Argentina, con más garra que tenis

La selección Argentina de Copa Davis logró un paso importante para su regreso al Grupo Mundial, tras ganarle a su par de Chile por 3-2. En una serie que tuvo todos los aristas de los viejos enfrentamientos sudamericanos y en la que el público de ambas parcialidades le dieron color a la fiesta.

Argentina, con más garra que tenis
Y todo fue una fiesta. Imagen: @CopaDavis

Para Argentina que si no se sufre no vale ganar, esta serie fue un justo retorno, para Schwartzman y Pella, dos piezas que había tomado la posta de los campeones en el lejano Kazajistán, el año pasado. Pero enfrente hubo guerrero, y que clase de guerreros por el equipo chileno presentó a dos jugadores impresionantes, jóvenes, de buen nivel técnico y además de un coraje descomunal. Porque Jarry y Garín, quemaron la pelota en el Cantoni de San Juan Argentina, tiraron todo lo que debían tirar, no le tuvieron miedo al ambiente y jugaron al límite. Por ello estos chicos sumados a Hans Podlipnik-Castillo (un gran doblista) también se merecieron ganar la serie.

El dobles, un partidazo

Pero el sábado para Argentina empezó difícil, para el equipo dirigido por Daniel Orsanic, ya que en el encuentro de dobles Nicolás Jarry y Hans Podlipnik-Castillo derrotaron 6-7 (5-7), 7-5 y 6-3 a Máximo González y Pella en tres horas de juego.

El set inicial fue favorable al doble local por una pequeña luz, ya que recién se definió en el tie break. En el segundo set, Argentina levantó un 4-1 en contra y emparejó el partido, pero lo terminó perdiendo porque González cedió dos veces su servicio, la primera para 1-3 y la segunda para el 5-7 que inclinó el parcial.

Con el partido igualado llegó el set definitivo y el nerviosismo de los argentinos se reflejaba en la cancha, sobre todo por el lado de Pella, quien era destinatario de todas las charlas del capitán Daniel Orsanic cada vez que iba al banco. El bahiense, muy errático, cedió su servicio por primera vez y Argentina quedó abajo en un 4-2 irremontable.

Con el marcador a favor, Chile se manejó cómodo y se puso 5-3 con dos match points, Argentina salvó el primero pero no el segundo, cuando una derecha cruzada de Machi se fue ancha y el partido se definió por 6-3.

El Peque le gana a un Jarry fundido

Chile tenía un equipo corto, solo tenía tres jugadores que iban a participar en la serie, los demás venían a sembrar experiencia. Y eso fue un factor fundamental para la definir la serie, ya que el partido del Peque contra Jarry fue parejo en el primer set y en el segundo el chileno ya no daba con su alma después de haber jugado más de horas de dobles. Y fue así que la nafta no le alcanzó.

Por ello Diego Schwartzman superó 6-4 y 6-4 a Jarry e igualó la serie en dos, poniendo suspenso hasta el final, con la contundencia de un quince del mundo y jugando mal, pero ganando que eso era lo que importaba.

Con un tenis ofensivo y muy preciso en la devolución, Schwartzman se puso 4-0 arriba en apenas 13 minutos y lanzó un grito mientras miraba al capitán Orsanic, para alentarse y ahuyentar los fantasmas típicos de la Davis. Sin embargo, el Peque frenó su ímpetu inicial y Jarry, que había ganado el dobles un rato antes, reaccionó y se puso a tiro 3-4 con un quiebre de servicio. Schwartzman no perdió concentración, retomó su plan inicial y se llevó el parcial por 6-4.

En el segundo set, el chileno ajustó su derecha y eso le dio réditos, ya que todo lo que antes tiraba afuera comenzó a ir adentro y así quebró al argentino y se adelantó 3-1 y luego estiró a 4-1. El Peque, quien había superado al chileno dos veces este año, en Río de Janeiro y Miami, retomó su planteo inicial, igualó 4-4 y no falló a la hora de definir, haciendo que la eliminatoria se trasladara al quinto punto.

Hubo que sufrir para gozar

Argentina que había empezado con el pie izquierdo el segundo día de la eliminatoria, pudo dar vuelta la serie con el triunfo final de Guido Pella 6-3 y 7-6 (7-3) sobre Christian Garín.

La irregularidad del ex campeón junior de Roland Garros 2013 fue fundamental para su caída ante un experimentado Pella, que aprovechó la inseguridad del chileno para manejar el duelo con sus buenos golpes de zurda.

El primer set fue muy disparejo, con tres quiebres a favor de Pella y uno de Garín, que de a poco fue presa de sus nervios, lo que fue aprovechado por el argentino que falló muy poco.

En el segundo, Garín se puso 2-0 arriba con quiebre, pero un bajón tremendo lo hizo perder cuatro juegos seguidos. Cuando parecía que todo se acaba allí, respondió con otro break. Sin embargo, al final no pudo aguantar la presión y terminó cediendo en el tiebreak, pese a salvar un punto de partido en el duodécimo juego.

Ahora, Argentina avanzó a los partidos de repesca de ingreso al Grupo Mundial 2018, que se disputarán en septiembre próximo, para intentar volver al lugar de donde bajó el año pasado.

El repechaje al que tendrá acceso la Argentina será del 14 al 16 de septiembre, contra un rival a definir. Habrá que esperar para ver cómo se reacomoda el ranking de acuerdo a los resultados de las distintas zonas durante este fin de semana. El sorteo del repechaje será el miércoles próximo, en Londres. Luego, se abrirá una etapa en la que los protagonistas empezarán a estudiar qué jugadores podrían llegar a buscar el regreso a la elite. Pero claro que ya habrá tiempo para eso. En San Juan, el equipo argentino de Copa Davis, ese que capitanea Orsanic desde 2015, se desahogó como pocas veces.