Paliza de Paire a Carreño en la Davis

El francés Benoit Paire le dio a su país, el primer punto de la serie de semifinales de la Copa Davis. Hoy en un partido muy raro le ganó con suma facilidad al español Pablo Carreño Busta por 7-5 6-1 y 6-0.

Paliza de Paire a Carreño en la Davis
Benoit Paire contundente. Imagen: Zimbio

Si España tenía una posibilidad de acceder a la final, era jugar con la inconsistencia tenística de Benoit Paire, un jugador extrovertido, que por momentos divaga en la cancha y aunque tiene una calidad tremenda, su cabeza siempre le juega en contra.

Hoy fue el mundo del revés, el que se fue del partido fue el español Pablo Carreño Busta, jugó muy mal, no supo definir cuando tenía la oportunidad de ganar el primer set y desde ahí se apagó. Se le acabó la batería, se desenfocó y fue así que sufrió una de las peores derrotas que tuvo desde que juega para su país.

Paire comenzó en modo error, le pegaba a todo lo que venía, sacaba mal, cometía muchas dobles faltas y eso benefició por momentos al español. El francés no estaba fino con su derecha y los errores no forzados ocultaban las imperfecciones en el juego de Carreño. Fue así que gracias a dos dobles faltas consecutivas Paire le regaló su juego de saque al español y eso permitió que Carreño corra con ventaja.

Pablo tuvo una gran oportunidad de quedarse con el set, cuando con el 5-4 puesto y 40-15 arriba, sacó para set. Pero Paire así como había errado todo, desde ese momento metió todo, fue una máquina, porque no solo le pegó a la pelota con extrema potencia sino que además tiro un par drops que mostraron toda su mano.

Gracias al riesgo que tomó el francés, no sólo quebró el saque sino que después se hizo dueño del partido. Porque volvió a quebrar para quedarse con el set y desde ahí fue una máquina de jugar al tenis.

El segundo y tercer set, fueron un monólogo de Benoit, ya que no lo dejó jugar a Carreño, le tiró toda su calidad y el español no pudo revertir nunca la situación.

Paire se sacó de encima la presión del primer partido, ahora está todo cuesta arriba para España que deberá ganar su partido de singles y después esperar que el dobles francés no esté fino.