No hubo partido

La intensidad de competencia de Andy Murray fue mucho para un apagado Milos Raonic. El resultado: 6-2, 6-0 en 1 hora y 6 minutos.

No hubo partido
Murray recupera sensaciones y avanza en Monte-Carlo. Fuente: AFP/ Getty Images & Montecarlo Tennis Masters

El primer turno de la jornada de cuartos de final en el Masters 1000 monegasco confrontaba a dos jugadores que debieron superar serias dificultades para arribar a esta instancia. De un lado de la red, Milos Raonic, que triunfó, tanto en su encuentro de segunda ronda como en el de octavos de final (ante Pablo Cuevas y Damir Dzumhur, respectivamente) recién en el tie-break del último parcial. Del otro, Andy Murray, quien derrotó, en la tercera vuelta, a Benoit Paire tras ceder el primer set (6-2) y encontrarse con un doble quiebre en contra en el segundo (el francés sacó 3-0).

En el inicio del encuentro, más precisamente en los primeros tres juegos, ambos jugadores sostuvieron sus servicios sin mayores complicaciones. Sin embargo, esta dinámica cambiaría rápidamente. El gran responsable de ello fue Raonic quien, en contrapartida con su ADN tenístico, acertó apenas un 42% de primeros saques y no conectó Aces. Por su parte, Murray, demostrando un gran olfato, comenzó a presionar, siempre que pudo, sobre el segundo servicio del canadiense. En consecuencia, dos quiebres (en el cuarto y en el octavo juego) en tres oportunidades le concedieron la primera manga por un holgado 6-2.

Debido al desgaste de las ruedas preliminares, el segundo set requería de una inmediata reacción por parte de Raonic para no sentirse abrumado por el camino que tenía por delante para remontar este encuentro. Nada de ello ocurrió. Un nuevo break, en el segundo juego, lo sentenció. El escocés estiró su racha a ocho juegos ganados de manera consecutiva para un lapidario 6-0.

De esta manera, Murray muestra una necesaria alza en su rendimiento de cara a lo que viene. Es que el héroe británico, luego de estar inactivo durante el mes de febrero a raíz del nacimiento de su primer hijo, no había retornado de la mejor manera al circuito y fue eliminado en las terceras rondas de Indian Wells (Delbonis) y Miami (Dimitrov). El nacido en Dunblane busca el tercer título en polvo de ladrillo de su carrera, los dos primeros, Munich y Madrid, fueron logrados, en semanas consecutivas, durante la temporada 2015.