Con algunas dudas, Atlético Bucaramanga derrotó 3-1 a Universitario de Popayán
Foto: Vanguardia Liberal

Primer tiempo confuso

Desde que el árbitro central Mario Herrera, del Meta, dio la orden para comenzar el compromiso, Atlético Bucaramanga intentó poner condiciones en el gramado sintético del estadio ‘Alfonso López’, pero en esta ocasión todo fue diferente, el técnico José Manuel ‘Willy’ Rodríguez puso una nómina mixta que le costó adueñarse del esférico, por momentos ser profundo, crear ideas y finalizarlas. Por su parte, Universitario de Popayán, intentó recuperar el esférico rápido, pero cayó en el juego agresivo y en más de una ocasión cometió faltas, pero cuando atacó de manera colectiva y ordenada, lo hizo bien y complicó a la defensa del equipo ‘leopardo’.

Así fue la mayoría del primer tiempo, el onceno local intentó llegar con peligro por todos los medios -pelotazo, balón al piso y cambios de frente-, pero no fue claro como en otros compromisos, le faltó ese hombre diferente que se echara el equipo al hombro, que fuera profundo, que le diera pausa y ese pase final. Así mismo, el onceno de Popayán no ofreció mucho, prácticamente tuvo dos opciones en el primer tiempo, un desborde de Laycer Chaverra y el gol de Johan Gómez, el resto fue más ganas que fútbol, más juego violento que recuperación lícita y sin una buena finalización el área rival.

De esta manera transcurrió la mayoría del primer tiempo, Bucaramanga intentando crear peligro sin claridad en la zona de gestación, mientras que Universitario cortó mucho el juego, le faltó ser más colectivo y más profundo.

Hasta que llegaría la primera diana del compromiso a favor del equipo visitante en el minuto 42 del primer tiempo.

Luego de una confusión en área que comenzó con un intentó de Danny Cano de querer salir jugando con balón dominado, los ‘patojos’ recuperaron rápido el esférico, y en una jugada rápida de Juan Deusa con Johan Gómez, complicaron a la defensa de Bucaramanga, a tal punto que James Aguirre salió a achicar el esférico, pero lamentablemente el rebote le quedó a Johan Gómez, quien solamente tuvo que empujarla de cabeza ante la presencia de Jarol Martínez, jugador que dudo dos veces en rechazar el balón y cuando reaccionó ya era tarde, el esférico le había pasado por encima de su frente.

Conclusión: Primer tiempo aburrido para los espectadores, pues ambos equipos no hicieron mayor esfuerzo por conseguir gol en el área rival. Atlético Bucaramanga quiso, pero le faltó juego y decisión; Universitario se dedicó a cortar el juego de su rival y el esférico le fue escaso durante este episodio.

Segundo tiempo real y contundente

Luego de lo que se pudo ver en el primer tiempo por parte de ambos equipos, poco fútbol, mucha fricción y escasas ideas de ataque.

Atlético Bucaramanga salió otra mentalidad, un equipo más compacto, con mayor creación de ideas para los delanteros y más sólido en la recuperación. Continuando con lo anterior, Universitario de Popayán, se tranquilizó mucho en el terreno de juego, se confió del gol que tenía en el marcador, no lo supo administrar y eso conllevo a que su rival le convirtiera tres tantos.

No iban ni trescientos segundos de la segunda parte, cuando el onceno ‘auriverde’ encontraría el empate en el marcador con un cabezazo certero de Luis Payares. Stewar García cobró una falta desde el costado izquierdo, Payares saltó más que el jugador que lo marcaba, peinó el esférico, Granados se estiró, pero no pudo impedir el empate.

Sin duda el gol en el marcador fue un revitalizador para Bucaramanga, quien adelantó las líneas en el terreno de juego, agilizó la recuperación, fue más inteligente en la zona de volantes creativos y se adueñó de la posesión del esférico. Daniel Cataño comenzó a encontrar espacios en campo ajeno y con el paso del tiempo los fue aprovechando.

Los ‘Próceres y Sabios de Popayán’ se quedaron en el compromiso, no asimilaron el empate en el marcador y se confundieron en más de una ocasión, creando ideas y defendiendo. No hubo un jugador que hablara, que liderara en el partido y eso influyó mucho en el juego.

El marcador iba empatado, hasta que aparecería de nuevo Daniel Cataño con una jugada individual por el costado derecho, pero esta vez encontró sin marca a Jaime Sierra, quien supo saltar y acomodar el esférico de un cabezazo al costado derecho del arquero Elkin Granados.

Con la victoria parcial, el ‘leopardo’ comenzó a elaborar un juego inteligente, transportando el esférico por todas las zonas del terreno de juego, queriéndole dar trámite al compromiso. Los universitarios no le encontraron la vuelta al estilo de juego que estaba haciendo su rival, cayeron en la desesperación y no encontraron una idea óptima para buscar el empate en el marcador.

Bucaramanga siguió con la misma idea de darle trámite al partido hasta el minuto 37 del segundo tiempo. En otras ocasiones Daniel Cataño se había tomado confianza para rematar desde larga distancia, hasta que le encontraría rédito a su pegada. Remató con mucha potencia, pero poca ubicación, el balón le hizo un extraño a Granados y se le pasó, dejando que Bucaramanga obtuviera el tercer gol en el compromiso.

Conclusión: Atlético Bucaramanga le contró la forma al partido en el segundo tiempo, recordó como debía jugar y termino obteniendo la victoria. Universitario de Popayán no supo administrar el gol de la ventaja, dio facilidades en la zaga defensiva y terminó confundido en el compromiso. 

Con esta victoria, Atlético Bucaramanga llegó 31 compromisos disputados, de los cuales ganó 21, empató siete y perdió tres, para 70 unidades; convirtió 55 goles y le hicieron 17 para una diferencia de gol de + 38. Así mismo, Universitario de Popayán disputó 31 partidos, ganó los tres puntos en 11 ocasiones y empató en igual número de compromisos, y perdió en nueve ocasiones, para 44 puntos; hizo 34 dianas pero le anotaron en 30 oportunidades para obtener una diferencia de gol de +4.

El ‘leopardo’ recibirá la visita de Deportivo Pereira en la última fecha, mientras que Los ‘patojos’ jugaran de locales contra Leones de Turbo Antioquía. 

VAVEL Logo