Expediente DIM: Un 27 de junio para no olvidar
Fotografía: El Tiempo

Expediente DIM: Un 27 de junio para no olvidar

Medellín derrotó a Atlético Nacional en la gran final del Fútbol Colombiano en 2004 y se coronó por cuarta vez en su historia.

santiago-rendon
Santiago Rendón

En el primer semestre de 2004, y por primera vez desde la implementación de los torneos cortos el campeón se decidía en un clásico regional. 

Deportivo Independiente Medellín fue sexto en el Todos Contra Todos con 29 puntos. En los cuadrangulares, el equipo de Pedro Sarmiento superó a Once Caldas, Deportivo Cali y Boyacá Chicó y, con 10 unidades, se metió a la final de la Copa Mustang.

El Atlético Nacional llegó a la instancia definitiva después de igualar en puntos con el Deportivo Pasto en la lucha por la cima del grupo A, pero ayudado por el punto invisible que se le otorgó por haber sido superior al onceno nariñense en el Todos Contra Todos.

La ciudad se detuvo por primera vez

El Poderoso tenía la misión de ganar en la ida haciendo las veces de visitante. El partido inició como se esperaba, con dos equipos que buscaban generar opciones y no dejar espacios al rival, con un juego cortado en la mitad del campo y poco trabajo de los goleros.

Cuando transcurrían 12 minutos del segundo tiempo, Grisales cobró un tiro libre a favor del Nacional que rebotó en la barrera y abrió paso para un contragolpe del Rojo; Néider Morantes salió con el balón desde la mitad del campo y se lo entregó a 'La Pelusa' Pérez, quien a su vez jugó por el costado con 'El Conejo' Jaramillo, el cual puso un centro al área que cazó Jorge Horacio Serna para abrir el marcador en el Atanasio.

Las gradas del estadio estaban a reventar tras el gol de Serna, quien celebró quitándose la camiseta y dedicándole el tanto a toda la tribuna Norte que veía como su equipo se ponía en ventaja en el clásico por el título y el honor.

A minuto 73 el Verdolaga empató el partido luego de una jugada individual del 'Totono' Grisales que culminó en un centro para Edixon Perea, quien, de cabeza, superó al portero David González. 

La última emoción del partido llegó en los minutos finales; Oswaldo Mackenzie mandó el balón desde su zona y en el camino anticipó Jamel Ramos, quien comenzó a armar la jugada desde la mitad con Jaramillo y Castillo, el cual, tras recibir un nuevo pase en el interior del área por parte de Serna, envió el balón al fondo de la red con una definición digna de una final y le dio la victoria al Medellín en la primera parte de la llave definitiva.

La vuelta ante el eterno rival

El 27 de junio de 2004 era la fecha designada por el calendario para coronar al nuevo campeón del Fútbol Colombiano. El Medellín, que había ganado 2 x 1 en la ida, se jugaba 90 minutos cruciales en la búsqueda del título ante el clásico de siempre.

Atlético Nacional tenía la obligación de marcar al menos un tanto para llevar la serie a la definición desde el punto penal, así que el Verde salía al Atanasio en busca de hacer un partido intenso para romper la férrea línea defensiva del conjunto Escarlata.

Varios referentes del Independiente Medellín se convirtieron en consejeros de todos sus compañeros, tal como fue el caso de 'La Pelusa' Pérez, quien desde los camerinos empujó a todo el equipo para coronarse nuevamente: "Son 90 minutos, desde el primer minuto no regalamos absolutamente nada, porque a nosotros nadie nos ha regalado nada".

El Equipo de Pueblo fue el primero en salir al campo, acompañado por la mayoría de aficionados que colmaban el estadio llenos de ilusión por la ventaja conseguida en la ida.

Durante todo el partido, como se esperaba, el Nacional buscó el empate por todos los medios, pero el arco del DIM no cedía y el final se acercaba. 

En la jugada final de partido, Edixon Perea se encargó de cobrar un tiro libre peligroso a favor del Nacional, era la oportunidad para mandar todo a los penales en el último suspiro del cronómetro. El balón se fue por arriba y el Deportivo Independiente Medellín era el campeón.

Esa final marcó un antes y un después en la historia del 'Clásico paisa', pues el DIM tenía ahora un título para resaltar ante su rival de patio. Actualmente, David González es el único jugador del Medellín que queda de aquella final, el 'Rockero' buscará su tercera estrella en el club, cifra que lo dejaría con la misma cantidad de Ricardo Calle, el más ganador en la historia del Poderoso.

http://galeon.hispavista.com/universorojo/img/dim-nal16.jpg
Medellín se impuso en un clásico histórico
VAVEL Logo