Djokovic alcanza su segunda final en Madrid

El serbio disputará, al igual que en la edición 2011, el encuentro decisivo tras derrotar en las semifinales a Kei Nishikori por 6-3 y 7-6(4).

Djokovic alcanza su segunda final en Madrid
Djokovic, en búsqueda de su vigésimonoveno Masters 1000. Foto: Getty Images.

En la segunda semifinal del Masters 1000 de Madrid se enfrentaban el serbio Novak Djokovic y el japonés Kei Nishikori. Los contendientes por un lugar en la final dominical ya se habían visto las caras en nueve ocasiones (Djokovic 7-2), con dos antecedentes sobre canchas lentas: triunfos de Nole, lejos en el tiempo, en la segunda rueda de Roland Garros 2010 (6-1, 6-4, 6-4) y, más cercano, cuartos de final en Roma 2015 (6-3, 3-6, 6-1).

El partido arrancó con el nipón pretendiendo imponer su plan de juego. Esto es, dominar los intercambios plantado sobre la línea de base, sin retroceder bajo ninguna circunstancia. Así se encontró más cerca de conseguir una ventaja inicial, sobre todo con los tres break points que dispuso en el primer game, salvados por Djokovic con saques ganadores. Sin embargo, no pudo rubricarlo en el marcador y estaban 3-3. En ese momento, el número uno ajustó sus tuercas, quebró en el octavo juego tras generar dos chances y se llevó el primer parcial por 6-3 en 40 minutos.

En el segundo set, Nole apostó a incrementar diferencias de entrada. Generó cinco oportunidades de quiebre repartidas en los primeros tres turnos de servicio de Nishikori: dos en el primero y tres en el tercero, donde, a partir de un combo de aperturas de derecha y de revés, lograría su objetivo.

Inesperado lo que ocurrió en ese momento. Tras salvar un break point en el octavo juego, Djokovic sacó 5-4 y dejó pasar cuatro puntos para partido, además de cometer dos dobles faltas. Por esta razón, el encuentro se decidió en el tie-break, donde si lograría imponerse y obtener su triunfo número 32 en la temporada (contra sólo dos derrotas).

En la final, espera el británico, número dos del mundo, Andy Murray. El serbio lleva un amplio dominio en los enfrentamientos personales, 22 victorias y 9 derrotas. Además no sufrió derrotas en tres encuentros disputados en esta superficie. El último antecedente, victoria en las semifinales de Roland Garros 2015 (6-3, 6-3, 5-7, 5-7, 6-1). De este modo, los dos mejores jugadores de la actualidad determinarán quién será el campeón en la “Caja Mágica”.