Cúcuta se quedó con el Clásico Santandereano
Foto: Colprensa

En una lluviosa noche capitalina. Cúcuta Deportivo se llevó el Clásico del Gran Santander. Luego de vencer 2-0 a Bucaramanga. En un encuentro muy bien jugado por ambas partes y donde la táctica pura fue parte fundamental del encuentro, que definió el destino de ‘Motilones’ y ‘Leopardos’ en este Cuadrangular de Ascenso.

Primera Parte: Táctica pura

El inicio del juego nos mostró a dos equipos que se disponían a analizarse uno al otro. Dos rivales cautos que buscaban entender lo que el otro iba a proponer en el partido y así dar con la táctica perfecta para neutralizar al contrario y hacerse con el partido.

El primero en tomar la iniciativa fue Bucaramanga, que apelaba a la táctica del juego elaborado. De pensar bien la jugada, con toques repetidos y sorprender con los laterales que constantemente arremetían por ambos flancos y de esta forma vulnerar la defensa de un Cúcuta que sufrió en los primeros minutos de juego. Un Cúcuta que no lograban recuperar la pelota, que rodaba de lado a lado y peligrosamente se acercaba poco a poco al pórtico defendido por Wilder Mosquera.

El DT ‘RojinegroAlberto Suárez se desesperaba y llamaba al orden a sus muchachos. Ante este llamado el capitán y hombre experimentado del equipo, Gerardo Bedoya, hizo usó de sus más de 20 años en el fútbol y comenzó a ordenar a sus compañeros en el campo y a pedirles más marca al hombre y concentración al momento de enfrentar al rival.

Las palabras de Bedoya dieron sus frutos y Cúcuta fue recuperando terreno y a contrarrestar el juego de Bucaramanga, que a pesar de tener el control del esférico se estrellaba ante el muro defensivo ‘Motilon’, que aprovechaba las recuperaciones de Bedoya en el mediocampo y utilizaba a sus volantes externos para generar opciones de peligro.

En esta tónica, Bucaramanga y Cúcuta lograron conseguir claras opciones de gol. Los de amarillo tuvieron una opción clarísima frente al arco desperdiciado por Cataño, que la mando fuera del estadio, mientras que los hombres de negro por poco y hacen vibrar a la hinchada del ‘doblemente glorioso’ por intermedio de un cabezazo desviado de Lazarte.

Para el cierre, los dirigidos por Suárez tenían al leopardo enjaulado y las acciones encuentro se tornaron parejas, que a falta de 4 minutos para terminar el primer tiempo. Encontró el primer grito sagrado de la noche. Una desconcentración en la saga defensiva del Bucaramanga permitió que el lateral izquierdo de Cúcuta, David Gómez lograra centrar a placer y encontrar libre a Edwads Jiménez para facturar de testa el 1-0, y así terminar unos 45 minutos donde la inteligencia táctica fue clave.

Segunda Parte: Lluvia en Techo

Para la segunda mitad, la lluvia hizo su arribo al Metropolitano de Techo. Para presenciar un complemento totalmente diferente a la primera parte. El partido se tornó aguerrido y perdió ritmo de juego. Cúcuta equilibró las cargas e impidió que su rival saliera como en el primer tiempo. Lo cual hizo que el DT ‘Leopardo’ José Rodríguez comenzara a mover sus fichas. Andrés Sarmiento al 46' y Cesar Amaya al 65’, fueron las modificaciones hechas por Rodriguez, para buscar devolverle presencia ofensiva a su equipo. Pero el desgaste comenzó a pasarle factura a la mayoría de sus jugadores que no estaban rindiendo de la mejor manera. Lo cual le facilitaba las cosas a un Cúcuta que se reforzaba con gente de la suplencia.

A falta de 10 minutos, uno de los recién ingresados, Mauricio Marin, en una gran jugada colectiva ponía cifras claras en el marcador, con un remate certero y buen colocado al segundo palo del portero. 2-0 el marcado que sentenciaba la suerte de Bucaramanga y Cúcuta. Uno se quedó eliminado y marginado a otro año en la B, mientras que el otro sigue alimentado el sueño de volver a la A hasta la fecha final, donde se verá las caras ante Deportes Quindío en un encuentro donde el que gane será de Primera. 

VAVEL Logo