Nelson Ramos y su paso por el arco de Millonarios
Fotografía tomada de: soydemillos.net

Buenos y malos momentos vivió Nelson Ramos bajo los tres palos de Millonarios, y hablo en pasado porque ya es historia su paso por el equipo embajador. Así lo manifestó el guardameta. Dos títulos y altos reconocimientos fue lo que recogió Ramos en su trayectoria por el equipo más grande de Colombia. Pero el ciclo ya se cumplió.

Sin embargo no todo fue bueno. Sufrió una lesión que lo marginó de las canchas por varios meses y desde entonces no regresó a su nivel. Ese mismo nivel que lo llevó a la selección durante la Copa América 2011 y que lo catapultó como figura del fútbol colombiano, en su momento, a tal punto de recibir tentadoras ofertas de equipos extranjeros. Prefirió jugar en Millonarios.

Figura indiscutible de Millonarios

El primer año de Nelson Ramos en Millonarios fue exquisito. Llegó en enero de 2013 y en su primer semestre vestido de azul ya se perfilaba como figura. Una convocatoria a la selección, un título de Copa Postobón y excelentes números fueron muestra de ello.

El portero payanés se convirtió rápidamente en el motor del equipo azul. Demostró seguridad bajo los tres palos e impulsó varias victorias de Millonarios en el año. Importantes atajadas fueron las contribuciones de Nelson Ramos para que su equipo se consagrara campeón en 2013 de la Copa Postobón, ante Boyacá Chicó, no recibiendo goles en la final (2-0, global).

Nelson Ramos fue vital para que Millonarios lograra ganar la Copa Postobón 2011.

En el segundo semestre del año y luego de participar de la Copa América con Colombia, Nelson Ramos regresa al arco de Millonarios para asjudicarse con un poco más de experiencia. En 17 encuentros durante la fase de todos contra todos, solamente recibió 12 goles. Un promedio de menos de un gol por partido. Además, Ramos contribuyó en gran parte al invicto en casa de Millonarios durante el semestre.

Convocatoria a la selección

Algo que no podrá olvidar Nelson Ramos es que durante su estadía en Millonarios recibió su primer llamado a la selección. El sueño de todos. Y con qué meritos. El guardameta payanés vivía su mejor momento.

Ramos era titular indiscutible de Millonarios cuando fue convocado por primera vez a la selección Colombia. David Ospina sufrió una fractura en el tabique nasal por un choque con Hugo Rodallega, por lo que tuvo que abandonar la concentración del equipo nacional. Nelson Ramos fue la primera opción de Hernán Dario Gómez.


Una lesión que partió en dos su historia en Millonarios

Otro año. Otra historia. 2012 inició de igual manera que terminó 2011 para Nelson Ramos. Y aunque los resultados no fueron los mejores para el equipo en el primer semestre del año, el siguiente borró todas las dudas. Entre lo más destacado de la primera mitad del año se encuetra el gol de Ramos al rival de patio, Santa Fe (1-1).

En la historia quedará el invicto conseguido por Nelson Ramos, entre Liga Postobón y Copa Sudamericana, de 609 minutos. En total ocho partidos sin recibir gol, entrando al top 10 de imbatibilidad del fútbol colombiano. Algo histórico. Y lo consiguió vistiendo la camiseta de Millonarios.

Pero todo lo bueno tiene que acabar. Justo cuando todo marchaba bien en Millonarios y en lo personal para Nelson Ramos, ocurrió algo que partió en dos no solamente su historia en Millonarios sino su carrera como futbolista. Fue durante un clásico capitalino que el guardameta sufrió una ruptura del tendón de aquiles izquierdo, alejándolo de las canchas por diez meses. ¡Diez meses! No obstante Millonarios se consagró campeón.

Nelson Ramos volvió a las canchas un 31 de julio de 2013 en un partido benéfico entre Millonarios y América de Cali, que terminó con victoria del azul por 1-0.

La vida le regaló un hijo meses después.


Nada volvió a ser igual

Ya nada volvió a ser igual. Con la ausencia de Nelson Ramos, Luis Delgado se consagraba en el arco de Millonarios. Prácticamente dejó en el olvido al payanés. Nadie volvió a preguntárse por su recuperación.

Pese a su recuperación, Nelson Ramos fue tercer arquero de Millonarios durante casi todo un semestre (2013-ll), por detrás de Delgado y Zapata, respectivamente. Rara vez jugaba y cuando lo hacía, dejaba interrogantes. Ya no era el mismo.

Sin embargo con la llegada en 2014 del DT español, Juan Manuel Lillo, Nelson Ramos tuvo un poco más de protagonismo, a tal punto que recuperó la titularidad. Pero eso no bastó. En un año encajó goleadas difíciles de olvidar para los hinchas azules, como el 5-0 sufrido ante Atlético Nacional o el 4-1 ante Santa Fe, en el debut de Ricardo Lunari.

En cierto. Ramos nunca recuperó el nivel que tuvo años atrás, pero es indudable que dejó una huella imborrable en el arco de Millonarios. Su compromiso y sacrificio no serán olvidados por nosotros, los hinchas de Millonarios. Nelson Ramos defendió la camiseta del equipo con creces y quedará en la historia del club por atajadas y momentos inolvidables, como ser campeón. Eso quedará intacto.

¡Gracias, Nelson Ramos!

VAVEL Logo