Atlético Nacional sigue dejando dudas

Atlético Nacional sigue dejando dudas

Luego de caer derrotado 2-0 ante Emelec en calidad de visitante, Atlético Nacional siguió siendo un mar lleno de dudas, del cual no se sabe si esperar una victoria, un empate o derrota.

Allan-Pineda
Allan Herley Pineda Palacio

El partido de ayer en la noche que tuvo sede en el estadio Jocay de Manta, de Ecuador, el equipo verdolaga volvió a mostrar las falencias que se han visto en los últimos compromisos. La defensa volvió a lucir descoordinada, el medio campo no recuperó balones y estuvo errático en la entrega, y los volantes externos estuvieron solos en el ataque, aunque desbordaron no tuvieron mayor incidencia en el partido.

La zaga defensiva no coordinó los movimientos y en la mayoría de ocasiones estuvo lenta. Eso quedó reflejado en el primer gol de Emanuel Herrera, donde le filtraron el esférico y él definió, el gol pareció como de un entrenamiento, los dos centrales -Francisco Nájera y Oscar Murillo- tomaron una siesta y el balón se fue entre la mitad de los dos zagueros.

Alejandro Bernal, Farid Díaz y Alejandro El lobo Guerra, no mostraron un nivel adecuado en el partido ante el equipo ecuatoriano. Alejandro Bernal pegó mucho para quitar los balones y en las entregas en la mayoría de ocasiones erró; Farid Díaz fue el más destacado, hizo cierres decisivos, pero se evidenció que estuvo sólo en ese oficio y Alejandro El lobo Guerra mostró que su verdadera labor es atacar, pero que le cuesta defender, con el paso del tiempo se fue desconectando.

Los volantes externos Jonathan Copete y El lobo, a quién le tocó hacer doble tarea, ambos jugadores, no hicieron las cosas bien, casi nunca les llegó el balón y fueron pocas veces las que centraron el balón. Yulián Mejía demostró una vez más, que él sólo no puede con las ideas creativas. No le tomó mucho tiempo a la defensa rival cogerle la medida para no dejarlo hacer sus funciones de enganche.

Luis Carlos Ruíz no tuvo mayor repercusión en el partido, se dedicó más que todo a discutir con el árbitro central –brasilero- Ricardo Marques. En más de una jugada, se enfrentó ocasiones con los jugadores adversarios y pidió en todo momento faltas y tarjetas amarillas.

Así es el Atlético Nacional de la actualidad o por lo menos el de las últimas fechas, sin ideas en la creación, lento en la recuperación, no tiene juego colectivo y es descoordinado en sus movimientos. 

VAVEL Logo