Millonarios, Liga Águila 2015-I: Román Torres
Tras la suplencia de Mayer Candelo, Román Torres fue el elegido para ser capitán de Millonarios este semestre

Millonarios, Liga Águila 2015-I: Román Torres

El central panameño tiene un lugar ganado entre los jugadores extranjeros más destacados de Millonarios en la última década, y tras muchas dudas surgidas a principio de semestre sobre su permanencia en el equipo, siguió en el mismo volviendo a mostrar el nivel de antaño.

joseagfrench
José Guzmán French

Tras remar contra la corriente y sobreponerse a algunos picos bajos de rendimiento, Millonarios terminó por llegar a las instancias finales de la Liga Águila 2015-I siendo eliminado en semifinales por Deportivo Cali, que a la postre terminó siendo campeón del torneo. A lo largo del semestre, el DT Ricardo Lunari probó varias alternativas en diferentes posiciones buscando encontrar el once ideal del equipo, sin embargo, en medio de tantos cambios, uno de los jugadores que supo conservar su lugar en la titular de Millonarios fue el defensor central panameño Román Torres.

Román fue ficha clave del equipo y titular indiscutido pese a que antes del torneo había dudas sobre su permanencia en el club y posteriormente su compromiso con el mismo, ya que a finales del año pasado declaró abiertamente que se encontraba dispuesto a buscar nuevos aires para su carrera deportiva preferiblemente en un país diferente a Colombia, ante esto Millonarios expresó que en caso de llegar ofertas se le daría salida a Román si alguna de estas era conveniente para todas las partes, sin embargo esto no sucedió y el defensor panameño finalmente siguió en el equipo.

Sin embargo las declaraciones del defensor despertaron malestar en algún sector de la hinchada embajadora llegando a manifestar que si Román no se encontraba comprometido con el equipo lo mejor era que saliera del equipo, dando la posibilidad de traer otro jugador e incluso liberar un cupo para extranjeros, pero al final todas las partes involucradas, incluyendo al propio jugador, manifestaron compromiso total con el proyecto del equipo y se confirmó la continuidad del #29 embajador en Millonarios, superado este impase restaba prepararse bien en la pretemporada y estar listo para afrontar lo que sería una exigente temporada.

Prometedor comienzo

Tras la pretemporada, Román Torres supo despejar las dudas surgidas sobre él de la mejor manera posible, ya que además de ser titular se le dio la responsabilidad de capitanear al equipo sobre el terreno de juego tras la suplencia de Mayer Candelo, y a decir verdad el panameño respondió de la mejor manera a esta responsabilidad, siendo gran figura en los primeros partidos del semestre, en los que se vio al Román de antaño, siendo insuperable en lo mano a mano, impasable en el juego aéreo y muy preciso en los cierres, viviendo incluso un emotivo momento en el partido contra Cortulúa, en el cual se le homenajeo por cumplir los 100 partidos jugados con Millonarios, aquel día Román convirtió gol lo que hizo pletórica esa jornada de sábado en el estadio El Campín.

Bajón de forma

Sin embargo, todo empezó a cambiar para el panameño y el resto del equipo, ya que llegaron las derrotas contra Tolima y Cali que generaron un sinfín de críticas sobre el estilo de juego del equipo, sumado a esto llegaron las primeras convocatorias del año para Román por parte de la selección panameña lo que obligó su ausencia algunos compromisos, en estos partidos su lugar lo ocupó Gabriel Díaz quien mostró un más que sobresaliente rendimiento lo que llevó al debate, ¿Debía ser titular Díaz por encima de Román o Henríquez? El DT Ricardo Lunari decidió mantener en el 11 al juvenil acompañado de Torres, que debido a su capitanía claramente no sería suplente.

Con el paso de las semanas se volvió a ver una mejor versión del panameño, quien si bien se veía algo pesado debido a su más que notable corpulencia física, seguía respondiendo en el terreno de juego como es su costumbre desde que juega en Millonarios, sin embargo a mediados de marzo volvió a ser llamado a su selección, y a su regreso siguió siendo alineado en Millonarios lo que ocasionó una fatiga muscular por la que tuvo ser sustituido en el partido ante Jaguares jugado en Montería cuando iban solo seis minutos del mismo.

Recuperación y cierre del torneo

Inicialmente se especuló que Román sufría un desgarro, sin embargo luego se confirmó que era una fatiga debido a la excesiva cantidad de viajes y minutos de juego que acumulaban sus piernas, sin embargo se lanzó una advertencia, ya que se filtró que el defensor venía con tratamiento médico especial desde semanas atrás debido al cansancio acumulado, finalmente el desgarro fue una excusa para que Román se pusiera en plenitud de condiciones y estuviera en la mejor forma física posible para afrontar el cierre del torneo.

Tras estar dos semanas por fuera, en la que la dupla Cadavid – Díaz fueron los centrales de Millonarios mostrando gran nivel y entendimiento se dio de nuevo el debate. ¿Debe ser titular Román Torres? Ricardo Lunari no dudó y mandó de nuevo al #29 a la cancha, quien además renovó su look portando unas trenzas más que llamativas como peinado. En el día de su regreso - Medellín y luego - Santa Fe convirtió sendos goles de cabeza que sumaron en el marcador y fueron muy importantes, especialmente el convertido en el clásico que rompió el empate en el marcador y acercó la ansiada clasificación a playoffs.

Ya en las instancias finales, Torres jugó los cuatro partidos como titular, actuando los 90 minutos en todos los compromisos y siendo el bastión defensivo de Millonarios. Con el brazalete de capitán en su brazo supo liderar a un equipo que mostró ambición por lograr la estrella 15, aunque esta se escapó en semifinales a través de los disparos desde el punto penal.

Bastión y figura

Pese a las dudas que había sobre él iniciando semestre, Román Torres finalizó un semestre más como jugador clave en Millonarios, no solamente superó los 100 partidos jugados en el club (cifra a la que un extranjero no llegaba hace bastante tiempo), sino que despejó todos los titubeos de la hinchada y la prensa y demostró que su compromiso con el equipo está por encima de cualquier situación.

Al final, Román acumuló 1446 minutos disputados en cancha a lo largo de 17 partidos jugados, todos como titular siendo sustituido solamente contra Jaguares por lesión a los seis minutos de iniciado el compromiso, de resto disputó los 90 minutos en todos los compromisos, de los siete partidos que no disputó todos fueron por lesión, suspensión o convocatoria con su selección lo que demuestra su importancia e influencia al interior del equipo.

Por si fuera poco, Román tuvo su semestre más goleador desde que juega en Millonarios, convirtiendo tres goles a lo largo del torneo (todos de cabeza) lo que demuestra que también es muy fuerte en el juego aéreo, aunque recibió cinco amarillas, siendo uno de los cinco jugadores más amonestados del equipo.

Román es un ídolo para buena parte de la hinchada del equipo y él se comporta como tal, algunas versiones con poca fuerza indican que su futuro inmediato está en el aire pero esto no se ha confirmado, sin embargo no sobra olvidar que el vínculo del central panameño con el club finaliza en diciembre de este año, por lo que si no es ahora, muy probablemente al final del semestre próximo a iniciar Román cambiara de aires, por tanto lo que ahora resta es disfrutar de su seguridad y fortaleza en el torneo que iniciará en unas semanas, tal como lo hemos hecho en los tres años que ha defendido la camiseta del equipo más grande del país.

Competición Partidos Minutos Goles Asistencias Amarillas Rojas
Liga Águila 17 1446 3 0 5 0
VAVEL Logo