Nadal le ganó el clásico a Djokovic
El español busca su tercer título de la temporada. | Foto: Prensa ATP.

Nadal le ganó el clásico a Djokovic

En un partido de altísimo nivel el español superó al serbio por 7-6 (4)/6-3 en el que fue el partido número 51 entre ambos, y de esta manera Nadal todavía tiene chances de volver a ser número uno.

juanfra-cormick
Juanfra Cormick

Una nueva edición del duelo tenístico que más veces se ha visto en la historia del circuito ATP: Rafael Nadal vs Novak Djokovic. Antes de la jornada de hoy se habían enfrentado en 50 ocasiones y el head to head entre ambos es realmente parejo, 24 victorias del español contra 26 del serbio, siendo “Nole” uno de los pocos jugadores en poder presumir más victorias en el historial contra el actual número dos del mundo.

Pero este duelo, con tanta historia de partidos épicos, para algunos no resultaba tan atractivo debido a la actualidad de Djokovic, a quien le está costando mucho recuperar su nivel tras la lesión. No era descabellado pensar en un resultado abultado a favor de Nadal.

El partido comenzó con dos puntos de quiebre a favor de Djokovic en el primer juego, pero Rafa lograría recuperarse, más por gentileza de “Nole” que por mérito propio. De ese primer game pueden extraerse algunas regularidades que se mantendrían a lo largo del primer parcial: Nadal con bajo porcentaje de primeros y Djokovic alternando buenas devoluciones con otras no tanto.

Durante los primeros juegos del partido fue Djokovic quien trató de tomar la iniciativa, el serbio ganó sus dos primeros juegos de servicio sin ceder puntos y cuando el turno de saque le pertenecía al español, el actual número 18 del ranking intentaba cerrarlos lo más rápido posible, lo que le llevaba a cometer muchos errores. Fue recién en el sexto game del primer set donde Novak perdió puntos con su saque, lo que le terminaría costando caro porque Rafa en ese juego se quedaría con el servicio de su rival aprovechando su segundo break point.

A partir de allí fue cuando comenzaron los rallies largos que hicieron recordar a viejos encuentros entre ambos jugadores, un Novak Djokovic rejuvenecido a quien los golpes le salían muy bien, especialmente su revés, y un Nadal que llegaba a absolutamente todo lo que le tiraba el serbio por lo que este último se veía forzado a arriesgar más en sus golpes. Se estaban jugando un partidazo.

En el noveno juego Nadal sacó para quedarse con el primer parcial, pero el nacido en Belgrado demostró que estaba en un buen día. Djokovic tomó la iniciativa en todos los puntos y lo hizo correr a Nadal por toda la cancha hasta que tras aprovechar su primer punto de quiebre logró hacerse con el saque del mallorquín. El seis veces campeón en Australia atacó repetidas veces con el revés llevándolo a Nadal a su límite a tal punto que llegaba a pelotas increíbles.

El primer set se decidió en un tie break en el que se produjeron varios “mini quiebres”, ambos arriesgaron en cada punto y finalmente fue Nadal quien se quedó con el primer parcial tras un passing de devolución paralelo de revés cuando Djokovic quiso tomar la red. Para marcar lo parejo que estuvo el primer set basta con ver cuántos puntos ganó cada uno, porque ganaron la misma cantidad: 38.

El segundo set tuvo una resolución mucho más veloz, los puntos fueron más cortos, los jugadores ya no tenían la misma energía que en el anterior. En el primer juego Nole pudo seguir demostrando que estaba recuperando su nivel, ganó su game de servicio en cero, pero luego de eso el rey del polvo de ladrillo empezó a desplegar todo su juego.

Rafa aumentó su porcentaje de primeros servicios y además quebró en cero el saque de Djokovic en el tercer game del segundo parcial. Djokovic no se resignó, buscó acortar los puntos como fuese. Insistió en la potencia de su saque y buscó la definición inmediata, pero cuando debía ir por el saque de Nadal su táctica no funcionaba.

Luego de superar un juego de saque complejo en el cual hubo tres deuce, Rafa se dispuso a terminar el partido tomando el saque del serbio y así fue, un Djokovic agotado y lento de piernas solo pudo salvar uno de los dos match points de los que dispuso Nadal y el día de mañana será el español quien dispute su segunda final de Masters 1000 en el año.

La del domingo será la décima final de Nadal en el Foro Itálico, en donde ya ha ganado siete veces, la última vez en el 2013 cuando le ganase a Federer. Y además si Nadal se consagra campeón del torneo volverá a ser número uno del mundo superando al suizo.

VAVEL Logo