La novena sinfonía en Vallecas
Foto: Prensa Real Madrid

El pasado domingo de resurección, Real Madrid cerró la Semana Santa sin piedad al derrotar por 9-1 al Granada. En aquel juego, James regresaba tras 64 días, sin competir oficialmente. Hoy, en Vallecas, el colombiano puso a sonar en su versión original a la sinfónica de Carlo Ancelotti.

La primera mitad de compromiso mostró a un Rayo Vallecano volcado al ataque. Inteligentemente, el equipo de Paco Jémez mostraba superioridad en la posesión de balón, gracias a que administraba de manera sencilla y rápida, cuando tenía el cuero.

Otra cosa era el Madrid. Obligado a retroceder y mostrado un actitud pasiva ante la avanzada rival, se vio inmerso en una desconcierto a la hora de hacer uso, de manera efectiva, del esférico. Intentaba recurrir a un juego rápido, con poco transito en el mediocampo y apelaba a ser más explosivo, con balones largos rompiendo el esquema táctico defensivo impuesto por el rival.

Sin embargo, el ecuador del partido significó un empate a cero que elevaba las expectativas, con respecto a la segunda parte.

Los de Ancelotti, tras el descanso, despertaron luego de un penal no sancionado por el colegiado del partido. El planteamiento de 4-4-2, cambió a un 4-3-3, James era el centro, la manija, el hombre que llevaba los hilos del encuentro. 'Carleto' no se equivocó y este le entregó una gran actuación en Vallecas.

Como director de orquesta, dio el primer toque para avanzar en la construcción del primer gol. La diana 300 de Cristiano en 298 partidos, se pone a tiro de romper con el récord de la 'Saeta Rubia', don Alfredo Di Stefano, que tiene 308 tanto con la 'Casa Blanca'. Y como máximo goleador del club se encuentra Raúl, con 323 goles.

Foto: Prensa Real Madrid

Posteriormente, a falta de 15 minutos para cumplirse el tiempo reglamentario, el hombre de la batuta hizo sonar su novena sinfonía. James Rodríguez recibió en la puerta del area y de zurda, puso a dormir la pelota en el fondo de la red, pasando por el lado del palo izquierdo del arco de Cobeño. 9 en 22, marca registrada del cucuteño en el equipo de Concha Espina.

Tras esto, por delante restaba controlar al rival. Iker Casillas dijo presente en dos ocasiones para evitar la caída de su arco.

Faltando un minuto para terminar el juego, James fue sustituído por Nacho. Felicitado por Ancelotti y sus compañeros, el hombre de los hilos, iba a tomar descanso luego de haber realizado su trabajo.

Con el final del partido, Real Madrid sumó tres puntos que le permiten seguir manteniendo el margen de menos dos unidades del Barcelona, puntero de la liga. En Vallecas, el merengue volvió a su mejor expresión, con James sonando su novena sinfonía.

VAVEL Logo