Y al tercer día, subió al Bernabéu para recuperar la memoria
Foto: Dani Mullor - VAVEL

Y al tercer día, subió al Bernabéu para recuperar la memoria

Real Madrid venció al Granada con una colosal 9-1. James Rodríguez se despojó de los algodones, se calzó los de taches y saltó como títular de este Madrid, que en el domingo de resurrección, recuperó la memoria.

pinedakaroll
Karoll Pineda

El domingo de resurrección, en Madrid, es especial. Con el inicio de la Pascua, el Real Madrid recuperó la memoria gracias a un colosal 9-1 ante el Granada. Un fútbol vertiginoso, intenso y arrollador, regresó al guión 'merengue'. James Rodríguez firmó dos asistencias, regreso ovacionado y un comodín dentro del campo, clave en la victoria

Iluminados, como estaba el Santiago Bernabéu ante un sol radiante, se encontraba el once dirigido por Ancelotti. Bale tuvo la primera oportunidad, el Granada respondió con otro golpe, Casillas y Marcelo no conectaron, Robert tomó el regalo, remató a puerta pero el cuero fue a parar en la madera. 

Real Madrid elevó el acecho al rival. Granada se replegaba, montaba una defensa densa y con poco espacio para regalar. Sin embargo, los caminos cerrados para Kroos, no existen. El pase en paralelo, cortando entre los defensores para que Bale, luchara y con frialdad se deshiciera del guardamenta rival. A puerta vacía, el galés marcaba el primero del partido. 

El gol de Gareth activó la máquina de Chamartin. James y Modric anclados en suelo rival, tomaron la batuta del juego. En la media hora de partido, el festín cristiano empezó: exquisita asistencia de James dentro del area para Cristiano, que disparó cruzado, 2-0. Al minuto 36, Oier dejaba suelta la pelota en el area y el portugués, la mandó aguardar, 3-0. Y dos minutos más tarde, el ariete luso con su marca registrada de misil teledirigido al ángulo, anotó el 4-0. Un hat-trick en ocho minutos. 

Sobre el final de la primera parte, El Arabi remató al arco cellado de Casillas, el cuero fue a dar al travesaño, botó en la línea y salió. Tensión en las gradas, pero no se recortó la distancia en el placar.

El segundo tiempo, Real Madrid no tuvo piedad, ni siquiera por ser Semana Santa. Tres goles en siete minutos, elevaban la cuenta a 7-0. Un escándalo mayúsculo. Benzema por duplicado y Cristiano marcando su cuarto, para alcanzar el Póker. Uno de los goles de Benzema, contó con la segunda asistencia de jugador colombiano.

James Rodríguez salió al minuto 60. Suplido por Jesé, el Bernabéu en su marcha le regaló una lluvia de aplausos. El jugador colombiano fue vital en la victoria y tras el partido declaró: "Estoy feliz por ayudar. Lo importante era ganar y seguir por el mismo camino". Y añadió: "Me encontraba un poco ansioso tras 60 días fuera". 

Cuando se calmó la tormenta, Real Madrid encontró la calma y avanzó con su monólogo. Sin embargo, Robert dio el golpe y anotó el único gol para el Granada. 

La goleada continuó con un gol en propia puerta, luego del remate cruzado de Modric, al minuto 83. Para cerrar, el banquete de Pascua en Madrid, el postre tendría una cereza colgada en la cabeza de Cristiano que marcó al cierre del partido, para firmar una actuación memorable de su carrera

El Real Madrid cerró su victoria 9-1 en el domingo de resurrección, luego de subir al Teatro del Paseo de la Castellana para recuperar la memoria y seguir vivo en la lucha por el campeonato de la Liga Española. 

VAVEL Logo