Copa Davis ARG-COL: cómo llega la Argentina
La provincia de San Juan le sienta bien al equipo. | Foto: Sin Mordaza.

Copa Davis ARG-COL: cómo llega la Argentina

El equipo argentino de Copa Davis disputará su segunda serie del año este viernes. El antecedente más inmediato es el de Chile, una serie que fue más complicada de lo que parecía en la previa.

juanfra-cormick
Juanfra Cormick

No se sabía cómo iba a reaccionar el equipo argentino frente a su primera serie en el Grupo Americano desde el ascenso en el 2002. Sin Del Potro y con jugadores sin mucha experiencia en esta clase de partidos, la Argentina emprendió el primer paso para volver al Grupo Mundial.

La serie entre el combinado nacional y el equipo de Chile se llevó a cabo en San Juan, provincia en donde también será la serie ante Colombia.

El trio de capitanes (Coria, Gaudio y Cañas) contarán con tres de los cuatro jugadores que enfrentaron al país trasandino, estos son: Diego Schwartzman, Guido Pella y Máximo González. A ellos habrá que sumarles a Horacio Zeballos, quien regresa a la Davis en reemplazo de Nicolás Kicker (suspendido).

La serie entre Argentina y Chile, jugada entre el seis y siete de abril, la abrieron Kicker (segunda raqueta argentina) y Nicolás Jarry (primera raqueta de chile). El ascendente jugador chileno venía de ser semi-finalista en Río de Janeiro y sub-campeón en San Pablo, por lo que no se presentaba como un rival sencillo y sin duda elevaba la jerarquía del equipo chileno.

El encuentro fue muy reñido, el argentino estuvo muy cerca de ganarlo (estuvo a dos puntos de lograrlo), pero finalmente fue el chileno el que, en dos horas y 13 minutos, ganó por 4-6/ 7-6 (6) / 6-2 para darle el primer punto a su país.

El viernes lo cerraron Diego Schwartzman y Christian Garín. El “Peque” no había tenido una gran serie ante Kazajistán en el repechaje, y aquí, nuevamente le costó, ante un rival de mucha menor jerarquía, pero logró empatar la serie para la Argentina. El resultado final fue 7-6 (2) / 6-7 (2) / 6-2 en dos horas y 42 minutos.

El sábado arrancó con el encuentro de dobles, Pella y González contra Hans Podlipnik Castillo (gran doblista) y Jarry. En este encuentro los claros favoritos eran los chilenos, y, tras otro partido muy largo (casi tres horas), el equipo visitante tomó la delantera y sembró la duda en todo el banco argentino. El resultado del partido fue 6-7 (7) / 7-5/ 6-3.

Ese mismo día Nico Jarry volvió a saltar a la cancha, esta vez para enfrentar a Schwartzman, en el duelo de los dos mejores jugadores de la serie. Jarry y el “Peque” venían de enfrentarse en Río de Janeiro y en Miami, siempre con victorias del argentino en sets corridos, pero este contexto era totalmente diferente y la presión estaba del lado del local.

Finalmente, Diego pudo superar la presión y consiguió su primer gran triunfo en la Copa Davis, fue por 6-4/ 6-4 en una hora y 37 minutos, para empatar la serie en dos puntos por lado.

Daniel Orsanic, en aquel entonces capitán argentino, decidió poner a Guido Pella a jugar el quinto punto, puesto que este tenía más experiencia que Kicker en lo que a partidos de Copa Davis respecta. El partido con Garín no fue sencillo, hubo muchos quiebres de servicio para ambos lados, pero al final fue Pella el que logró imponerse por 6-3/ 7-6 (3) en una hora y 47 minutos y le dio el triunfo definitivo a la Argentina.

La serie contra Colombia muestra nuevamente al equipo argentino como el favorito, no solo por la jerarquía individual de sus jugadores, sino también porque, con la vuelta de Zeballos, el trio de entrenadores ha logrado armar un equipo competitivo tanto en singles como en dobles, sin la necesidad de contar con Juan Martín Del Potro. 

VAVEL Logo