Análisis: Buena victoria pero hay que mejorar
FOTO: @DatoEmbajador

La expectativa por el debut de Millonarios en 2015 era grande, con todas las cámaras fijándose en los nuevos jugadores y la táctica que impondrá Lunari ya que tiene un equipo hecho y para él.

El entrenador argentino uso la formación habitual de 4-2-2-2, dejando a un lado los rumores de que utilizaría tres centrales en la parte posterior o una línea de tres volantes dejando un creador fijo.

Los debutantes eran tres: Vikonis en el arco, Machado por la lateral izquierda, Silva en la primera línea de mediocampo e Insua, la más flamante contratación, acompañado en segunda línea por Reina.

Patriotas tenía claro que Silva, Insua y Reina eran los que tenían mejor trato con la pelota, así que el objetivo era no dejarlos jugar para desconectar toda acción de ataque, eso los obligó a usar el pelotazo al área que no funciono mucho.

La constante en Millonarios durante casi todo el primer tiempo fue la imprecisión con el pase y los problemas por la zona de izquierda. Insua no era efectivo con su juego, lo que dificultaba el partido para los bogotanos, Reina era tapado siempre por Cano quitándole el balón y Machado perdía las espaldas con Rentería.

Durante tres minutos el equipo de Lunari comenzó a presionar más en la salida de Patriotas, así fue como tuvo dos oportunidades importantes: el balón en el palo superior que mandó Castillo tras el remate cruzado de Agudelo y el rechazo en la línea justo cuando el pocho estaba listo para empujarla.

Los centrales Torres y Henríquez hicieron un buen trabajo en sus posiciones, Vargas supo frenar varias oportunidades de ataque de Patriotas y Ochoa tuvo una que otra opción para proyectarse en el frente como en otros tiempos.

Para el segundo tiempo, Millonarios presionó más a los boyacenses en su propio campo y de esa manera llegó el gol. Gran asistencia de ‘taco’ de Insua, luego del pase de Reina, que le cayó a Agudelo para que el delantero anotara el primero del año.

Lunari movió el banco reemplazando a Reina por Mosquera, jugador que fue a tapar el costado izquierdo para apoyar a Machado por ese lado, sin embargo, el número 15 continuaba afectando el juego de sus compañeros y al perder la pelota empezaba la ofensiva de Patriotas que por unos minutos estuvo cerca del empate.

La segunda sustitución fue Machado, de discreto partido, por Sergio Villarreal, un volante que ingresó para hacer línea de tres en el medio campo con Vargas y Silva, eso mandó a Mosquera como lateral izquierdo, lo que reparó las dificultades de ese lado y ayudó a recuperar el balón en el momento que el rival estaba encima de ellos.

Nicolas Vikonis respondió bien bajo los tres palos cuando fue exigido. Entendió cuando salir y rechazar el balón, seguro en el arco y atajando las oportunidades que tuvo Patriotas.

Agudelo fue el hombre de la noche con sus dos goles, también de Candelo, reemplazante de Insua, quien inicio la jugada de la segunda anotación manteniendo ese buen toque de pelota que tanto enamoró a la hinchada azul durante tantos años.

En términos generales el equipo de Lunari jugó bien, tocando la pelota y creando varias oportunidades apoyadas con el juego de sus futbolistas. Sin embargo, el primer tiempo no fue bueno y se perdonó en muchas ocasiones a Patriotas, lo que no se puede hacer ante otros clubes que son capaces de pasar por encima si aprovechan los errores cometidos.

El primer examen fue positivo, ganando y demostrando que pueden pelear por el título aunque el rival no se compara con los que Millonarios enfrentó en 2014 y quienes lo golearon estrepitosamente.

VAVEL Logo