Millonarios, a media luz, sacó un punto de la galera
Foto: El Tiempo

Millonarios, a media luz, sacó un punto de la galera

Análisis. El conjunto embajador rescató un punto en los últimos minutos en su visita accidentada a Jaguares en Montería.

ricardo-ruiz
Ricardo Fernandez Ruiz

Millonarios sacó un punto de Montería contra todo y contra todos: desperfectos mecánicos en el avión, horas de ansiedad en las salas de espera del aeropuerto El Dorado , madrugón para viajar, aterrizar en la capital de Córdoba y de una vez a las pocas horas ponerse los cortos para saltar al campo de juego del estadio municipal debido a que los compromisos publicitarios y beneficios económicos en los derechos de televisión para la Dimayor y Win Sports primaron sobre la salud de los jugadores, quienes además de la maratónica jornada, tuvieron que jugar en una cancha a media luz, de un fútbol profesional que se precia de estar en "constante crecimiento".

Así y con todo lo que conllevaron las dificultades, los jugadores de Millonarios sacaron la casta de equipo grande al cual representan y rescataron un punto que al final del todos contra todos puede pesar como punto de oro para la clasificación.

A la hora de hablar del trámite del partido se tiene que reseñar  que este equipo dirigido por Ricardo Lunari está lleno de costumbres y que como todas las costumbres vuelven a Millonarios predecible para propios y extraños.

Ya es normal que a Millonarios se le lesione un jugador por partido, aumentando las dudas sobre el trabajo físico llevado a cabo por Emanuel Lillini. En esta oportunidad le correspondió a Román Torres abandonar el campo de juego tan solo a los cinco minutos de iniciadas las acciones en un despeje normal sin contacto con ningún rival, se sumó a las lesiones similares que sufrieron en fechas pasadas Javier Reina, Lewis Ochoa , Oswaldo Henríquez y Fabián Vargas entre otros.

Interrogantes de todo tipo se generan: ¿Se está sobrecargando a los jugadores en los entrenamientos? , ¿Los jugadores no le  comunican a tiempo sus malestares físicos al cuerpo técnico? y esta última conlleva a un interrogante aún mas delicado, ¿es buena la comunicación entre jugadores y cuerpo técnico? Por ahora se esperará el comunicado que indique cuánto tiempo estará fuera de las canchas el bastión panameño. 

Ya es habitual el desequilibrio, plenamente consentido por el cuerpo técnico, entre defensa y ataque. El primer gol de los locales nace tras un pésimo cobro de tiro libre de Kevin Rendón, que toma al equipo en su totalidad en campo contrario, con un solo jugador protegiendo el contragolpe, que obviamente fue superado sin dificultades.

Lunari tras la seguidilla de malos resultados y la vuelta al triunfo en los juegos aplazados, enfatizó que volverá al juego ofensivo como arma principal, pero dejó de lado conceptos básicos en el fútbol como el  retroceso del equipo, la solidez defensiva e incluso la pelota parada en contra, talones de Aquiles que aprovechan cada vez más los equipos a los cuales enfrentan los azules.

Por otro lado, lógicamente un equipo que esta por el momento entre los ocho clasificados, tiene costumbres buenas como las variantes ofensivas, en las que Fernando Uribe sigue marcando, Jhonathan Agudelo se ganó la confianza tanto de hinchas como de compañeros y Federico Insúa, quien nuevamente logró anotar un golazo de gran factura en tierras cordobesas, además configurando una gran actuación donde en el primer tiempo tomó los hilos del equipo en ofensiva.

También son costumbres las buenas actuaciones de Nicolás Vikonis, uno de los grandes artífices de la sexta posición que ocupa al final de la fecha 16 el conjunto embajador. El uruguayo cada jornada no tiene menos de cuatro o cinco atajadas claves por encuentro, en esta ocasión salvo dos mano a mano en el primer tiempo que le impidieron a Jaguares irse ganador a los camerinos con una mayor diferencia.

Por último y con este equipo lleno de costumbres, la mejor que se tiene, por la cual los cuatro equipos que quedan por enfrentar saben que se encontrarán contra un grande que venderá caro cualquier punto que le quieran ganar, es el orgullo, pundonor y carácter de los jugadores que conforman la plantilla de este Millonarios.

Cualquier otro grupo de jugadores habría desfallecido en su afán por sacar puntos de un partido en el que todo estuvo en contra, pero la motivación que tienen estos futbolistas que hoy visten la camiseta del equipo más veces campeón del país, demuestra que quieren ir por la 15 a como de lugar.

VAVEL Logo