Simplemente, Grigor Dimitrov
El búlgaro alcanzó por primera vez unas semifinales de Grand Slam. Foto: Daily Mail

Simplemente, Grigor Dimitrov

Después de casi cinco horas de juego, el búlgaro quedó eliminado en las semifinales del abierto de Australia ante Rafael Nadal.

santimferrer
Santiago Ferrer

El búlgaro, número 15 del ranking ATP, fue la gran sorpresa del primer Grand Slam del año demostrando todo su repertorio a la hora de enfrentar a rivales de renombre. Sin embargo, a sus 25 años recién después de este torneo podemos apreciar su altísimo tenis debido a que antes había estado bajo comparación con Roger Federer y María Sharápova, su ex novia.

Junto con el austriaco Dominic Thiem y el alemán Alexander Zverev, Dimitrov es uno de los grandes talentos que han surgido en el mundo del tenis en los últimos años. Desde sus inicios lo han comparado con el ex número uno del mundo, Federer, debido a su parecido a la hora de jugar y por su revés a una mano. La prensa comenzó a llamarlo 'Baby Federer'.

La siguiente comparación se dio a partir de la relación que tuvo con Sharápova durante dos años entre 2013 y 2015. A ella le fue un tanto mejor en el circuito: conquistó el Roland Garros 2014 y llegó a las finales del abierto de Francia en 2013 y al de Australia en 2015. Pero él nunca pudo dar el gran salto y en su vitrina personal solo figuran cuatro títulos mientras salía con la tenista y ninguno de ellos es un gran torneo. Estocolmo en 2013, durante el 2014 consiguió Acapulco, Bucarest y Queen's.

Luego de esa consagración en el Reino Unido, su trayectoria empezó a descender. Logró alcanzar las semifinales de Wimbledon en 2014 pero luego de eso su juego volvió a mostrar péndulos. No obstante a partir de este año, parece haber encontrado la manera correcta de desenvolverse dentro de una cancha. Arrancó el ciclo venciendo al japonés Kei Nishikori en Brisbane el 7 de enero pasado. Durante el 2016, el venezolano Daniel Vallverdú se convirtió en su nuevo asesor técnico, y parece favorecerle mucho a Dimitrov que encontró un equilibrio en su vida profesional y personal

"Necesitaba encontrar de nuevo la inspiración, necesitaba encontrar el camino para divertirme de nuevo", explica el tenista. Siempre hay que buscar ese plus que nos da un segundo aire, y Dimitrov lo sabe muy bien. Ningún sobrenombre, simplemente, Grigor Dimitrov.

VAVEL Logo