En el nombre del Padre, del Hijo y de
Roger Federer
El tenis. Imagen:@ATPTour

En el nombre del Padre, del Hijo y de Roger Federer

Roger Federer le dio un duro aplicativo al ruso Daniil Medvedev venciéndolo, tras una clase de tenis a cargo de su majestad. Roger le ganó por 6-1 y 6-4 y en su casa va mañana en búsqueda de su noveno título en Basilea. 

rodrigodesmedt
Rodrigo Desmedt

Gracias por vivir en tu época, gracias por contarnos todo con tu raqueta, el clamor de todo el tenis te pido por favor que no dejes nunca. Cada día te reinventas y aunque muchos te retiren vos salís a la cancha y liquidas a tus rivales.

Hoy en Basilea el respeto del ruso a Su Majestad fue tal que las piernas no se le movían, no podía sacar, no podía devolver, no podía pasar más de tres pelotas Roger no le dejaba. La dinámica con la que entro esta bestia del tenis, dejo opacado a todo lo bueno que había generado Medvedev después de ganarle en duelos de Next Gen a Tsitsipas.

Federer entró a quemar todos los cartuchos rápido, si en algo le había errado en la previa Medvedev fue en decir que: “Roger no venía jugando bien y eso lo alentaba”. Pero que es no jugar bien para el suizo, existe en la mente de un tenista que Roger por momentos no juegue bien.

Fue baile, porque el ruso no encontró nunca la manera de vulnerarlo, la diferencia de velocidad de la pelota era abismal. Roger bien plantado en el medio de la cancha le jugaba un ángulo tras otro hasta que el ruso cedía por impotencia.

Roger no tuvo piedad, no dejó que se mueva y salvo en un par de juegos donde el ruso más por intentar meterse en partido que por superar al suizo pudo ganarlos. El saque perfecto, la derecha implacable, la velocidad de piernas la de un Next Gen y el revés reinventado tremendo.

Medvedev fue una imagen en la cancha, pero el ruso no tuvo la culpa, todo fue de Roger, porque el ruso buscó variantes para salir de la tortura. Como veía que desde el fondo no tenía posibilidades el ruso intentaba irse adelante, pero en la red no lograba concretar todo lo que atacaba y al final se terminó sin nada.

En los últimos momentos de partido, Medvedev demostró la sangre rusa, ya que Daniil logró quebrarle en el octavo juego a un Roger semi humano y eso le dio algo de ilusión al ruso. Pero el más grande de todos lo terminó cerrando con su servicio.

Como mandamiento del tenis: No deberás en la previa decirle a la triada de reyes del olimpo del tenis (Roger, Nadal y Federer) que tienes posibilidades porque no vienen jugando bien. Ya que ellos te mostraran la puerta de salida y el regreso a tu casa.

VAVEL Logo