A muerte
Foto: Felipe Rincón (AS COLOMBIA)

A muerte

En una noche histórica Millonarios eliminó, ante su gente, a su rival de patio y accedió a los cuartos de final de la Liga Águila.

Camilo_elperezo
Camilo Pérez

A muerte, así se vivió el clásico capitalino más importante de los últimos tiempos. En la última fecha de la fase de todos contra todos Millonarios y Santa Fe se enfrentaron en un apasionante partido que definió al equipo eliminado de los seis que luchaban por un puesto dentro de los ocho clasificados. El conjunto embajador venció por 1-3 en un vibrante remate de partido a su rival de patio y vigente campeón de Colombia, accediendo a los cuartos de final de la Liga Águila. 

En una tarde histórica y ante la mirada de la multitud cardenal, el equipo dirigido por Ricardo Lunari venció y eliminó a su rival de patio con goles de Fernando Uribe, Román Torres y Rafael Robayo. 

Millonarios tuvo destellos de fútbol en el primer tiempo. Los dirigidos por Ricardo Lunari contrarrestaron su falta de profundidad y opciones de gol con una sólida línea medular formada por Robayo, Vargas y Silva. Los tres bogotanos hicieron una formidable labor de recuperación en el centro del campo.

A su vez, los centrales Cadavid y Torres desempeñaron un gran trabajo ante las llegadas de los atacantes de Independiente Santa Fe. Ochoa, por su parte, tuvo una buena proyección en ataque, mientras que a Mosquera se le vio bajo de ritmo y sin intervenciones en el juego de Millonarios. 

Román Torres y Wilson Morelo. Foto tomada de futbolred.

En el segundo tiempo el empate de Millonarios llegó bastante rápido para la calma de su dirigido, el argentino Lunari. Un gran despliegue vertical de Uribe rompió las marcas de Independiente Santa Fe, para que porteriormente Robayo centrara y el mismo que inició la jugada la concluyera con un gran cabezazo. Abajo y al lado del palo, imposible para el arquero. 

Ante la noticia de los goles de Tolima y Junior, Ricardo Lunari respondió con dos cambios determinantes para el remate de partido. Ingresaron Candelo y Núñez por Insúa y Tello. Millonarios ahora estaba obligado a ganar. 

Los jugadores, concientes de la necesidad, se proyectaron al ataque. Y por medio de la especialidad de Santa Fe, la pelota quieta, llegó el gol. Román Torres por medio de un certero cabezazo puso en ventaja a su equipo tras un tiro libre cobrado por Candelo y desviado por Omar Pérez. Era el 1-2. 

Por 20 minutos había que defender con la vida el resultado, lo dijo Lunari. Y así fue. Los once jugadores vestidos de azul estaban en total concentración y empecinados en mantener la ventaja. Se jugaba la clasificación. 

Transcurrían los últimos minutos del partido. Santa Fe estaba expuesto al ataque. Una auténtica corrida de Núñez dejó en solitario a Robayo que solamente tuvo que empujarla al fondo del arco. Era el júbilo azul, 1-3 final. Millonarios eliminó, ante su gente, a su rival de patio en un partido que quedará en la retina de los hinchas embajadores por mucho tiempo. 





 

VAVEL Logo