Luis Delgado, cinco años protegiendo el arco 'embajador'
Foto: Vavel

Lucho, llego al club embajador en el año del 2010, procedente del Real Cartagena. Fue llamado a Millonarios como arquero suplente, pero la suerte desde el inicio jugó a su favor en el club. Debido a mala actuación del arquero principal Juan Obelar, Delgado se ganó la titularidad con el equipo capitalino, demostrando su gran condición para defender el arco embajador, ganándose el cariño de los hinchas azules.

Tras la no renovación del contrato en Millonarios, Luis Delgado se va del equipo dejando una huella imborrable. Fueron cinco años en los que Lucho se entregó en cuerpo y alma al club. Aunque en algunas temporadas no fue titular, las veces en que se paraba en el arco, él era el ángel embajador, como lo fue en su última actuación con Millonarios frente al Cali.

Delgado disputó 266 partidos, anoto 4 goles y lo más importante, estuvo con Millonarios en los momentos más críticos. Cuando el club estuvo a punto del descenso, Luis en su entrega y amor por el equipo, supo darle cara a esas situaciones críticas que pasó el club capitalino.

Luis Delgado se va de Millonarios por la puerta grande, estuvo en los buenos, malos y en el mejor momento del club embajador. En Aquel 16 de diciembre del 2012, donde Millonarios después de 24 años sin ser campeón, volvió a poner la tan anhelada decimocuarta estrella, Lucho con propiedad y carácter cobro el último penal del equipo azul, y atajó el penal que sería decisivo para la victoria contúndete de Millonarios frente a Independiente Medellin.

Hoy se va un héroe dentro y fuera de la cancha, pues así lo demostró al apoyar a su esposa en el proceso de cáncer, dedicándoles el triunfo a todas las mujeres con cáncer de seno en Colombia, y al entregarse como un guerrero siempre en el arco embajador. Palabras de agradecimiento sobran por parte de la hinchada, pues la huella que deja Delgado no será borrada.

 Palabras de Luis Delgado

"Hoy definitivamente se cierra mi ciclo con @millosfcoficial, el comité deportivo no decidió renovar. Doy gracias a Dios por permitirme haber pertenecido a esta gran familia, a este gran club y a toda esta gran hinchada que se merece cada día lo mejor, un poco triste pero contento de regalar alegrías a millones. Dios los bendiga a todos y abrazos. Mi futuro se definirá en los próximos días con unas buenas opciones que existen tanto locales, como fuera del país. Agradecido totalmente".

VAVEL Logo