Gasquet, Monfils y Edmund, acompañan
al Peque en las semifinales de Amberes
Monfils sin lujos será el rival de Schwartzman en Amberes. Imagen: Zimbio

Gasquet, Monfils y Edmund, acompañan al Peque en las semifinales de Amberes

Hoy en Amberes firmaron su pasaje a semifinales, luego del triunfo de Diego Schwartzman, los franceses Richard Gasquet y Gael Monfils y el británico Kyle Edmund.

rodrigodesmedt
Rodrigo Desmedt

Se completó el cuarteto luego del triunfo del Peque Schwartzman en Amberes, Bélgica. Luego del triunfo del argentino, Gasquet y Struff batallaron durante dos horas y cuarto, decidiéndose el partido para el francés en el vigésimo punto del tie break, 6-4, 6-7 y 7-6. Además Monfils que viene retomando su tenis le ganó al canadiense Pospisil y será el rival del argentino.

Gasquet a pura garra

Tremendo Gasquet, la garra está intacta, supo sobreponerse a los bombazos de Struff sosteniendo intacta su esperanza en el último tie break y eso le permitió quedarse con un partido que se hizo eterno.

En el primer set el francés fue bastante sólido, no cometió errores no forzados y gracias a un quiebre en el quinto juego, en el único punto de break del set, Richard se quedó con el saque de su rival y eso le bastó para cerrar el set.

Tras ello Struff se despertó luego de volver a perder el servicio en el noveno juego del segundo set, por ello el alemán tiró todo su arsenal cuando el francés se prestaba para cerrar el partido y concretó el quiebre que le permitió llegar a la muerte súbita donde el germano embalado cerró con dos miniquiebres el set.

El viento de cola que traía Struff le sirvió para quebrarle nuevamente el saque en el comienzo del tercer parcial, pero Gasquet a pura garra, recuperó el quiebre en el octavo juego y luego batalló en la muerte súbita para cerrar un partido que lo pone en semifinales frente a Kyle Edmund que paso sin jugar por el retiro del bielorruso Ilya Ivashka.

Monfils el rival del Peque

El tenista francés Gael Monfils, consiguió avanzar a las semifinales del ATP 250 de Ámberes, al deshacerse del canadiense Vasek Pospisil por un trabajado 7-5 y 6-4, en un partido donde el jugador galo se mostró intratable con su servicio, consiguiendo salvar las dos bolas de break que tuvo en contra con mucha firmeza.

Sin magia pero con contundencia con el servicio, a Monfils no le sobró nada, el francés logró quebrar dos veces, una en cada set para quedarse con el partido. Fue un juego de control lo que hizo Monfils, jugó sin margen, no hizo nada raro y eso fue clave para no irse del partido.

Mañana el Peque defiende ante el francés sus puntos que logró el año pasado en este torneo, debe ganar para que esos puntos queden en las arcas del argentino. Por ello deberá usar su mejor arma, la devolución para quebrar a un correcto Gael Monfils.

VAVEL Logo