Mónaco brilló ante Wawrinka

El argentino cosechó un triunfo de talla grande ante el suizo tras derrotarlo por 6-7(5), 6-3 y 6-4 en la tercera ronda del Masters 1000 de Roma. Ahora, en cuartos de final, se enfrentara al francés Lucas Pouille que viene de ganarle al español David Ferrer por un contundente 6-4 y 6-1.

Mónaco brilló ante Wawrinka
Primera victoria del argentino frente al suizo luego de cinco derrotas consecutivas - Foto: Atpworldtour

Juan Mónaco no se detiene. El foro itálico de Roma está siendo el escenario del resurgir del buen nivel que supo tener Pico, allá por 2012, cuando tocó el cielo con las manos al alcanzar el puesto número 10 del ranking mundial. Si bien hoy la realidad es otra (actualmente posee el puesto 114 del ranking) de a poco va demostrando que el ranking es solo un número y que a la técnica no le falla la memoria.

El tandilense venía de una gran victoria ante el sudafricano Kevin Anderson (14 del ranking) y ahora se le presentaba un obstáculo de mayor calibre como lo es Stanislas Wawrinka, número 4 del ranking, siendo solo superado por los temibles Djokovic, Federer y Murray. El helvético se mostraba como claro favorito para posicionarse en los cuartos de final de Roma, pero...

1er set   

El primer parcial ya nos daba una premonición de lo que sería todo el encuentro: una constante inestabilidad. Pico tuvo sus dos primeras chances de quebrar en el primer game pero no las supo aprovechar. Tuvo que esperar hasta el 5to game para conseguirlo con ayuda de las típicas ciclotomías de Stanimal, que venia haciendo un buen partido hasta ese momento. Sin embargo, esos cambios psíquicos repentinos también afectaron al argentino ya que llegó a estar 4-3 y 40-0 después de lograr lo que seguro será el punto del dia. Inmediatamente despues de dicho punto entró en un pozo sin fondo inexplicable que daría como resultado la entrega de su saque. Desembocaron en el tie-break donde el nacido en Lausana tendría más temple y cabeza para jugar pelotas con gran profundidad y colocación. Finalmente, se llevó el set por 7-6(5).

2do set

Probablemente el más inestable de los tres sets. El tie-break seguía en la cabeza de Juan, tanto que perdió rapidamente el servicio en el primer game. Aunque acomodó la casa rapidamente para recuperar el quiebre para ponerse 2-2. Posteriormente, se quebraron ambos servicios consecutivamente para ponerse 3-3, en lo que seria un game "bisagra". Las famosas lagunas de Wawrinka se hicieron presentes una vez más, lo que provocaron que perdiera la concentración, el game y el set por 6-3.

3er set

Comenzó inversamente al segundo set; el europeo sumido en dudas e impotencia cedió su saque en el primer game ante un Mónaco entonado. Ya pasando las dos horas de juego, el cansancio y la fatiga se hicieron notar en la court Pietrangeli y sobre todo en el bonaerense debido a que apenas le daba importancia a la devolución del saque rival. De todas maneras, la táctica le funcionó bien porque fue muy sólido con su saque, respondiendo bien defensivamente y abriendo continuamente la cancha. El quiebre de distancia entre ambos se mantendría hasta el final del encuentro, que culminó con un 6-4 y un grito desaforado del argentino de 32 años.

Fue su vigésima victoria ante un top ten, la primera ante el suizo, y alcanzó su mejor marca en Roma tras llegar a cuartos de final como así lo hizo en el 2009.

Ahora, se enfrentara al francés de 22 años y promesa mundial, Lucas Pouille, que entró al cuadro principal por condicion de Lucky Loser tras la baja de su compatriota Jo-Wilfried Tsonga por lesión.       Tras esta victoria, Monaco se asegura subir hasta el puesto 86 y, si le gana al galo, ascenderá hasta el puesto 58.