Millonarios, Liga Águila 2015-I: Mejor repunte luego de altibajos
Millonarios, Liga Águila 2015-I: Mejor repunte luego de altibajos. Foto: Millonarios.

Triunfos, invictos locales, caídas, dudas, reafirmación, ganas, clasificación y goles. Así se puede definir la temporada de Millonarios en esta Liga Águila 2015-I, pues pese a no haber logrado el objetivo que era lo principal, el equipo se desempeñó de una mejor manera a lo que fue el remate del semestre anterior, al cual no se llegó ni a cuadrangulares.

Comienzo de ensueño

Sin muchas bajas pero con muchas novedades, Millonarios volvió al ruedo en la Liga Águila, con los ánimos de dejar atrás una campaña para el olvido de toda la hichada embajadora. Con las llegadas de Nicolás Vikonis, Déiver Machado, Carlos Ramírez, Kevin Rendón, David Silva, Federico Insúa y Maximiliano Núñez, sumados a los demás jugadores del club y a los juveniles, el club azul tuvo un comienzo de ensueño en el torneo.

Con contundentes victorias en casa sobre Patriotas (2-0), Cúcuta Deportivo (3-0) y Cortuluá (4-1), Millonarios tenía uno de sus mejores arranques en las últimas temporadas, que lo llevaron a posesionarse entre los primeros de la tabla, pese a tener algunos encuentros aplazados.

Millonarios venció 3-0 al Cúcuta Deportivo con goles de Reina, Insúa y Uribe.

El capitán azul, de relevo

Mayer Candelo es uno de los referentes del club azul en los últimos tiempos. Era habitual titular y además, era el encargado de dirigir la orquesta en el campo de juego, siendo el capitán del equipo. Con la llegada del argentino Federico Insúa, el estratega Ricardo Lunari decidió dejar como relevo a Candelo, ingresándolo a jugar sobre 30 minutos finales, y solo en un partido, el argentino y el caleño, jugaron juntos. Con esto, el nuevo capitán azul fue el panameño Román Torres.

Mayer Candelo ingresaba a reemplazar a Insúa cerca de una hora del juego.

Salidas del fortín con duras derrotas

Luego de su gran comienzo, Millonarios debió salir del Campín para visitar al Deportes Tolima y al Deportivo Cali. En ambos partidos no sumaron punto alguno y se llevaron una diferencia de gol de cinco goles en ambos juegos.

Desde el anterior semestre con Lunari, se mostró a un Millonarios muy vulnerable cuando salía de casa, y desde entonces, todo era duda para sus visitas en Liga. Para este semestre se esperó que las cosas cambiaran, pero con estos resultados, fueron pocas las ilusiones.

Posteriormente lograron un empate sin goles ante Águilas Doradas en Pereira, donde el club mostró una mejor solidez defensiva pero con alguna carencia de creación ofensiva.

Altibajos a media tabla

De nada sirvió comenzar bien para caer estrepitosamente en juegos siguientes. Sobre mitad del calendario, Millonarios entró en algo como una crisis de resultados. Empató en casa ante Equidad y en el clásico capitalino, donde los azules no iban a favor, lograron un empate mostrando buen fútbol a falta de definición. Seguido, nuevamente una salida. Esta vez para enfrentar al Junior, que venció 2-0 en la calurosa tarde del Metropolitano.

Millonarios falló al momento de definir en el clásico capitalino 280 por Liga. Resultado: 0-0.

Tres días después volvió a ganar, ante Pasto 5-1 en casa, ocho días más tarde ante Boyacá Chicó 3-1, ante Once Caldas 1-2, pero en la fecha siguiente, cayó ante un bajo Uniautónoma 2-1 en Barranquilla.

El manejo del XI

Millonarios no atravesaba un buen momento en materia de resultados. Encajó duras derrotas y llegó el partido que fue el de quiebre en el semestre. Los embajadores vapuleraron 5-1 a un débil Deportivo Pasto gracias a las antoaciones de Mayer Candelo, Fernando Uribe, David Silva, Gabriel Díaz y Luis Mosquera.

Me sentía mal viendo jugar a Millonarios. Decidí que si me voy a ir, me voy por plantear el fútbol que me gusta

Luego de esta victoria, en rueda de prensa, el estratega argentino Ricardo Lunari, aseguró que de ahora en adelante, se jugaría la de él, como a él le gusta que sus equipos jueguen al fútbol: de manera ofensiva. Y así fue. Poco a poco se mostraban los resultados con mayor cantidad de goles a favor. Me sentía traicionándome a mí mismo por como paraba el equipo. Esta noche se me aclararon las ideas y gane o pierda, lo haré de esta manera. Si algún día me voy, que sea por intentar de buscar el arco del frente y no por defendernos, ratificó.

Con el pasar de los encuentros, Lunari modificó el XI para encontrar el equilibrio.

Las variantes fructíferas

A la hora del plantear el XI inicial, es complicado alinear cuatro extranjeros en cancha, pues el reglamento de la DIMAYOR solo permite tres jugadores y uno en el banco. Por eso, y con el cupo de extranejeros en cancha ocupados por Nicolás Vikonis y Román Torres, que eran intocables, y Federico Insúa, quien salía, Maximiliano Núñez se vio relegado a entrar para rematar encuentros.

Precisamente esa variante le dio muchos frutos a Millonarios. Lunari escogía al argentino para que solucionara los problemas en ofensiva y así fuera el revulsivo ideal para el apoyo en ataque. Núñez supo aprovechar los 469 minutos que estuvo en cancha para aportar dos goles y cinco asistencias.

Por otra parte, Mayer Candelo era otro de los escogidos para ingresar en los remates del encuentro. Con él en el campo se encontraba la claridad y manejo que quizá, con Insúa no se tiene en el terreno de juego. Tanto Maximiliano como Mayer, fueron decisivos al momento de ingresar.

Maximiliano Núñez fue una de las variantes usadas por Lunari que funcionó al ingresar al campo.

Remate del todos contra todos ante pesos pesados

Desde comienzo de temporada, al momento de sortearse las fechas del todos contra todos de la Liga Águila, comenzó cierto tipo de ansiedad en la hinchada embajadora al saber que sobre las fechas 18, 19 y 20, tendrían duelos clásicos ante grandes equipos: Atlético Nacional, Deportivo Independiente Medellín y clásico capitalino ante Santa Fe como visitante.

La hora llegó. Los jugadores de Millonarios llegaban motivados al encuentro luego de haber sacado buenos resultados en fechas anteriores y sabían lo que se jugaban en casa. Primero Nacional. Los azules pusieron el juego y el dominio pero les faltó ese último toque para definir. Resultado 0-0.

Paso a seguir: Medellín. Nuevamente buen ambiente. La gente sabía la importancia del juego y se unió en grandes masas al equipo en el estadio. Muy temprano, Román abrió el marcador y los azules festejaron. Llegó el empate y la desesperación. Luego con ganas y jerarquía, Maximiliano Núñez y Rafael Robayo decretaron la victoria embajadora.

Rafael Robayo elude a Anthony Silva, portero del DIM, y posteriormente anota uno de los mejores goles del semestre.

Eliminar al rival de patio

Motivados. Así para este encuentro llegaron los jugadores. Sabían que de este partido dependía la clasicación a siguiente ronda. Se comenzó mal. Gol antes de los 45 primeros del elenco rival. Con eso, clasificaba el azul por una serie de resultados alternos, pero todo cambió.

De un momento a otro, para el segundo tiempo, comenzaron los resultados negativos para Millonarios y llegó el momento en que se encontraba fuera de los ocho mejores. Rápidamente un gol de Fernando Uribe mantuvo las esperanzas y luego un cabezazo de Román Torres aseguró el cupo. Rafael Robayo ratificó la confianza y el paso a cuartos de final, para así, dejar el marcador 1-3, y, eliminar al rival de patio con su gente de local...

Festejo del gol de Román Torres para el 1-2 ante Santa Fe.

Cuatro goles a la mejor defensa del torneo

Luego de la reafirmación, ganas, clasificación y goles, llegaba el siguiente reto duro para Millonarios: recibía en El Campín a la mejor defensa del torneo, la de Envigado. Aquel equipo revelación del semestre que se metió en siguiente ronda en su mayoría con jugadores jóvenes.

Antes del cuarto de hora del juego, el Pocho Insúa abrió el marcador de tiro libre. Luego tuvieron que pasar 63 minutos para que Fernando Uribe se inspirara y anotara su segundo hattrick con Millonarios.

En el partido de vuelta, Millonarios cayó 3-2, perdiendo así el mayor invicto que ha tenido la era de Lunari pero clasificándose a las semifinales de la Liga Águila.

Celebración de Federico Insúa tras el primer gol ante Envigado por cuartos de final.

Último paso, fallido

Último paso para llegar a la gran final y de nuevo, un reto complicado. Millonarios comenzaba la serie de semifinales ante el Deportivo Cali en El Campín, para finalizar en el Palmaseca. Fernando Uribe adelantó los azules desde el punto penal, pero los azucareros lograron remontar el juego.

Cerca de los minutos finales y con los cambios efectuados, Maximiliano Núñez centró y Fernando Uribe empató de cabeza. Ya sobre la hora, Mayer Candelo sacó un gran remate de zurda, esa, la mágica, para decretar la victoria en el primer encuentro y así cerrar un invicto de partidos en casa. Un poco más de confianza pero sin tranquilidad total para el partido de vuelta.

Días después, Cali venció 1-0 en una noche donde a Millonarios no le quisieron entrar las posibilidades de gol y terminó cayendo en penales, despidiéndose de la final de la Liga Águila 2015-I, ante el que, después, fue el campeón.

Mayer Candelo festeja el 3-2 ante el Deportivo Cali en el partido de ida.

Con ganas y sentimiento

Este semestre, los jugadores de Millonarios se caracterizaron por jugar con ganas y sentimiento. Ese factor en el que Ricardo Lunari tuvo que ver para motivar a los jugadores que ingresaran al campo para darlo todo.

Cada pelota se luchaba, cada gol se festejaba con el alma. Cuando el resultado no favorecía al club, salía a la vista ese plus anímico para poder revertir la sutuación y mantener las alegrías de los hinchas intactas.

Tras la eliminación, cuenta alguien cercano al club que los jugadores quedaron desmotivados, muchos llorando y sin ganas de hablar con la gente. De verdad, sintieron el club...

Invictos en El Campín

En esta primera edición de la Liga Águila, Millonarios logró salir invicto del Campín. Cuando jugó allí, nunca cayó. Fueron 12 los encuentros disputados en el fortín, en los cuales triunfó en nueve oportunidades y empató en las otras tres.

Los jugadores hicieron respetar su casa, valer su condición de localía para sacar triunfos importantes en este primer semestre.

En este semestre, Millonarios no cayó en los 12 encuentros que disputó en El Campín.

Poderío ofensivo

Algo más para destacar en esta temporada de Millonarios fue el poderío ofensivo que tuvo. En los 24 encuentros que disputó en esta Liga Águila 2015-I, los embajadores anotaron 45 goles, repartidos entre defensas, volantes y delanteros. Este ha sido uno de los semestres más goleadores del equipo en los últimos tiempos.

Millonarios fue el segundo equipo más goleador de la Liga con 45 tantos, detrás del campeón.

Un nuevo goleador azul

Un nuevo goleador sale de las toldas azules. Esta vez, Fernando Uribe se consagró como el máximo artillero de la Liga Águila 2015-I luego de anotar en 15 oportunidades, superando por dos a su más cercano perseguidor, Harold Preciado del Deportivo Cali, quien anotó 13 goles.

Recordemos que el más reciente goleador de Millonarios en los torneos cortos había sido Dayro Moreno, quien en 2014-I marcó en 13 oportunidades y se quedó con el botín.

Fernando Uribe fue el artillero de la Liga Águila 2015-I tras anotar 15 goles.

La hinchada fue fundamental

El acompañamiento de la hinchada embajadora en este primer semestre fue fundamental para el club. Con el apoyo de la gente, Millonarios aseguró el invicto en El Campín; y no solo en Bogotá, sino en las demás ciudades donde jugaba el club.

En este semestre, Millonarios llevó al estadio una media de de 21.026 asistentes por partido, y en la temporada 252.315 personas en los 12 encuentros jugados en casa, ubicándose en la cuarta casilla con mayores asistencias de la Liga Águila 2015-I.

La hinchada fue fundamental en los encuentros de Millonarios en El Campín.

Estadísticas de Millonarios en la Liga Águila 2015-I

- PJ PG PE PP GF GC DG TA TR Pts.
LOCAL 12 9 3 0 31 8 23 29 0 30
VISITANTE 12 2 4 6 14 21 -7 35 4 10
TOTAL 24 11 7 6 45 29 16 64 4 40

Toca encima de cada foto para acceder al resumen del jugador

Reportajes

Cada temporada Millonarios deja ciertos datos, análisis, notas curiosas que quedarán para el recuerdo y acá, les dejamos algunas de este primer semestre, que ya quedó atrás, para enfocarnos en el remate del año.

La azul tiene nueva cara

Millonarios lanza reloj oficial de la marca Bomberg

¡Qué bueno que volviste, Millonarios!

¿Cómo les fue a los refuerzos en su debut con Millonarios?

¿A Millonarios le hace falta un delantero?

Román Torres: goleada y 100 partidos jugados

Aporte embajador para la sub-17

Tres puntos fuera de casa: cumplido

No se necesita un hincha, se necesita un técnico

Rafael Robayo y sus 31 azules años

Millonarios volvió a sacar su arco en cero

Millonarios y las tres finales que quedan

Millonarios tendrá nueva finca

Román Torres regresó con gol

Resurgí de mis propias cenizas

Mario González se recuperó de una leucemia y volvió a entrenar con Millonarios

Fernando Uribe volvió al gol

Fernando Uribe: oportunismo y coraje al servicio del gol

Fernando Uribe: el jugador que más suma gritos de gol

Cayó el invicto de Lunari

Ricardo Lunari continuará dirgiendo a Millonarios

Luis Delgado, cinco años protegiendo el arco embajador

VAVEL Logo