La cuarta alegría al hilo y directo a los ocho
Foto: GolCaracol

La cuarta victoria consecutiva para Deportes Quindío cayó en la hermosa noche de Armenia. El Estadio Centenario, fue testigo del 2-1 entre Quindío y Unión Magdalena. Los goles de la alegría cafeterá fueron obra de Wilson Carpintero y Deiner Quiñones, mientras que Carlos Peralta descontó para el visitante.

Del encuentro solo se puede hablar de la segunda parte, ya que los primeros 45 minutos fueron de pocas emociones, por no decir nulas, donde ambos oncenos impusieron un juego muy parejo y de pocos espacios, el cual se cerró con un opaco 0-0 en el placar.

Para el complemento, las emociones llegaron con aroma a café. Los muchachos de Miguel Prince salieron con una disposición diferente a encarar la segunda parte y eso se vio reflejado en el trotar de los minutos donde el local fue netamente superior y siempre apuntaba contra el área rival.

Tal superioridad se pudo concretar con el primer grito sagrado de la noche. Minuto 67, cobro de falta por el costado izquierdo, centro al área y el eterno goleador, Wilson Carpintero, marcaba de testa la merecida ventaja para los cuyabros, que toda la noche lucharon por ese gol que los metiera entre los ‘8’.

Ya con la ventaja, el local se asentó en el campo de juego y la defensa visitante concedía más espacios para atacar y eso lo aprovecharía Denier Quiñones, que con sus característicos enganches y velocidad sumaría al minuto 73 el 2-0 al marcador que le daría la tranquilidad de los tres puntos a Quindío.

El tramo final del partido trajo consigo un grito sagrado más. Carlos Peralta, se encargó del descuento de Unión al 88’. Un gol que puso algo de emoción a un resultado que ya estaba sentenciado a favor de los locales que se meten al grupo de los ocho sacando al bananero, que ahora se sitúa en la novena posición

VAVEL Logo