La Panamá de 'Bolillo' Gómez cayó en una semifinal polémica

La Panamá de 'Bolillo' Gómez cayó en una semifinal polémica

Con un expulsado y un penal inexistente que cambió el juego, el cuadro ´canalero' perdió el pase a la final de la Copa Oro ante los mexicanos. Los panameños se verán con Estados Unidos el sábado para disputar el tercer puesto.

diego-ariza-romero
Diego F. Ariza

Panamá, dirigida por el colombiano Hernán Darío Gómez, perdió hace poco contra México por 1-2 en el Georgia Dome de la ciudad de Atlanta en la semifinal de la Copa Oro 2015.

Un partido catalogado por la prensa mundial como "de los más polémicos y escandalosos de los últimos años", fue el que se vivió entre canaleros y manitos donde los graves errores arbitrales fallaron en contra de los centroamericanos que estuvieron a punto de abandonar el campo.

La mala noche panameña comenzó con una discutida acción en el primer tiempo con una expulsión a Luis Tejada por falta sobre Francisco Rodríguez ya que en medio de una lucha por un balón elevado abrió la mano que golpeó sin intención al defensor, y desde ahí los dirigidos por Bolillo Gómez comenzaron a sentirse presionados y con enojo hacia el juez norteamericano Mark Geiger.

En la segunda parte los panameños dejaron a un lado su ferreo sistema defensivo para buscar en ataque el gol de la ventaja, y así fue como apareció el capitán, y posterior figura del juego, Román Torres, para cabecear el balón tras un tiro de esquina de Erick Davis y poner a delirar a la afición centroamericanos que se ilusionaban con regresar a la final.

Desde ahí fue un juego manejado de la mejor manera por Panamá que defendía con todo su equipo el marcador a favor, haciendo ver mal a las estrellas mexicanas, quienes no podían romper el cerrojo que colocó Bolillo Gómez.

Justo cuando todo estaba consumado para la victoria panameña al 88', se produjo la jugada del escándalo: Torres alcanza a rechazar un balón que peleó en el área con Carlos Esquivel, y en el forcejeo el defensor cayó al suelo donde el balón tocó su antebrazo, lo que el árbitro, junto con su asistente de linea, vio como pena máxima a favor de México.

Esa infortunada y erronea decisión de Mark Geiger provocó la furia no solo del cuerpo técnico y de los suplentes sino de los que estaban en cancha, al punto de amenzar con abandonar el campo en ese momento, liderados por su capitán, debido a que no encontraban garantías para seguir jugando. Los jugadores del Tri trataron de convencerlos para que no se retiraran, junto con el entrenador Miguel Herrera conversando con Torres, y finalmente los canaleros aceptaron resignados y disgustados seguir en el campo de juego para ver el posterior gol de Guardado y el final del tiempo reglamentario.

En los tiempos extras las cosas se fueron equilibrando hasta el minuto 102 cuando Javier Orozco tropezó desde atras con el pie de Harold Cummings en el área, lo que el juez marcó como penal para México y la anotación de Andrés Guardado venciendo una vez más a Jaime Penedo.

En los últimos minutos el partido pareció más hacia el lado de los manitos pero no por su buen juego sino por la resignación de los canaleros que se vieron derrotados por las injustas decisiones arbitrales que los afectaron profúndamente.

Al final del juego, todos los jugadores y cuerpo técnico se fueron hacia el juez central a reclamarle y protestar por quitarles una justa victoria, y éste tuvo que ser escoltado hacia la salida por policías y personal de seguridad del estadio al ver que los panameños salieron corriendo tras de él.

De esta manera, Panamá revivirá la fina de la pasada versión enfrentando a Estados Unidos, quien cayó sorpresívamente horas antes por 1-2, el sábado en el PPL Park de Filadelfia, mientras que México jugará la final contra la sorprendente Jamaica en el Lincoln Financial Field el domingo.

Como premio de consolación, el repechaje a la Copa América Centenario

Panamá quedó clasificada a la repesca de la CONCACAF que dará los dos últimos cupos a la Copa América Centenario de 2016, una edición especial con 16 equipos que se celebrará en Estados Unidos.

A los 10 equipos de Sudamérica, junto con Estados Unidos (Anfitrión), México (Invitado), Costa Rica (Campeón Copa Centroamericana) y Jamaica (Campeón Copa del Caribe), se les unirán otro par que se decidirán entre las cuatro mejores selecciones de esta Copa Oro que fueron Panamá, Trinidad y Tobago, Cuba y Haití.

Los panameños se verán con los cubanos, mientras que la escuadra trinitaria jugará ante los haitianos.

Los partidos serán en campo neutral, probáblemente en Estados Unidos al ser el anfitrión de la competición, en septiembre con fechas por confirmar.

VAVEL Logo
CHAT