Enamoró todo el semestre
Foto: Vanguardia Liberal

Enamoró todo el semestre

Este Torneo Águila, ha servido para bastantes cosas, una de ellas y la principal, ha sido para que los bumangueses vuelvan a asistir en masa al estadio ‘Alfonso López’, también para que de a poco vuelvan a creer en su equipo y lo acompañen con bastante pasión.

Allan-Pineda
Allan Herley Pineda Palacio

Sin duda Atlético Bucaramanga de a poco ha logrado convencer a sus hinchas de que con buen fútbol se puede volver a querer la institución. Ya terminado el Torneo Águila I, es líder sólido con 37 puntos, disputó 16 partidos, de los cuales ganó 11, empató cuatro y perdió uno, hizo 34 goles, le anotaron 10, para una diferencia  total de +24.

Los anteriores números reflejan una campaña más que buena, en la que el onceno dirigido por José Manuel ‘Willy’ Rodríguez encontró una idea de juego para los partidos, con lo que obtuvo una regularidad en el torneo y una idea de fútbol para enamorar a sus hinchas y así poder ganar los partidos que disputó.

Sí, es cierto, en algunos pasajes de algunos compromisos no encontró ese fútbol vistoso que se le vio en la mayoría del torneo, pero su director técnico siempre estuvo en la raya, reclamando ánimos para disputar los balones divididos, corregir las jugadas erróneas y situaciones adversas de los partidos.

Más que un capitán

Todo equipo de fútbol tiene la experiencia y liderazgo en un jugador. Atlético Bucaramanga no es ajeno a eso y cuenta con el suyo, Carlos Alberto Giraldo Quiroga, quien a sus 35 años, sigue demostrando que la edad no es un problema para jugar el fútbol. Disputa los balones con jerarquía, en la mayoría de ocasiones hace un trabajo silencioso en marca y es fundamental para las transiciones de defensa a ataque, las cuales casi siempre empiezan por sus pies.

‘La Moña’ como es conocido por muchos, empezó su carrera deportiva en el Deportes Quindío -en el año de 1998-, tuvo un paso fugaz por Atlético Nacional, Millonarios, Deportes Tolima, Atlético Huila, entre otros equipos del fútbol profesional colombiano, -su último equipo de la A fue Once Caldas-, también se destaca cuando jugó en el balompié de China -en el Beijing Guoan-.

En su amplia trayectoria en el fútbol, ha viajado en tren, bus y avión sin decir nada o refutar algo. Sin duda, esto lo ha hecho crecer como persona y madurar como jugador, con lo que ha conseguido convertirse en el líder de Atlético Bucaramanga, equipo que de a poco está volviendo a enamorar a sus hinchas.

La columna vertebral

Los encargados de la parte creativa en el equipo ‘leopardo’ son Daniel Cataño y Jhon Freddy Pérez, ambos jugadores con buen toque de balón, amplia visión de juego y buen remate de larga distancia. Jhon Freddy Pérez, es quizás el mejor jugador que tiene el conjunto bumangués, sabe filtrar balones para los volantes externos, tiene buena técnica individual, finta y remate -hoy es pretendio por el Deportivo Cali-. Daniel Cataño, es el que sabe asociarse con todos. Cuando su técnico lo requiere, colabora en marca y le cierra los espacios a su rival, de igual manera, cuando recae la responsabilidad para crear idas, lo sabe hacer sin ningún inconveniente y también tiene buen remate de larga distancia.

En la mayoría de ocasiones que ataca en los partidos, Atlético Bucaramanga muestra rapidez con dos jugadores que son fundamentales en la ofensiva, que son Luis Aníbal Mosquera y Pablo Rojas, quienes aprovechan su explosión y velocidad para intentar vulnerar la portería del equipo contrincante, desbordar por un costado para centrar el esférico y marcar diagonales para recibir un pase filtrado. Luis Aníbal Mosquera tiene bastante velocidad y gambeta, en la mayoría de ocasiones que ha jugado, ha salido aplaudido por la gradería, por su entrega y perseverancia en el ataque. Pablo Rojas, es el jugador que nunca renuncia al ataque, ejerce presión en los defensores rivales para hacer que se equivoquen y cuando su equipo juega sin delantero, él casi siempre se perfila para que le filtren balones.

Guardianes de la portería

Andrés Felipe Mosquera Marmolejo y James José Aguirre Hernández son los responsables de que Atlético Bucaramanga sólo haya recibido 10 goles en 16 partidos, en ellos ha recaído la responsabilidad de mantener el arco ‘leopardo’ como un cerrojo, coordinar la defensa en los cierres y por momentos intentar buscar un contragolpe con un saque desde su propia área.

Aguirre Hernández y Mosquera Marmolejo han tenido continuidad este primer semestre con Atlético Bucaramanga, eso se ha visto reflejado en los partidos, cuando por momentos los han exigido con remates hacía el pórtico, ambos han respondido. Su DT ‘Willy’ Rodríguez no tiene preferencias o un arquero titular, eso lo demuestra la rotación que ha hecho con los dos cancerberos a lo largo del Torneo Águila I.

Cabe recordar que el preparador de arqueros en el equipo ‘auriverde’ es el santandereano Oscar Serrano, quien ha trabajado en la Selección santandereana de fútbol y en el Real Santander.

El tiempo, el único juez

Por lo que se vio en este Torneo Águila I, Atlético Bucaramanga tiene un equipo competitivo, que sale a proponer en todas las canchas, sí, tiene sus errores, pero su DT, con el paso del tiempo los ha corregido, un buen ejemplo es que el equipo ya no queda desbalanceado o partido en defensa y ataque en los compromisos que disputa.

Los directivos deben tener en carpeta nombres de jugadores que puedan remplazar o por lo menos cubrir las posiciones de los jugadores que de pronto tengan opciones de salir de la institución, uno de los casos y el que más le preocupa a la afición es el de Jhon Freddy Pérez, quien es pretendido por el Deportivo Cali. Ojalá que no vaya a suceder lo del semestre anterior, cuando Pérez se fue para América de Cali y los directivos se demoraron casi un mes en conseguir su remplazo.

Para seguir con la misma afluencia de público o inclusive aumentar, los directivos deben hacer mayor énfasis en el mercadeo, para conseguir que el equipo se sienta mayor acompañado durante los partidos que disputará en Torneo Águila II

VAVEL Logo