Schwartzman con altibajos se metió en la tercera ronda

El argentino venció al español Jaume Munar (85°) por 6-2/ 6-0/ 5-7/6-2 en dos horas y 52 minutos para seguir soñando en Nueva York.

Schwartzman con altibajos se metió en la tercera ronda
El "peque" jugó un set más de lo que esperaba, pero se metió en la siguiente ronda.

En su afán por defender los puntos logrados el año pasado cuando alcanzó los cuartos de final, Diego Schwartzman (13°) apabulló al español Jaume Munar en los dos primeros sets. En este partido pudimos ver una faceta del Peque que no suele mostrar tan seguido, la de atacar y tomar la iniciativa en cada punto.

Schwartzman se ha caracterizado en el último tiempo por ser un jugador más de corte defensivo, que corre mucho y busca el contragolpe. En este partido, donde el argentino sabía que la diferencia de jerarquía era muy amplia, Diego se vio mucho más ofensivo, a tal punto que su rival parecía ya no querer seguir compitiendo al término del segundo parcial.

La espina para el Peque en este encuentro fue el tercer set, el cual no pudo cerrar. En dicho parcial dispuso de dos match points, el primero con su servicio en el noveno game y el otro con el saque del español en el décimo.

En esos momentos parecía que Munar solo quería que el partido terminara, pero los errores del argentino en momentos clave sumado a buenos tiros del español con el revés, le dieron vida al protegido de Nadal y se terminó llevando el set contra todo pronóstico.

Finalmente, Diego logró volver a doblegar a su rival en el marcador, en gran parte gracias a la ayuda de una doble falta de Munar que le dio el primer quiebre al argentino.

En la próxima ronda el Peque enfrentará al ganador del duelo entre el japonés Kei Nishikori (19°) y el francés Gael Monfils (39°), rivales que, a priori, representan un desafío mucho más grande para el argentino.

Sencillo debut para Zeballos y Peralta

La pareja argento-chilena superó con facilidad la primera ronda del US Open venciendo a la dupla conformada por el danés Frederik Nielsen y el británico Joe Salisbury por 6-4/ 6-2 en una hora y seis minutos.

Ambos jugadores, como compañeros en dobles, acumulan seis títulos en el circuito, dos este año. Cinco de ellos fueron sobre polvo de ladrillo y tan solo uno sobre canchas de cemento (Metz 2016).

El argentino acumula dos semifinales en torneos de Grand Slam, siempre en dobles. La primera fue aquí en el US Open, en la edición del 2010, junto a su compatriota Eduardo Schwank, y la segunda fue en Roland Garros 2013 con el uruguayo Pablo Cuevas como compañero.

La mejor actuación de Julio Peralta en un torneo grande fue justamente con Zeballos el año pasado en Roland Garros, cuando la pareja alcanzó los cuartos de final.

En la segunda ronda los latinoamericanos enfrentarán a los estadounidenses Tennys Sandgren y Austin Krajicek.

Además, el día de hoy el argentino Andrés Molteni y checo Roman Jebavy, campeones en Kitzbühel, superaron también la primera ronda al superar a la dupla estadounidense de Evan King y Nathan Pasha por 6-4/ 6-4 en una hora y 15 minutos.

Cabe destacar que el día de ayer Leo Mayer, eliminado en singles pero aún vigente en dobles, derrotó junto con el portugués Joao Sousa a la pareja número uno del mundo, conformada por el austriaco Oliver Marach y el croata Mate Pavic, por 3-6/ 7-6 (5) / 7-5 en dos horas y nueve minutos.