Un mensaje de agradecimiento
Imagen tomada de www.elpais.com.co

Este 4 de julio, Colombia concluyó con su mejor participación en una Copa Mundial perdiendo en cuartos de final ante Brasil por 2-1. Los locales, en un partido polémico, avanzaron a semifinales y Colombia, en cambio, intentando hasta el final, se tuvo que despedir de la máxima cita futbolística. Sí, Colombia por poco logra el empate a punta de alma y corazón pero no bastó para vencer las adversidades que se presentaron a lo largo del encuentro. 

En fin, el partido ya quedó en el pasado y como lo dice claramente el título de este texto, esto es simplemente un mensaje; un mensaje para dar las gracias a aquellos 23 jugadores colombianos que dejaron el nombre del país muy en alto, que dejaron sudor, lágrimas y sangre en el terreno de juego, que llenaron de alegrías y sueños a 47 millones de colombianos, que se entregaron al máximo por la camiseta y que sobre todo representaron muy bien a todo un país que se ganó el respeto y la admiración del mundo entero. Y obvio, gracias al estratega de todo esto: José Néstor Pékerman. El gestor de que Colombia volviera a un Mundial después de 16 años y que escribiera con letras gigantes su mejor participación en un Mundial. Para él, un colombiano más, una mención especial. 

16 largos años tuvimos que esperar para volver a ver en un Mundial a Colombia. Algunos no habían nacido y otros en cambio estabamos muy chicos. Muchos observabamos por primera vez al seleccionado de nuesro país es un Mundial el pasado 14 de junio. Muchos gritamos por primerza vez un gol de Colombia en un Mundial. Muchos por primera vez vimos avanzar a octavos de final a nuestra selección. Pero al final un país entero vio y sintió algo desconocido para un colombiano: avanzar a cuartos de final. Digo ninguno porque jamás Colombia había logrado llegar hasta cuartos de final y este grupo de jugadores lo logró, hizo historia y afortunadamente vivimos para verlo. Al final, muchos lloramos por primera vez la eliminación de la tricolor en un Mundial. 

Juventud y experiencia le devolvieron una identidad al fútbol colombiano. Una identidad que se perdió durante 16 años y que por fortuna regresó en los pies de 23 jugadores que integraron sin duda alguna la mejor Selección Colombia de toda la historia. Esta selección entró a lo más alto del podio del balompié nacional y será recordada a través de los años por quienes tuvimos la fortuna de verla. Así como serán recordados todos aquellos jugadores que a lo largo del camino a Brasil desaparecieron. A aquellos jugadores como Radamel Falcao García, Aldo Leao Ramírez, Edwin Valencia, Elkin Soto, Macnelly Torres, Aquivaldo Mosquera, en fin, tantos y tantos jugadores que desafortunadamente no llegaron a cumplir su sueño mundialista con Colombia, a ellos gracias también.

El camino empezó redondo para Colombia con una victoria contundente por 3-0 sobre Grecia. El mejor arranque de Colombia en un Mundial, algo histórico, como todo lo que hizo este seleccionado en Brasil. La historia continuó aún más perfecta: Colombia derrotó 2-1 a Costa de Marfil y aseguró su paso a octavos de final. Los dirigidos por Pékerman no estaban satisfechos y querían ganar por primera vez los tres partidos correspondientes de su grupo. Colombia lo logró por un marcador amplio de 4-1 sobre Japón. Lo mejor estaba por venir: octavos de final ante Uruguay. Jugando como siempre Colombia ganó como nunca y avanzó por primera vez a cuartos de final derrotando a los charrúas por 2-0. Por desgracia para Colombia, esta historia no terminó con un final feliz como es habitual. Brasil eliminó a Colombia con sus 11 jugadores en campo propio y pidiendo la hora.

Durante 21 días gritamos hasta que perdimos la voz 12 goles de nuestra selección. Festejamos emotivamente hasta llorar cuatro victorias consecutivas. Durante 21 días portamos con orgullo la camiseta amarilla y salimos a las calles a exhibirla. Orgullo, eso es todo lo que dede sentir el país. 

A todos, a cada uno de ellos, gracias infinitas. Gracias por haber hecho latir a mil pulsaciones los corazones de millones de colombianos. Ustedes muchachos lograron unir a un país, lograron devolverle una sonrisa al pueblo colombiano que durante este tiempo y estoy seguro de que continuará así, se levantaron sintiéndose orgullosos de ser colombianos. Sé que con estas palabras hablo por 47 millones de colombianos que, como yo, solamente tienen palabras de agradecimiento y admiración. Gracias a los jugadores, a José Pékerman, al cuerpo técnico y a todos los que hacen parte de una sola familia: Colombia.

David Ospina, Faryd Mondragón, Camilo Vargas, Mario Yepes, Cristian Zapata, Éder Álvarez Balanta, Pablo Armero, Juan Camilo Zúñiga, Santiago Arias, Carlos Valdés, Víctor Ibarbo, Freddy Guarín, Abel Aguilar, Carlos Sánchez, Carlos Carbonero, Alexander Mejía, Juan Guillermo Cuadrado, Juan Fernando Quintero, James Rodríguez, Teofilo Gutiérrez, Jackson Martínez, Adrián Ramos, Carlos Bacca. 

¡Gracias infinitas muchachos! ¡Gracias Colombia!

VAVEL Logo