Argentina Open 2016: un deslucido Nadal venció a Lorenzi y accedió a las semifinales del ATP porteño

Por los cuartos de final, el español Rafael Nadal superó por 7-6 (3) y 6-2 al italiano Paolo Lorenzi y, de esta manera, se metió entre los cuatro mejores del ATP 250 de Buenos Aires. Mañana, su rival será Dominic Thiem, una de las máximas promesas a nivel internacional.

Argentina Open 2016: un deslucido Nadal venció a Lorenzi y accedió a las semifinales del ATP porteño
Crédito: Argentina Open

Errático. Desconcentrado, por momentos. Dubitativo. Vulnerable. Así se lo vio en el día de hoy al ex número uno del mundo y nueve veces ganador del Abierto de Francia. Nadal, primero en el orden de preclasificación, no tuvo un buen pasar por el Court Central Guillermo Vilas -ex Billoch Caride-. A diferencia de lo ocurrido en la noche del jueves ante Juan Mónaco, el oriundo de Manacor no sacó a pasear su mejor versión. Tras sus dos primeras presentaciones en el Buenos Aires Lawn Tennis, la gran pregunta es: ¿Cual es el verdadero Nadal? ¿El de ayer? ¿El de hoy?, la verdad es que, por el momento, aun no tendremos una respuesta clara. Lo cierto es que en la actualidad, el rendimiento del campeón defensor es un subibaja. Dato a tener en cuenta: se registró una temperatura mayor a los 40 grados centígrados sobre la arcilla del estadio principal, algo que, sin duda alguna, afectó el rendimiento físico y tenístico de ambos protagonistas. Lorenzi, por su parte, completó una gran semana en la capital argentina. Triunfos ante Pablo Andújar, coterráneo de Nadal, y Diego Schwartzman, exponente del tenis argento, es un buen presagio para lo que se avecina en esta temporada 2016. 

En el comienzo del primer parcial, el pupilo de Toni Nadal y Francisc Roig impuso condiciones y se colocó 3-1 en el marcador. Luego, a mediados de la manga inicial, fue Lorenzi quien obtuvo el contraquiebre y, a fuerza de peloteos largos y yerros del hispano, consiguió reponerse e igualar el marcador en cuatro juegos por lado. Dicha paridad se mantuvo hasta el desempate. Allí, el múltiple campeón de Torneos de Grand Slam mostró su credencial de candidato e inclinó la balanza en su favor. Luego, en el segundo set, las revoluciones de ambos jugadores empezaron a perder potencia. El nivel del partido, que ya era bajo de por sí, disminuyó gradualmente con el correr de los games. Fue aquí donde resaltó el espíritu de lucha y entrega que caracteriza a la quinta raqueta más importante del escalafón mundial. Fue así que, en una ráfaga, Nadal se deshizo de Lorenzi y, por ende, del peso que conlleva ser favorito. 

Mañana, por las semifinales del Argentina Open, su oponente será el austriaco Dominic Thiem, quinto favorito en la grilla preliminar. Horas atrás, el nacido en Wiener-Neustadt batió al serbio Dusan Lajovic por 6-4 y 6-1. Será el segundo duelo entre sí. Para encontrar el cruce entre ambos hay que remontarse al Abierto de Francia 2014. En este edición del major parisino, por la segunda vuelta, Nadal triunfó en sets corridos: 6-2 6-2 y 6-3.