La tercera es la vencida

Tras dos caidas consecutivas frente a Rafael Nadal, el joven tenista derrocó al rey y avanzó a semifinales.

La tercera es la vencida
Fuente: Mundo Tenis

Una más para Dominic Thiem. El austríaco suma otra hazaña a su 2017. Tras perder dos finales frente a Rafael Nadal, en Barcelona 4-6 y 1-6, y en su primera final de Madrid 6-7 y 4-6, el tenista de 23 años tuvo su revancha. Se impuso ante el poderío del "Rey de las canchas lentas" en sets corridos. Nadal que sumaba 17 partidos con victoria al hilo, y seis encuentros sin caer en ningún set, no pudo ante el excelso trabajo de la gran promesa del tenis mundial.

Thiem hizo absolutamente todo bien. Un juego perfecto, exigiendo al máximo al español, haciéndolo cometer errores muy poco comunes en Rafa en polvo de ladrillo. Además, el número siete del ranking ATP presentó una defensa imbatible y una velocidad suprema para defender cada pelota. Se basó en un gran revés y la generación de grandes aperturas. Le conllevó casi dos horas conquistar el triunfo. Una ardua tarea pero que rindió sus frutos. En el primer game quebró el servicio de Rafa, lo que fue fundamental para pasar al frente y finalmente quedarse con el primer set por 6-4. En el segundo set quebró en dos oportunidades y sacó una ventaja inalcanzable, para sentenciar el partido 6-3 con su servicio y una bola ancha de Nadal como última jugada del match. 

No quedan dudas de que Dominic Thiem es la joyita del tenis, con tan solo 23 años es el número siete del ranking ATP. Al conseguir el pase a semi-finales de Roma por primera vez en su carrera, desde el próximo lunes subirá a la sexta posición, también por primera vez, pasando a Milos Raonic quien también hoy cayó con Alexander Zverev por 7-6 y 6-1. Thiem espera por el ganador del duelo entre Novak Djokovic y Juan Martín del Potro. 


Share on Facebook