Raonic eliminó a Dimitrov a puro saque

El tenista canadiense avanzó a la tercera ronda del Masters 1000 de Madrid dejando atrás al búlgaro en la tarde del martes. El marcador final fue de 7-5, 3-6 y 6-3 para el número 24 del mundo. El jueves Raonic enfrentará a su compatriota Shapovalov en busca de un lugar en los cuartos de final.

Raonic eliminó a Dimitrov a puro saque
Raonic eliminó a Dimitrov a puro saque.

En uno de los duelos más atractivos de la segunda ronda, el canadiense Milos Raonic despachó a Grigor Dimitrov en una hora y 59 minutos de juego con un resultado de 7-5, 3-6 y 6-3, haciéndose fuerte en el saque y sabiendo aprovechar los momentos justos para quebrarle el saque al búlgaro.

El partido comenzó con una pelea palo a palo, sin diferencias amplias en favor de ninguno de los dos. Pero a medida que maduraba el primer set, Raonic se fue acomodando en la cancha y desplegó un arsenal de derechas fuertes que descolocaron a Dimitrov, quien salvó cuatro puntos de quiebre, hasta que no pudo más. Así, el corpulento nº 24 del ranking ATP logró sacar una ventaja y quebrarle el saque al búlgaro, al momento de estar 6-5 para llevarse la primera manga.

En el segundo parcial la balanza se inclinó levemente del lado de Dimitrov, que aprovechando su gran velocidad de piernas logró debilitar al gigante canadiense de manera temprana y quebró estando 2-1 a favor. Inmediatamente capitalizó esa ventaja y se puso dos juegos arriba de su rival, que nunca bajó la guardia y tuvo 7 oportunidades para quebrar el servicio del nº4 del mundo. Sin embargo, a Raonic no le alcanzaron los nueve aces que marcó para llevarse el partido ahí y terminó cayendo 3-6.

Todo terminó de manera inevitable en el tercer set, cuando a fuerza de saques, Raonic salvó un break point en contra al momento de ir 3-3. Pero a partir de ese momento, el canadiense se recuperó de esa situación que pudo ser fatal. Tomó la sartén por el mango y se quedó con su game, para después quebrarle el servicio a Dimitrov, ponerse 5-3 en el parcial, y sacar para llevarse el partido.

La clave del encuentro estuvo en los 12 aces que Milos Raonic logró en la pista Arantxa Sánchez, consiguiendo una victoria muy importante en polvo de ladrillo, registrando un 74% de puntos ganados con el servicio, cualidad que es ya una fortaleza en el canadiense. Además, ratificó este punto fuerte cometiendo solamente dos dobles faltas en todo el partido. En la ronda siguiente, enfrentará a Denis Shapovalov por un lugar en los cuartos de final del ATP Masters 1000 de Madrid.