Sin sobresaltos

Novak Djokovic se clasificó a las semifinales del Masters 1000 de Madrid, tras derrotar a Milos Raonic por 6-3, 6-4.

Sin sobresaltos
31-2 es su récord en la presente temporada. Fuente: Mutua Madrid Open

En el último encuentro de la jornada de cuartos de final del Masters 1000 de Madrid se medían el montenegrino naturalizado canadiense Milos Raonic (10 del mundo) y, tal como lo presentó la organización del torneo, “el indiscutible número uno” Novak Djokovic, quien retornó a la “Caja Mágica” luego de sendas ausencias en las ediciones 2014 y 2015. El serbio llegaba al encuentro con ventaja de 6-0 en enfrentamientos personales, con dos antecedentes sobre polvo de ladrillo: triunfos en semifinales de Roma (6-7, 7-6, 6-3) y en cuartos de final en Roland Garros (7-5, 7-6, 6-4), ambos en la temporada 2014.

En el primer parcial, los servicios no sufrieron sobresaltos hasta el sexto juego. Djokovic quebró en la primera oportunidad a su favor, gracias a un passing ganador a la carrera con su derecha. Esa diferencia fue suficiente para adjudicárselo por 6-3 en 36 minutos. La profundidad de su devolución y la imposición en los intercambios desde el fondo de la cancha fueron los pilares para controlar y dominar a su rival.

En la segunda manga, la tarea de sostener el servicio fue más engorrosa. El serbio se adueñó inmediatamente, en el primer game, del saque de Raonic. Luego de confirmar su ventaja, que sería definitiva, contó con posibilidades de incrementarla: dos break points tanto en el tercer como en el quinto juego que el canadiense supo superar. Por su parte, el número uno afrontó tres opciones de recupero: dos en el segundo y una en el décimo juego, el del cierre. La faena se completó recién en el cuarto match point, a partir de una devolución fallida.

Nole alcanza así su cuarta semifinal en Madrid luego de conseguirlo en 2007, 2009 y 2011 (año de su única consagración, derrotando en el partido decisivo a Rafael Nadal). Curiosamente, en la primera ocasión que lo logró, el torneo todavía se disputaba bajo techo al final de la temporada y fue derrotado por el unquillense David Nalbandian; en aquel cierre de año grandioso dónde triunfó en Madrid y París-Bercy logrando contundentes triunfos sobre el Top 3: Federer, Nadal y Djokovic. Su próximo rival será el japonés Kei Nishikori, a quien aventaja por 7-2 en los enfrentamientos personales.