Lezana, 21- Martín Landajo, 22- Jerónimo de la Fuente y 23- Juan Pablo Estellés.

Amonestados: 28´ PT Matías Orlando y 25´ ST Pablo Matera.

Expulsado: 35´ ST Enrique Pieretto.

Entrenador en jefe: Daniel Hourcade.

Puntos en el primer tiempo: 3´, 12´ y 23´ Penales de Owen Farrell (Inglaterra 9-0 Argentina). 28´ Try-penal convertido por Owen Farrell (Inglaterra 16-0 Argentina). 40+5´ Try de Facundo Isa convertido por Juan Martín Hernández (Inglaterra 16-7 Argentina).

Puntos en el segundo tiempo: 0´ Try de Santiago Cordero convertido por Juan Martín Hernández (Inglaterra 16-14 Argentina). 11´ y 23´ Penales de Owen Farrell (Inglaterra 22-14 Argentina). 27´ Try de Jonny May (Inglaterra 27-14 Argentina).

Árbitro: Pascal Gauzére (Francia)

Jueces de touch: Marius Mitrea (Italia) e Ian Davies (Gales)

Asistente de video: Gareth Simmonds (Gales)

Estadio: Twickenham de Londres