Historia de Colombia en los Mundiales: Chile 1962
Selección Colombia en Chile 1962 - Imagen: Kienyke.com

Historia de Colombia en los Mundiales: Chile 1962

Chile 1962 el logro de lo impensado, la historia que jamás podrá ser olvidada, el mundial del único gol olímpico hasta ahora. En Vavel repasaremos lo que fue la primera presentación de Colombia en un campeonato del Mundo y todo lo que rodeó esa actuación en Chile.

CristianPinto
Cristian Pinto M.

Esta linda historia de magia y grandes leyendas  arranca en 1961, época en donde el frente nacional era el dueño del poder en Colombia, la revolución cubana hacía eco en el mundo, la guerra fría estaba en pleno apogeo y las guerrillas comunistas se forjaban en Latinoamérica. En aquel entonces Jhon F. Kennedy visitó la nación con el fin de estrechar lazos con Colombia, para ganar un aliado fuerte en la región, la visita de un presidente gringo era un acontecimiento, pero a la par de dicho suceso, la nación esperaba con ansias el inicio del mundial en tierras chilenas, los medios fueron precursores de esta fiebre mundialista, ya que comentaban las múltiples ventajas tanto deportivas, como políticas y sociales que acarreaba para un país la participación en un Mundial , además con el plus de que era la primera vez que Colombia asistía a esta cita.

¿Pero por qué sólo hasta 1962 Colombia disputó su primer Mundial?

Antes de 1962 la selección Colombia no contaba con grandes logros en su andarEl fútbol colombiano era símbolo del regionalismo (algo que siempre ha sido una constante en este país), el interés por oír los partidos del rentado nacional era gigantesco debido al altísimo nivel del torneo y la rimbombancia de sus figuras, cosa contraria se vivía con la selección Colombia, que aunque lograba atraer la atención del país, no llegaba a ser tan poderosa esa atracción, ya que en aquellos tiempos el equipo cafetero era ‘ese equipo con el que todos querían jugar’, y no precisamente por su gran estilo de juego, sino porque era considerada como una de las cenicientas del continente. Era algo normal que esto pasara, Colombia no logró nada importante antes de 1961, ya que a los clubes colombianos sólo se preocupaban por tener en sus planteles a los mejores jugadores argentinos, brasileros y uruguayos, dando poca cabida al talento nacional y haciendo así muy difícil armar un cuadro competitivo para contiendas entre selecciones.

Eliminatoria a doble partido contra un solo rival

Todo mundo daba como seguro ganador de la serie a PerúEl sistema de clasificación era sencillo, se enfrentaban dos selecciones a partido doble y el ganador obtenía el cupo al Mundial, para esa ocasión Colombia le correspondió enfrentar Perú, la organización del Mundial ya daba por hecho que los incas estarían en la cita orbital, así que para asegurarse un taquillón, se orquestó todo para que una de las sedes fuera la ciudad deArica, al norte de Chile, cerca de la frontera con Perú. Para mala suerte de ellos se les atravesó en el camino un equipo con jugadores de gran talento y que conformaron lo que sería la llamada primera generación dorada del fútbol colombiano. El legendario ex jugador de Millonarios, el argentino Adolfo Pedernera asumió la dirección del equipo y consigo trajo un proyecto que revolucionó a la selección, Adolfo confeccionó su equipo con los mejores jugadores de aquella época, tales como: Efraín ‘el Caimán’ Sánchez, Delio ‘Maravilla’ Gamboa y Francisco ‘Cobo’ Zuluaga.

Enfrentar a Perú representaba un gran reto en lo futbolístico, pero además generaba un gran sentimiento patrio en el contexto tanto político como social, en el ambiente se sentía aún latente las huellas de la guerra de 1932, además seguía fresca en la memoria deportiva la dura derrota propinada  por los incas en la primera edición de los Juegos Bolivarianos, la cual se realizó en Bogotá en el 38. Esos factores terminaron por desencadenar  un apoyo nunca antes visto, el colombiano arropó a su equipo y le rezó al santo de su devoción para que se diera el milagrito de que Colombia saliera triunfal de esa serie y llegase a su primer mundial.

El 30 de abril de 1961 el Campín se llenó para ver el partido, en el país todos los radios estaban sintonizados en la misma onda, las familias se sentaban a oír el partido y recrear en la mente los sucesos que aquellos narradores les iban trasmitiendo. Aquella tarde Colombia venció a su similar por la mínima diferencia, un resultado positivo, pero parecía insuficiente para el partido de vuelta en Lima. Ocho días después Colombia dio el batacazo y empató a un gol en tierras peruanas, el caimán Sánchez fue la figura indiscutible, y no era para menos, sus soberbias atajadas lograron que Colombia llegara por primera vez a un Mundial.

Todo fue euforia, aquel pueblo que sufría por el surgir del conflicto armado, olvidaba sus penas con esa victoria épica ante su más acérrimo rival de la región, el país recibió al equipo con una caravana en Bogotá, ellos eran los grandes héroes del momento, en los cafés no se hablada de otro tema que no fuera la clasificación por primera vez a un mundial.

La Unión Soviética forjaba los mejores deportistas del mundo, regidos por una gran disciplina militarLas caras de optimismo fueron opacadas por la desesperanza cuando se dio a conocer el grupo que le correspondió a Colombia, sus rivales eran: Uruguay quien era ya bicampeón mundial, Yugoslavia y La Unión Soviética (URSS), dos países en donde el socialismo estaba a flor de piel. El deporte era una política estatal en la URSS, ya que forjar grandes atletas les daba una muy favorable imagen internacional (en la guerra fría todo escenario servía para demostrar quién era mejor y el fútbol no era la excepción). Los medios colombianos comentaban la noticia y explicaban la relevancia y el poder de sus rivales, le decían al lector quien era Lev Yashin y las razones del porqué lo apodaron como la araña negra, además comentaban la altísima preparación física que tenían aquellos jugadores y de que enfrentarlos sería prácticamente una masacre.

El 22 de mayo de 1962 la selección partió a Chile y la afición le brindó una calurosa despedida en el aeropuerto, confiando en que aquellos jugadores elegidos lograran tejer una actuación aceptable y que por lo menos le plantaran cara a los uruguayos, soviéticos y yugoslavos. 

Fueron 22 los seleccionados para representar a todo un país en Chile:

Porteros: Efraín Sánchez y Adelmo Vivas.

Defensas: Francisco Zuluaga, Anibal Alzate, Jaime González, Ignacio Calle, Carlos Aponte, Héctor Echeverri y Óscar López.

Volantes: Jaime Silva, Rolando Serrano, Hernándo Tovar y Marcos Coll.

Delanteros: Hermán Aceros, Luis Paz, Ignacio Pérez, Marino Klinger, Eusebio Escobar, Delio Gamboa, Antonio Rada, Héctor González y Jairo Arias.

DT: Adolf0 Pedernera

Inició el mundial, el sueño por fin se  cristalizó

El 31 de mayo Colombia enfrentó en su primer partido al seleccionado de Uruguay, los colombianos se pusieron arriba gracias a Francisco ‘Cobo’ Zuluaga por la vía del penal al minuto 19 de la primera etapa, pero los del país oriental remontaron gracias a Luis Cubilla (11’ ST) y José Sasía (30’ ST), al final un 2-1 sentenció lo que fue el primer juego de un seleccionado colombiano en un mundial. “No empezamos tan mal como nos lo imaginábamos” esa era el pensamiento del aficionado tras el primer partido, un poco más de optimismo emanaba el hincha cafetero de cara al segundo encuentro ante la temida Unión Soviética.

La hazaña impensada se hizo realidad

No sólo el país apoyaba a su selección, también lo hacían los paises que eran parte del bloque capitalista, quienes eran objeto de burlas en el mundo, ya que los países socialistas habían tenido un comienzo más que espléndido en la Copa del Mundo, el bloque capitalista esperaba que algún equipo diera la sorpresa, evitando así que el país del martillo y la oz o alguno de sus aliados demostraran una vez más su supremacía. Ya volviendo al plano nacional, el ambiente previo al segundo encuentro era extraño, todos esperaban que la URSS aplastara al combinado cafetero, el día del segundo partido de la selección (domingo 3 de junio), también se disputaba una fecha más del fútbol profesional colombiano, así que la gente salió al estadio a ver al club de sus amores, pero al tiempo atentos la narración del Colombia – Unión Soviética a través de ese maravilloso invento llamado radio.

Ese día la Unión Soviética formó así: Lev Yashin; Givi Chokheli, Leonid Ostrovski, Valeri Voronin, Anatoli Maslyonkin; Igor Netto, Igor Chislenko; Valentin Ivanov, Viktor Ponedelnik, Viktor Kanevski y Mikhail Meskhi.

Y Colombia formó con estos once gladiadores: Efraín Sánchez; Aníbal Alzate, Jaime González, Óscar López, Héctor Echeverri; Rolando Serrano, Marcos Coll; Hermán Aceros, Marino Klinger, Antonio Rada y Héctor González.

Doce minutos bastaron para acabar con las pocas ilusiones que tenían los colombianos de lograr una hazaña, La Unión Soviética masacraba en términos deportivos a Colombia por marcador de 3-0, con goles de: Ivanov (min. 8 y min.11) y  Chislenko (min. 10), las caras tristes eran el común denominador en Colombia, pero un gol de Hernán ‘Cuca’ Aceros al minuto 20 llenó de felicidad al aficionado, y no era para menos, le habían anotado a la legendaria araña negra, esta primera anotación fue el preludio para la epopeya que estaba por llegar.

Colombia - URSS - Foto: Vanguardia Liberal

Tras finalizar el primer tiempo con un 3-1 en contra, Colombia se fue al camerino y allí mágicamente el equipo pasó de un equipo maniatado ante la rudeza del rival para convertirse en un seleccionado que podía pasarle por encima a cualquier rival a base de buen fútbol. Cuentan los jugadores de aquel equipo que Pedernera les pidió que cantaran el himno nacional a todo pulmón, ese símbolo fue el grito de guerra para salir a hacer historia. Trascurrían once minutos de la segunda etapa y Ponedelnik marcó el 4-1, pero Colombia no se amilanó ante este gol y por el contrario siguió devorándose el campo, dándolo todo, como si no hubiese un mañana.

Marcos Coll posee el título de ser el único hombre en marcar un gol olímpico en un mundialMinuto 68’, tiro de esquina para Colombia, Marcos Coll cobró y se escuchó un estallido de felicidad que retumbó por todo el país “gooool de Colombia, gol olímpico de Marcos Coll, le han marcado de nuevo a Yashin”. 4-2 y el equipo era una tromba, rápidamente Antonio Rada colocó el 4-3 (min. 72), el país pasó del pesimismo abrumador al júbilo absoluto en cuestión de minutos, la hazaña era posible y se cristalizó con el gol de Marino Kilnger al minuto 86, marcador final Unión Soviética 4 – Colombia 4, al escuchar el final del juego se desató una celebración sin precedentes en el país, la gente inundó las calles con pitos y gritos llenos de  emoción y patriotismo, era como si se hubiera conseguido la copa del mundo, los diarios no se guardaban en elogios para describir aquella hazaña.

Así fue la portada de El Tiempo tras el historíco empate

Vídeo de Colombia 4 - URSS 4

Tras el empate obtenido ante la temible Unión Soviética, el recién elegido presidente del frente nacional, Guillermo León Valencia le dio el tinte político a este acontecimiento con la siguiente perla: “Es un triunfo de la democracia sobre el totalitarismo”, ese sentimiento de patriotismo de haberle ganado al gigante socialista, fue usado por el gobierno para hacerle frente a los movimientos guerrilleros de aquella época y de paso para ganar puntos con su amigo del norte.

El descomunal esfuerzo ante los soviéticos les pasó cuenta de cobro ante los yugoslavos Después de aquel glorioso empate Colombia enfrentó  a Yugoslavia (siete de junio) y cayó por un estruendoso, pero mentiros marcador de 5-0, los goles de los balcánicos fueron obra de Galic (21 PT y 17 ST), Jerkovic (25 PT y 43 ST) y Melic  (37 ST). Colombia terminó así su primera participación en una copa del mundo, fueron eliminados en primera ronda, pero lograron ser el centro de atracción gracias a ese memorable partido ante los soviéticos, el país le reconoció a ese grupo de gladiadores ese gigantesco esfuerzo con un recibimiento apoteósico en Bogotá. Este grupo de jugadores marcó un hito, fueron, son y serán leyenda, ellos son la firme demostración de que el amor propio, la convicción y las ganas de dejar en alto a una nación, pueden lograr que se consigan grandes gestas a pesar de lo difícil que pueda ser el reto.

Tras 1962 Colombia duró 28 años sin asistir a un mundial, siendo en Italia 90' su regreso y allí consiguiendo su mejor actuación en la historia, pero es Chile 1962 el mundial que más emotividad ha tenido para este país debido a la dureza de los rivales, por todos aquellos factores geopolíticos y sociales que habían en ese entonces los cuales estaban directamente estaban relacionados con los resutados obtenidos, y por último la nostalgia  producida por aquel partido legendario ante la URSS, en el cual hasta se vio un gol olímpico, el único en un mundial hasta ahora.

VAVEL Logo

Fútbol colombiano 

hace 13 horas
hace 14 horas
hace 12 horas
hace 12 horas
hace un día
hace un día
hace un día
hace 2 días
hace 2 días
hace 3 días
hace 3 días