Atlético Nacional sigue sin convencer

Atlético Nacional sigue sin convencer

Como al parecer ya es costumbre en el equipo 'verdolaga', gana partidos con justicia y los pierde confundido, pero en ambas ocasiones sufre lagunas deportivas, es decir, le cuesta mantener la propuesta creada por su director técnico Juan Carlos Osorio

Allan-Pineda
Allan Herley Pineda Palacio

Hay ocasiones que en el periodismo no se encuentran adjetivos para describir alguna acción realizada por un autor, en este caso ese es Atlético Nacional. En lo que ha disputado de la Liga Águila, el equipo paisa gana partidos que se ven complicados, pierde con los rivales que se ven exequibles antes de disputar los partidos, pero lo más importante es que sigue sin convencer a la retina del hincha.

Ayer en el empate 0-0 ante Millonarios, se vio por momentos un equipo comprometido en defensa, cerrando y cortando los circuitos de juego que ofrecía su rival en el estadio Nemesio Camacho El Campín. Esa tarea no duró más de 30 minutos, en los cuáles el equipo de bogotano no encontró ningún sitio por donde atacar a su rival, se confundió y por momentos lució sin ideas para llegar al arco defendido por Camilo Vargas.

Después de esa media hora de juego, el equipo ‘verdolaga’ se descompensó, no supo seguir haciendo la misma tarea que venía desarrollando desde que había empezado el partido. Perdieron las marcas en la mitad del terreno de juego y la defensa empezó a ser descoordinada en sus movimientos.

Por su parte, el equipo azul aprovechó los espacios que le dejó su rival y la velocidad de sus delanteros Fernando Uribe y Jhonathan Agudelo, quienes siempre ganaron las espaldas a Alexis Henríquez y Diego Peralta, que no supieron descifrar el estilo de juego que hacían los volantes y delanteros del equipo bogotano. Por eso, Camilo Vargas fue la principal figura, atajó todos los remates que fueron directo a su arco y achicó las veces que le tocó.  

Sebastián Pérez y Yulián Mejía fueron los volantes más destacados en el onceno que dirige Juan Carlos Osorio. Pérez, siempre intentó salir jugando de manera ordenada sin necesidad de despejar el balón y por momentos ser el socio de Mejía en ataque, pero con el paso del segundo tiempo, su labor se fue disminuyendo por el desgaste físico. Así mismo, Yulián, lució muy sólo en la parte creativa, aunque Pérez intentó siempre ser su compañero de creación, en la mayoría de ocasiones no alcanzó hacer ambas tareas -quitar el balón y salir jugando-.

Esas variantes han sido las constantes en el Atlético Nacional de la Liga Águila de este año, carece de un líder que sea constante en el medio campo, aunque Alejandro Bernal lo está haciendo bien, aún le falta para llegar a ser cabecilla -como en su momento lo fue Alexander Mejía-, un enganche que sea firme en su tarea de crear ideas para los atacantes y volantes externos, hoy en día esa labor la tiene Yulián Mejía, pero aún le falta tiempo para seguir consolidándose en esa posición -en su momento lo fue Edwin Cardona y Sherman Cárdenas-.

VAVEL Logo