Vuelve y juega
Foto: DaleRojo.net

Vuelve y juega

Opinión. El Deportivo Independiente Medellín perdió mucho ayer contra Junior: el partido, el liderato, el asegurar su clasificación, entre otros.

juanpabloramirez
Juan Pablo Ramírez

Ayer, el Deportivo Independiente Medellín y el Átlético Junior disputaron el que sería el duelo más destacado de la fecha. En un marco excepcional -como ya es costumbre cuando el Rojo juega en condición de local-, este tuvo su desarrollo, al final amargo para los más de 41.000 aficionados que visitaron con expectativa El Coloso de la Avenida Centenario.

El partido comenzó con todo a favor para el Poderoso, tenía la posesión de la pelota, generaba oportunidades de gol de manera constante en el arco rival, y, ¿por qué no?, además de esto también tenía 41.000 almas que empujaban al equipo (41.000 almas que seguramente también habrían podido mandar al fondo del arco una de las oportunidades que desperdició Caicedo, pero bueno).

Medellín logró irse arriba en el cierre del primer tiempo gracias a un remate de Juan Fernando Caicedo, quien con este se reivindicó de dos fallos que había tenido de cara al arco en los minutos pasados. Sin embargo, poco duraría la felicidad y tranquilidad de las personas en el estadio.

En la segunda parte, los jugadores de Hernán Torres salieron con la misma consigna que en el primero: ganar el partido. No obstante, no contaban con que en estos 45 minutos se encontrarían con un Macnelly Torres inspirado, un rebelde Vladimir Hernández y un Jorge Aguirre que estaría en el lugar indicado en el momento preciso.

Y así, apenas pasados diez minutos de comenzado el primer tiempo, el Atlético Junior marcó el gol del empate parcial, por medio de Aguirre, quien remató a arco vacío luego de que Anthony Silva atajara el balón en primera instancia. Pero, repasemos la jugada y prestemos atención especialmente a Vladimir Hernández, quien en ningún momento es marcado y es quien termina dando la asistencia a Aguirre. Y no, no estaba en fuera de juego.

on>Cortesía Win Sports</figcaption> </figure>  <p>Luego de esto, <strong>Medellín se desconcentró y perdió el orden en la parte trasera, esto a causa de dos hombres: Vladimir Hernández y Macnelly Torres</strong>, destacando por su velocidad y precisión, respectivamente. De tal forma que, apenas pasados ocho minutos de la primera anotación, Junior logró remontar el marcador, esta vez por medio de Hernández. <strong>Este gol no necesita de ningún tipo de análisis, se los resumo:</strong> pase entre líneas con precisión quirúrgica de Macnelly (nada que envidiarle a Xavi, Messi o Iniesta), y remate cruzado de Vladimir Hernández.</p>  <p>Y así, casi que como de costumbre cuando <em>el Poderoso </em>juega en el Atanasio, le tocó remar contra la corriente, <strong>terminando esta vez en derrota, aunque -y eso no se lo quito yo, ni nadie- dejando el alma en el campo de juego</strong>. La cosa fue que al final perdió el partido, el liderato, el asegurar su clasificación, entre otros.</p>    <p><em>Posdata: el trabajo del juez Gustavo Murillo fue lamentable, no influyó en el marcador, eso sí, pero poco contribuyó al desarrollo normal del espectáculo. <a href=Aquí los goles en video.

VAVEL Logo