Pequeño gigante
El Peque avanza en Acapulco. Imagen: Acapulco Open

Pequeño gigante

Al igual que en Rio, Diego Schwartzman venció a Fernando Verdasco por 6-2 y 6-4 para acceder a la segunda ronda de ATP 500 de Acapulco. Su próximo rival será Ryan Harrison, que en la primera jornada se impuso a John Isner.

rodrigodesmedt
Rodrigo Desmedt

El argentino Diego Schwartzman volvió a derrotar a Fernando Verdasco, dos días después de haberse enfrentado al español en la final de Rio. El azar deparó un nuevo encuentro entre los dos en Acapulco, pero en esta ocasión sobre otro tipo de superficie.

Es probable que el español haya acusado un poco el cansancio de la semana pasada, ya que el madrileño llegó también a la final en la modalidad de dobles. El hecho de que ambos llegaran en las mismas condiciones para competir, fue algo que le ayudó, reconoció Schwartzman, pues lograr la adaptación al cambio de superficie rápidamente no es algo sencillo.

“Por suerte jugué bien, fueron muchas horas de vuelo, llegar a jugar en una distinta superficie, creo que tuve un poco de suerte en el sorteo, porque Fernando y yo competimos en similares condiciones. Afortunadamente pude jugar un poco mejor que él y aproveché las oportunidades que tuve”, explicó después del partido, en la charla de prensa.

Diego comenzó con todo el encuentro, y con un quiebre apenas al arranque se puso en ventaja, tras ello sostuvo sus juegos de saque. Eso le dio la confianza necesaria para presionar desde el fondo, imponiendo su revés sobre la derecha del zurdo español, sosteniendo su servicio con facilidad.

Un nuevo quiebre en el séptimo juego le permitió al argentino ampliar la ventaja que ya sería imposible de remontar para Verdasco. 

Con un set abajo y con síntomas de agotamiento, ya las piernas del español, estuvieron con menos movilidad, llegaba tarde a la bola, eso no permitía que ponga en aprietos al argentino. 

Los jugadores ya se conocen y saben cuando su rival muestra signos de cansancio, por ellos Schwartzman se puso en modo avión, espero su momento y cuando vio que el español daba muestras de flaqueza lo ataco. Y esas muestras estuvieron en el séptimo juego donde el Peque presiono profundo, no dejo que Verdasco se meta en la cancha después de sacar y fue así que se quedó con el quiebre y el partido.

Con esta victoria el argentino puso su marca en 11-4 en lo que va de la temporada. Sobre su participación en Acapulco manifestó, “En 2013 perdí en primera ronda con Rafa (Nadal), es una lástima que se haya ido esta vez, ahora me tocó suplirlo en el programa de juego y estoy muy contento por el resultado”.

Respecto a ese encuentro, comentó “él viene jugando bien, sacó a Isner, eso fue una sorpresa y va a ser muy complicado el siguiente partido”, analizó.

Del buen paso que mantiene y que lo ha llevado a estar en el top 20 y alcanzar los octavos de final en el Abierto de Australia, dijo que cualquier jugador siempre sueña con llegar lo más lejos posible, “pero no sabés cuándo va a ser eso o qué pueda pasar en el camino, a medida que fui mejorando creí en mí, estoy haciendo bien las cosas, pero tengo que trabajar duro para mantenerme ahí”.

Schwartzman sigue creciendo semana a semana y con esta victoria se asegura subir hasta la plaza 16º del ranking, con opciones de escalar todavía más en la clasificación.

 

VAVEL Logo