Justin Gaethje y la estrategia perfecta
Gaethje y una actuación sobresaliente (Foto: UFC)

El UFC 249, que se desarrolló el sábado pasado en el VyStar Arena de las ciudad estadounidense de Jacksonville, nos dejó la consagración de Justin Gaethje como nuevo campeón interino de peso ligero, luego de derrotar a Tony Ferguson por nocaut técnico en el quinto round, en lo que fue la mejor actuación en la carrera de The Highlight.

Para muchos, la victoria de Gaethje y la pálida actuación de Ferguson fueron una gran sorpresa. En la previa a este combate, se habló de como Gaethje podría aguantar el insoportable ritmo que el Cucuy impone en todas sus peleas, aprovechando su enorme gama de recursos, tanto de pie como a ras de lona. Al mismo tiempo, se hizo hincapié en el poco cardio que podría tener el oriundo de Arizona, quien está acostumbrado a finalizar sus pleitos en las primeras vueltas.

Desde el primer asalto, Gaethje sorprendió con su plan de combate. En lugar de su intensa y habitual presión en los primeros minutos, apostó por los contraataques, el control de la distancia y los low kicks para desgastar a Ferguson, aspectos que matizó durante gran parte de los cinco rounds.

Si bien, The Highlight tuvo algunas dudas en el segundo round, tras un buen uppercut por parte de Ferguson, el resto de la contienda le proporcionó muchísimo daño a su rival, que nunca le encontró la vuelta. Con el pasar de los minutos, el Cucuy estaba cada vez más malherido, producto de las poderosas contras de Gaethje y cansado por los potentes patadas a las piernas, que le quitaron mucho movilidad e intensidad a su estrategia. A su vez, vale resaltar la gran labor defensiva de Gaethje, desde el control del octágono hasta los cabeceos y movimientos para evitar las ofensivas de su contrincante. 

Foto: UFC
Foto: UFC

Otro detalle a tener en cuenta, es que Ferguson en ningún momento pudo llevar la pelea al piso, área donde suele ser muy peligroso, ya que tiene ocho de sus 25 triunfos por sumisión. A la vez, hay que rescatar su enorme entereza y aguante, ya que prácticamente cualquier otro oponente no hubiese resistido el tremendo castigo que recibió por parte de Gaethje.

La definición de la pelea en el quinto asalto, fue la frutilla del postre para Gaethje que remató el asunto, ante los últimos y desesperados intentos de Ferguson, muy disminuido físicamente, los ojos inflamados y la cara cortada. El árbitro Herb Dean detuvo la contienda luego de un gran golpe de Gaethje a la nariz del ex-monarcs interino, que culminó con el hueso orbital roto.

Ahora como campeón interino de las 155 libras, Justin Gaethje tendrá la oportunidad de unificar cinturones con el ruso Khabib Nurmagomedov, monarca regular de la categoría. Y si, lo que parecía impensado hace un par de meses, ahora es realidad y es por eso que nunca hay que subestimar al que no es favorito, en el mundo de las MMA.

VAVEL Logo