Entrevista. Gustavo Luza: "El tenis es un deporte que se ha transformado en un negocio muy importante"

El ex capitán de Copa Davis y entrenador del Pilará Tenis Club interpretó lo que la cabeza del tenis mundial quiere modificar en el deporte. Además, su opinión acerca del año de Del Potro y Schwartzman, las reinvenciones de Federer y Nadal y la poca valoración a Gustavo Fernández.

Entrevista. Gustavo Luza: "El tenis es un deporte que se ha transformado en un negocio muy importante"
Fuente: Santiago Ferrer

La tecnología avanza a pasos agigantados, y es más importante mantener la audiencia que la esencia del deporte mismo. Gustavo Luza, ex capitán de Copa Davis durante los años 2002 y 2004, analizó las modificaciones que la ATP quiere realizarle al mundo de la pelotita amarilla. "La televisación está tratando de lograr un tenis más intenso. Creo que en esta oportunidad el deporte va a tener que adaptarse a los cambios y no al revés", expresó el mercedino.


Luza no tiene pelos en la lengua. No da vueltas en sus repuestas, es directo. Comenzó siendo muy critico contra la Asociación de Tenis Profesional (ATP) y la mirada que esta le da al deporte. "Para la ATP el tenis es un negocio. Si no fuese eso, sería un deporte amateur. Hay mucho dinero en juego, tanto para jugadores, sponsors y para la organización misma", explicó Luza. Se mostraría en desacuerdo si la cúpula del tenis intentará modificar alguna parte de la jugabilidad en si: "Me parecía más grave si quisieran cambiar algo de la esencia del juego. Los jugadores más veteranos les va a convenir, que cada punto y game sea importante".

Uno de los maximos exponentes del tenis argentino en 2017 fue sin dudas Diego Schwartzman, Luza valoró el nivel del oriundo de Villa Crespo. "Un año de mucho crecimiento, me parece que se ha convertido en un jugador muy maduro. Muy inteligente y con condiciones", manifestó sobre Schwartzman, que cerró su año en el puesto nº 26 del ranking mundial. Admitió que las ventajas que supo desarrollar el Peque fueron la velocidad de piernas, la inteligencia táctica, las variantes de juego y su espíritu de lucha, pero que la clave de su momento pasa por su entrenador, Juan Ignacio Chela: "Hoy se lo ve disfrutando mucho más que antes, y eso, viene de la mano de su entrenador, del que lo guía y del que le dio un plus".

Otro que tuvo un año espectacular y de una nueva reinserción en el circuito fue Juan Martín Del Potro. "Da muchos chispazos de lo que podría llegar a ser, pero le cuesta mantenerse en el tiempo y consolidarse. Pero hay que tener en cuenta que tuvo lesiones serias que lo dejaron mucho tiempo afuera", soltó Luza sobre la Torre de Tandil. Además, criticó la ausencia de Delpo en la serie de Copa Davis ante Italia: "Son decisiones personales. Te puede simpatizar o no, a mí no me simpatizó. Pero no me pareció mal que hayan pensado en su carrera y en su bienestar. La Davis conlleva un desgaste físico y mental alto"

Luza admitió estar sorprendido por el año que tuvieron Roger Federer y Rafael Nadal, pero lo que lo deja mas perplejo es el cambio de juego de ambos. "Nunca los di por muertos pero pensé que estaban en la curva descendente. Especialmente Federer, pero la transformación de su juego ofensivo me impactó. Incluso, Nadal prefiere los puntos más cortos que antes", elogió el doblista argentino. Pero más allá de la reinversión de ellos, cree que hay un retraso en las camadas: "Creo que los jóvenes que hay son muy interesantes, pero no veo alguien que tome la posta del tenis. En la comparación con estos dos, varios top ten están muy verdes aún".

El presente y el nivel de Gustavo Fernández es quizás -junto la eliminación del grupo mundial de la Davis- de lo más trascendente en el año tenístico argentino. Sobre el n° 1 del tenis adaptado, Luza advierte que no tiene techo, pero que tiene muy poca valoración en el país: "Gustavo no tiene ningún tipo de limitación. Lo comprobé cuando vino acá (Pilará Tenis Club). Y al ganar un Grand Slam debería haber sido reconocido como tal, como cuando Delpo ganó el Us Open que lo llevaron con la presidente (Cristina Fernández de Kirchner). Gustavo debería ser tratado igual, es un ejemplo como deportista y ser humano".

Gustavo Luza quizás no es tan recordado por su época de jugador pero sí por la capacidad de dirigir un grupo, como cuando fue el capitán del equipo argentino. Todo lo que fue cosechando y lo que logró al desarrollarse en ese ámbito, como también, en el de entrandor del club de Pilar, le dio frutos a la hora de analizar cada concepto del tenis mundial.