Conocé al artemarcialista mixto de Dios

El mexicano José Loera dialogó con los medios sobre su camino de la iglesia a convertirse en peleador de MMA. Loera se autodenomina como "el guerrero de Dios" y compite en la primera liga latina de MMA en Estados Unidos.

Conocé al artemarcialista mixto de Dios
Foto: Infobae

José "Mano de padre" Loera dejó la iglesia para convertirse en luchador profesional de Artes Marciales mixtas. El hombre de 35 años es mexicano y se considera "el guerrero de Dios", es instructor de combate y un excelente del jiu-jitsu. 

Loera debutó en Combate Américas, la primera franquicia de MMA de habla hispana en Estados Unidos y prepara su debut como profesional. "Mi idea era trabajar, pagar, y regresar a México y a la iglesia. Pero estando aquí empecé a hacer artes marciales mixtas, empecé con jiujitsu, y me gustó mucho y ya no regresé", manifestó el ex-cura mexicano sobre su estadía en Estados Unidos. 

Sobre el camino de la casa de Dios a las jaulas de la MMA 

"Me vine a EEUU porque mi papá se enfermó y lo iban a operar del corazón. Todo eso costaba dinero y quedamos muy endeudados en casa. Llegué a EEUU para sacar adelante esos gastos porque veía a mi familia muy presionada, ya que somos una familia humilde", aclaró Loera.  

Sobre su relación actual con la iglesia y sus miembros  

José Loera fue consultado por si aún mantiene firmemente su vínculo con la iglesia y los demás "padres": Sigo yendo a la iglesia. Soy católico y católico voy a morir. Sigo yendo y los sacerdotes de la iglesia católica son mis amigos. Ellos saben que peleo. Siempre que voy a ir a pelear voy y me dan sus bendiciones. En México el obispo que estaba encargado del seminario no sabía que iba a venir ni que iba a entrenar artes marciales mixtas, ¡ni yo sabía!", confesó el ex integrante de la iglesia. 

Filipenses 4:13: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece"; pasaje bíblico preferido de José Loera. 

¿Pelear es pecado? 

Siguiendo con sus raíces y conocimientos religiosos le preguntaron si pelear de la manera que se hace en la jaula es pecado a lo que él responde: "No es pecado. Si lo haces por deporte y con respeto, es un deporte, no un pecado. Pero si vas y peleas en la calle es diferente. En el deporte hay reglas, en la calle no, entonces no estás respetando a tu prójimo". 

"Dios a veces nos llama de diferentes maneras y creo que me puso en este camino para ser una especie de misionero y un ejemplo para los jóvenes". 

Como fue atraído por las MMA 

En otra seguidilla de preguntas y respuestas, el "artemarcialista cura" fue preguntado por lo que le gusta de las artes marciales mixtas: "Cuando llegué a Estados Unidos empecé a ver videos de Royce Gracie y cómo dominaba a las personas más grandes se me hacía una locura. Me gustó el jiu-jitsu y decidí que quería aprender. Me metí a una escuela y al principio me trapeaban, pero ya empecé a aprender y aprender", testificó. 

Para finalizar, José Loera habló sobre si lo mental y espiritual se hacen uno solo para que él sea más fuerte: "Quizás. Me siento muy tranquilo, no siento mucha presión o ira. Respeto a mis oponentes porque todos vamos por el mismo sueño. Una persona cuando es tranquila y sabe lo que está haciendo puede ganar una pelea o cualquier otra cosa".