Schwartzman pasó con facilidad y Zeballos cayó en una dura batalla

Diego Schwartzman venció 6-1, 6-3 y 6-1 al checo Adam Pavlásek, proveniente de la qualy. Además el estadounidense John Isner le ganó por 6-7(8), 7-6(4), 7-6(2) y 6-2 a Horacio Zeballos en un que fue muy parejo en los primeros tres set y donde luego en el cuarto Zeballos sintió en el esfuerzo y termino declinando.

Schwartzman pasó con facilidad y Zeballos cayó en una dura batalla
Tremendo el Peque. Imagen: Zimbio

El Peque hoy estuvo muy afilado, no dejó en ningún momento que el checo pueda encontrar el partido y tras un comienzo donde estuvo en el tercer juego con un break abajo, luego le basto con ganarle el cuarto y sexto juego para quedarse con el primer parcial por 6-1.  Diego en el primer set estuvo confiando en su saque, consiguiendo el 62% de sus primeros saques una buena marca ante la fragilidad del argentino con el segundo, y además usó su mejor arma que es la devolución para generar serios problemas en la defensa del checo.

En el segundo set, Diego desde el primer juego estuvo a tiro de quebrarle a Pavlásek, a quien le dolían las devoluciones del argentino, por ello tras una meseta en el partido, Schwartzman bien parado en la cancha le consiguió quebrar en dos oportunidades el saque a su rival para quedarse con la segunda manga con cierta comodidad.

Un calco de los set anteriores fue el tercero, ya el Peque embalado con su mejor bagaje de tenis, quebró dos veces consecutivas en servicio al europeo, para luego sostener sin contratiempos el suyo y quedarse con el tercero y el partido.

El siguiente rival de Diego, será Borna Coric y será el tercer enfrentamiento. El croata lidera la serie (2-0), su último encuentro se dio el año pasado durante el torneo de Marruecos.

El Zebolla estuvo muy cerca

El primer set fue muy parejo y salvo en el décimo juego donde el sudamericano no estuvo eficiente con el primer servicio, permitiendo que el norteamericano tuviese cinco puntos de quiebre que fueron desactivados por Horacio con buenos primeros saques, después todo viajo derecho al primer tie break del partido.

Zeballos le jugo con su propio veneno a Isner. Imagen:Zimbio
Zeballos le juega con su propio veneno a Isner. Imagen: Zimbio

El argentino jugó un tie break perfecto, que le permitió quedarse con el primer parcial, generando dos miniquiebre en el saque de Isner. 

Tras haber perdido la primera manga, el saque de Isner fue mejorando con el pasar de los juego y eso en el rival va generando serios problemas de cansancio, porque el que devuelve debe atajar dos penales, el primero el saque y si genera la devolución debe estar preparado para el segundo y eso va quitando piernas y en el argentino se hizo notar. Por ello en el segundo siguió la paridad, y solo un miniquiebre fue determinante para definir el set a favor del  estadounidense. 

Pero en el tercero, luego que ambos pasen sin sofocones sus juegos de saque, las piernas del argentino comenzaron a declinar, ya el saque no tuvo la efectividad de los primeros juegos y eso le dio la posibilidad a Isner de meterse dentro de la cancha y generar tres miniquiebre para cerrar con amplitud la muerte súbita de la tercera manga.

Mucho se había esforzado Zeballos para seguir al detalle su estrategia, para ello necesitaba de mucha concentración y también de mucho esfuerzo de piernas. Fue por este esfuerzo que en el cuarto set se le acabó la pila, y al no sacar con la rosca que le estaba dando al servicio, le permitió al gigante meterse en la cancha dominar los puntos y quebrarle el saque en el primer y tercer juego, para luego ya con solo sostener su saque Isner se quedase con un partido muy complicado.